Prometen juegos con Ray Tracing en móviles, ¿realidad o humo?

Durante mucho tiempo se ha intentado vender que los moviles son una gran plataforma para jugar a videojuegos. Ahora ARM, diseñador de arquitecturas principalmente para smartphone, sube la apuesta. Han anunciado su gráfica Immortalis-G715, la cual tiene la misión de llevar la tecnología Ray Tracing a los móviles, algo que parece poco realista.

La tecnología de trazado de rayos o Ray Tracing, fue una apuesta importante de NVIDIA que todos han seguido. Pese a que esta tecnología existe desde hace años, el reto era poder utilizarla en tiempo real. Dicha tecnología requiere una enorme potencia de cómputo, tanto es así, que usarla implica una caída de FPS del 50% o más.

ARM Immortalis-G715, una gráfica que lleva el Ray Tracing a los móviles

Pese a las críticas iniciales, el Ray Tracing en juegos ha llegado para quedarse. AMD lo ha adoptado e incluso está presente en algunos juegos de la PS5 y Xbox Series. Esta tecnología permite efectos visuales más detallistas mediante al cálculo del trazado de los rayos de luz y su interacción con objetos. Algo para lo que se requiere una potencia de cómputo importante.

No por eso sorprende que ARM haya anunciado su GPU Immortalis-G715, que llevará el Ray Tracing a los móviles. Aunque hay muchas lagunas en este anuncio, ya que la compañía apenas ha dado datos al respecto.

Debemos destacar que NVIDIA utiliza DLSS para compensar las perdidas de FPS generadas por el Ray Tracing. AMD por su parte, utiliza la tecnología FSR que es de código abierto y no requiere hardware específico. Intel, por su parte, ha desarrollado XeSS, que es bastante similar a la solución de AMD.

Como es lógico, este anuncio deja una enorme cantidad de dudas, ya que el Ray Tracing es una tecnología pesada. Parece ser que ARM Immortalis sería compatible con Variable Rate Shading (VRS) y Adaptative Performance, pero no es seguro. También podría aprovecharse de AMD FSR, que al ser de código abierto y no requerir hardware dedicado para funcionar.

Demos sin nada de información

ARM ha publicado videos al respecto, pero estos no tienen ningún punto de referencia y no se incluyen contadores de FPS. Debemos tener en cuenta que los gráficos para smartphone no son, ni de lejos, tan ricos como en PC o consolas. Pero, es un interesante indicador que ARM no haya dado datos, lo cual podría indicar un rendimiento pobre.

Los videos, evidentemente, muestran como las imágenes son más ricas con esta tecnología funcionando. Vemos como la iluminación y las sombras hacen que las escenas sean más realistas. Ahora bien, una cosa es una demo y la otra esta tecnología dentro de juegos.

Preferimos ser muy cautos, aunque desde ARM se muestran mucho más confiados: “nuestros socios están listos, el hardware está listo y el ecosistema de desarrolladores está listo”.

Algo bastante interesante es que el hardware específico para el Ray Tracing ocupa solo el 4% del área de la GPU Immortalis. Se menciona que soportara VRS y nuevas tecnologías de ejecución no especificadas.

Tratando de “resucitar” el gaming en smartphone

Immortalis-G715 no se integraría en smartphone hasta principios de 2023. Queda bastante tiempo para que veamos móviles con estas gráficas y podamos ver los primeros benchmark de rendimiento. Pero es mejor que no esperemos gran cosa, ya que jugar en móvil (descontando los típicos juegos casuales) no tiene mucho sentido.

Junto con estas gráficas con Ray Tracing llegarán las Mali-G715 y Mali-G615 que soportaran VRS y nuevas tecnologías de ejecución, pero no Ray Tracing. Destacar que tanto estas dos Mali como Immortalis utilizan la arquitectura Valhalla de cuarta generación.

Lo normal es que en el CES y el MWC de 2023 se dé más información y veamos los primeros smartphones con soporte para esta tecnología. Nosotros te recomendamos que te compres unos guantes de horno, para poder sujetar el smartphone cuando estés jugando con Ray Tracing.