Windows 11 hace perder rendimiento a tu CPU y GPU, ¿mejor Windows 10?

La salida del nuevo sistema operativo de Microsoft ha traído consigo algo negativo y es que parece ser que Windows 11 afecta al rendimiento de nuestros PC, en algunos casos muy levemente y en otros de forma más exagerada. ¿Cuáles son los motivos para este recorte en velocidad de un PC al instalar el nuevo SO de los de Redmond?

El sistema operativo es el único programa en un PC que realmente se comunica de manera directa con la CPU del mismo. El motivo es que hay una enorme cantidad de procesos de software, o hilos de ejecución de programas, que se han de gestionar, claro está que en el caso de Windows 11 esto ha supuesto una bajada de rendimiento en las CPU debido a cambios internos en varias partes, lo cual sorprende desde el momento que en principio la nueva versión deriva de Windows 10.

Veamos como influencia el nuevo SO de los de Redmond, el cual fue lanzado ayer 5 de octubre, a nuestros PC y por qué ocurre.

Así afecta Windows 11 al rendimiento de nuestros PC

Desde el medio alemán Computer Base han hecho varias pruebas de rendimiento a diferentes procesadores donde han medido el rendimiento de varias CPU, como por ejemplo el AMD Ryzen 9 5950X o el Intel Core i5-11600K, y donde se puede ver como en ambos casos Windows 11 no parece afectar al rendimiento de ambos procesadores en diferentes benchmarks.

Windows 11 rendimiento impacto

En cambio, si miramos procesadores más antiguos como son los series Ryzen 3000 de AMD y la décima generación de procesadores de Intel vemos como hay un recorte de rendimiento mayor. Las causas parecen estar relacionadas con los nuevos mecanismos de seguridad que están siempre activos del sistema operativo, los cuales afectan en menor medida a las generaciones más nuevas de CPU.

¿Por qué el nuevo sistema operativo consume más recursos de nuestro procesador?

Windows HVCI

Los culpables por el recorte en rendimiento son dos características que reciben el nombre de VBS y HVCI. El primero de ellos ya era obligatorio desde la versión 1903 9D de Windows 10 que se lanzó en octubre de 2019, mientras que el segundo hace uso de la virtualización a través de hardware para darle un espacio seguro a características como es el TPM y el Hypervisor-Protected Code Integrity y es este último el que impacta más al rendimiento.

Un elemento que es clave de cara a la seguridad es aislar ciertos procesos del sistema y encapsularlos en un espacio en el que los programas no puedan acceder de manera ilegal. Dado que el método clásico no es del todo seguro y existen formas para forzar que un programa se ejecute en el direccionamiento de memoria del kernel en Microsoft se les ha ocurrido encapsular partes del sistema operativo aparte utilizando la virtualización por hardware para ello.

Claro está, que el HVCI hace uso de funciones que en el ámbito del hardware se encuentran desde las arquitecturas Zen 3 de AMD y Rocket Lake-S de Intel, por lo que si tenéis un procesador anterior a la serie Ryzen 5000 de AMD o de un Core 11 de Intel, entonces vais a ver como el rendimiento de vuestro PC se ve afectado al utilizar Windows 11.

Cómo afecta esto al rendimiento de nuestras GPU y por tanto al gaming

Perdida rendimiento VBS Windows 11

Una de las mayores preocupaciones a la hora de adoptar Windows 11 viene por parte de los aficionados a videojuegos en PC, quienes buscan obtener siempre el mayor rendimiento en sus ordenadores. Y no olvidemos que la CPU es importante dado que se encarga de controlar varios elementos del juego y como es obvio ha de compartir recursos con el sistema operativo y el resto de programas.

El hecho que la reforzada seguridad de Windows 11 tome recursos adicionales del procesador afecta como es natural en el rendimiento de los juegos, no olvidemos que todos los videojuegos son un bucle continuo en el que la CPU actúa al principio y con menos potencia disponible esto se traduce en que cada fotograma dura varios milisegundos adicionales y se ve resentida la tasa de fotogramas.

Hemos de destacar que hay funciones como es DirectStorage que dependiendo de nuestra tarjeta gráfica puede ser una carga adicional al procesador del sistema, por el momento no hay ningún juego que lo aproveche, pero visto como afecta al rendimiento, quizás y de cara para jugar deberías plantearte una actualización si tienes una CPU anterior a un Ryzen 5000 de AMD o un Intel Core 11.