¿Tienes una GPU AMD R300 o inferior? ¡Pues te has quedado sin drivers!

Como si fuese una calcamonía, AMD ha seguido los pasos que dio la semana pasada NVIDIA para con sus tarjetas gráficas Kepler dentro de la serie 700 y acaba de fulminar el soporte a un número de tarjetas gráficas y APU abrumador. Los motivos son escuetos y pueden no convencer a muchos usuarios, sobre todo a aquellos que posean una GPU Fury / R300, ¿qué modelos se quedan fuera de los drivers sin soporte?

f

El lanzamiento de los nuevos drivers Adrenalin 21.6.1 está dejando un camino de cadáveres de la forma más silenciosa posible: no dando soporte a más GPUs como se hacía hasta ahora. Y es que el lanzamiento de FSR ha hecho que AMD mueva a «soporte heredado» a una cantidad de GPUs y APUs con sus iGPU realmente impresionante.

AMD borra de un plumazo 25 series de GPUs y APUs: desde las Fury/R300

amdppaldrivers

Como si no fuese la cosa con ellos y de forma totalmente silenciosa, AMD ha dejado de lado a nada menos que 25 series de productos completas y por lo tanto, los Radeon Adrenalin Software 21.5.2 serán sus últimos drivers disponibles. Por lo tanto, la duda que tendrás ahora mismo es si tu GPU o APU está dentro de la lista, así que vamos a conocerla porque tiene bastante miga:

Soporte AMD GPU APU drivers

Por si no queda claro, AMD borra de un plumazo el soporte para la serie A, Athlon, Sempron, FX y E de APUs tanto de escritorio como para portátiles así como sus respectivas Radeon R2, R3, R4, R5, R6, R7, a lo que hay que sumarle las Radeon R9 Fury y Nano, la serie completa de tarjetas gráficas 300, 200, M400 y M300 y además las series HD 8000 y HD 7000.

Por lo tanto y haciendo recuento, hablamos de GPUs que debutaron en 2011 y que tienen ya 10 años, pero además también hay que tener en cuenta que las R9 Fury y Nano fueron lanzadas en 2015, hace solo 6 años.

Un peligroso precedente: ¿caducidad reducida del soporte para GPUs?

AMD Adrenaline Edition drivers edit

Esto deja un precedente realmente novedoso, y no es más que reducir el soporte de una tarjeta gráfica a solo 6 años por primera vez en la historia de las GPU. La arquitectura Polaris será por lo tanto la que marque la línea del soporte dentro de la serie 400, que al igual que la serie 900 de NVIDIA son las que tienen ahora el agua al cuello por muy sorprendente que parezca.

La diferencia entre NVIDIA y AMD es de tiempo, ya que los primeros informaron con casi 3 meses de antelación de su próximo movimiento, por lo que muchos usuarios pudieron vender sus GPUs y comprar otra de segunda mano o incluso nueva si tuvieron suerte para mantener dicho soporte de drivers actualizado para títulos futuros.

Igualmente, AMD no ha ofrecido razón alguna para dejar de lado estas tarjetas con arquitecturas tan «nuevas» como GCN 3.0, pero a cambio a deslizado otro detalle que cabreará a otros tantos usuarios: se acabó el soporte para Windows 7  de 64 bits en cualquier GPU de la compañía. Por lo tanto, si queremos instalar nuevas versiones de drivers de AMD tendremos que dar el salto al menos a Windows 8, por lo que más bien muchos se pasarían directamente a Windows 10, aunque a este le quede poco tiempo de vida.

Fuente > AMD

2 Comentarios