Intel confirma la escasez de procesadores hasta final de año, ¿están subiendo los precios?

Se acerca la época navideña y como tal, los fabricantes de equipos y usuarios particulares ante días como el Black Friday y las fiestas consecutivas están haciendo acopio de procesadores, por un lado, y dinero por el otro. En el primero de estos casos, el de los fabricantes, están aumentando la demanda, donde de momento AMD parece mantener la oferta. En cambio, Intel ha lanzado un comunicado admitiendo que no logrará mantener el suministro de procesadores, al menos hasta 2020, por lo que vuelve la escasez de sus procesadores.

Intel no pasa por su mejor momento, de hecho, lleva ya casi un año en la estacada, donde no levanta cabeza y donde curiosamente sus problemas no parecen dispersarse. En la noche de ayer, Michelle Johnston Holthaus, Vicepresidenta ejecutiva y gerente general del grupo de ventas, marketing y comunicaciones de Intel, hizo llegar una carta abierta a los principales socios de la compañía para dar explicaciones ante el problema que actualmente ya tienen.

Los 1.500 millones de dólares para la expansión de la producción no evitan la escasez

procesadores

Hace algo más de un año Intel ponía toda la carne en el asador para evitar situaciones como las que enfrenta hoy, donde impulsó una inversión de nada menos que 1.500 millones para ampliar sus Fabs y con ello aumentar la producción de procesadores de 14 nm ++.

Un año después y tras romper todas las previsiones tanto propias como de terceros, Intel vuelve al punto de partida, ya que, tal y como asegura Michelle Johnson, no hay suficiente producción para la demanda existente. En dicha carta, Johnson se disculpa por el impacto de los recientes retrasos de los envíos de CPU para PC.

Comunicado-de-Intel-escasez-procesadores-2019

El propósito de dicha carta es informar a sus socios y clientes sobre las acciones e inversiones para mejorar el equilibrio entre la oferta y la demanda que sufre su compañía. El comunicado continúa diciendo que en respuesta a la fuerte demanda continua que ha vivido la compañía, Intel ha invertido niveles récord de Capex para aumentar la capacidad de fabricar obleas de 14 nm, donde al mismo tiempo han aumentado las destinadas a sus nuevos 10 nm.

Además, Intel afirma que están aumentando el uso de fundiciones (se entiende que externas) para permitir la fabricación diferenciada de CPUs Intel. Esta capacidad adicional que ya se produjo en la primera mitad del año, logró que la producción aumentase en dos dígitos, pero por desgracia esto no está siendo suficiente para este final de año.

Reservas limitadas y nulas perspectivas de solucionar el problema

AMD

El comunicado prosigue diciendo que el suministro sigue siendo extremadamente limitado en PC, donde Intel está actualmente operando con reservas de inventario, las cuales ya están limitadas. Esto, lógicamente, los hace vulnerables ante cualquier variabilidad de la producción, no pudiendo absorber el impacto que podría generar, como el que se está viviendo en este trimestre.

Debido a que el impacto y los cronogramas de envío revisados varían, los representantes de Intel están contactando con información adicional y para responder a las preguntas que los socios y clientes de la empresa tengan sobre todo este problema.

Como vemos, el problema es mayor que el que enfrentó la compañía el año pasado por estas fechas, ya que ni tras la ingente inversión ni tras exteriorizar ciertos productos a otras fundiciones son capaces de satisfacer la demanda, y con ello vuelven a la escasez de CPUs.

La pregunta del millón es clara ¿volveremos a las subidas de precio de sus procesadores? ¿está afectando actualmente estos hechos al coste? Bueno, salgamos de dudas:

En lo que respecta a sus procesadores más avanzados y dentro de la 9 generación, los precios se mantienen, sino en mínimos históricos, muy cerca.

Además, no se aprecia falta de disponibilidad en ninguno de los modelos que hemos visto, por lo que es posible que los efectos de dicha demanda desbocada se vean a finales del mes que viene o principios de 2020.