Cyberpunk 2077 se actualiza en gráficos y ni la NVIDIA RTX 4090 puede con él

Cyberpunk 2077 se actualiza en gráficos y ni la NVIDIA RTX 4090 puede con él

Josep Roca

Hace unos días NVIDIA empezó a hablar del Path Tracing en los juegos, una versión mucho más vistosa visualmente del trazado de rayos, la cual obviamente requiere mucha más potencia. Tanto es así que decidieron mostrar dicha técnica aplicada en una versión de Cyberpunk 2077 Overdrive y que requiere ni más ni menos que una RTX 4090. Pues bien, parece ser que la cosa no es tan bonita como lo pintaban hace una semana.

Tenemos muy claro que hay una serie de funciones que ha mostrado NVIDIA de cara al Path Tracing y que se realizan a través de shaders de computación con CUDA que en la futura RTX 50 de arquitectura Blackwell van a ser integrados en cuanto a hardware como aceleradores de apoyo o como características de los ya existentes. Más que nada para liberar a los núcleos SM del futuro chip de una serie de tareas que por el momento se han presentado más para mostrar la capacidad en fuerza bruta de la RTX 4090 que otra cosa, pero que nos demuestran que a veces es mejor el saber hacer que la fuerza bruta.

Cyberpunk 2077 Overdrive no va ni a 20 frames por segundo

Y no, no estamos hablando de ejecutar el juego en una modesta RTX 3060, sino más bien en una RTX 4090, la tarjeta gráfica para juegos más potente que ha lanzado NVIDIA hasta el momento. Pues bien, pese a su potencia por si sola, no puede ni mover el juego ni a 16 FPS. ¿Y a que se debe ello? Lo que se hace en Cyberpunk 2077 Overdrive es cambiar la parte de la generación de la escena vía Ray Tracing clásico por Path Tracing, pero con un añadido adicional. No solo la iluminación indirecta se genera a través del avanzado algoritmo de trazado de rayos por trayectoria, también la iluminación directa de la escena, dejando a la rasterización un trabajo cada vez más pequeño.

El problema viene por el hecho de que por cada píxel, de media, se realizan 635 intersecciones por rayo, lo cual por si solo ya estresa a los RT Cores, los cuales tienen una tasa fija en lo que a la cantidad de trabajo que pueden hacer por segundo. Juegos como Battlefield V en su modo Ray Tracing tienen una media de 39 intersecciones por rayo. Estamos hablando de un juego que se lanzó al mercado al mismo tiempo que las RTX 20 y hasta el momento hemos tenido que en cada generación dicha unidad duplicaba su capacidad.

Por lo que Cyberpunk 2077 Overdrive requiere para ser mínimamente jugable, el uso del DLSS 3 para conseguir tasas de FPS jugables incluso en una RTX 4090, lo que lo convierte en un experimento. Eso sí, no se puede negar que luce espectacular.

Es demasiado pronto para hablar de Path Tracing en los juegos

Por el momento el Path Tracing no deja de ser algo experimental en videojuegos, pero es bueno que NVIDIA mire al horizonte para ver los desafíos con los que se va a enfrentar a nivel del diseño de hardware. Cómo ocurrió con el Ray Tracing, la mejor solución no vendrá de usar potencia bruta en base de mayor cantidad de núcleos y de velocidad de reloj. El gran salto en ese aspecto lo acaban de tener las RTX 40 al pasar de usar los 8 nm de Samsung a los 4 nm de TSMC. En cambio, el salto a los 3 nm será menor, de ahí que os hablemos del uso de nuevas unidades de apoyo para realizar ciertas tareas en las futuras RTX 50.

¡Sé el primero en comentar!