Los Intel Cascade Lake-X superarán los 5 GHz mediante overclock y refrigeración líquida

Parece ser que el último rumor sobre los nuevos procesadores HEDT Intel Cascade Lake-X indicarían que sería excepcionales overclockers. Se ha declarado que, uno de estos modelos es capaz de alcanzar los 5,1 GHz en todos sus núcleos. Esto supondría un incremento del rendimiento general del sistema bastante grande. Lo que unido a la gran bajada de precio con la que saldrían al mercado estos nuevos procesadores de Intel, podría convertirse en una gran baza para la compañía.

Los nuevos Intel Cascade Lake-X son la nueva apuesta del gigante azul, dentro del segmento HEDT. Un segmento en el que la competencia que le hace AMD con sus procesadores Threadripper es bastante intensa. Probablemente, debido a esta competencia tan feroz que recibe, la marca ha sorprendido a propios y a extraños con la rebaja de precios que tienen estos nuevos modelos. Dado que esta marca no es para nada dada a bajar los precios de sus productos, muy mal deben de estar viendo las ventas en Intel para tomar una decisión tan drástica. A pesar que ellos afirman que no le temen a la competencia.

Sin embargo, parece ser que Intel estaría dispuesta a jugar una carta por la que ya no se les suele conocer demasiado: la del overclock. Ahora que los procesadores cada vez están más exprimidos en prestaciones cuando salen de fábrica, el margen que se tiene para el overclock es cada vez menor para los usuarios. Pero un ejecutivo de Intel (Mark Walton, EMEA Technical PR Manager) ha informado que los nuevos procesadores serían capaces de alcanzar altas frecuencias mediante el overclock.

Los Cascade Lake-X necesitarán refrigeración líquida para llegar a los 5,1 GHz

Concretamente, el ejecutivo de Intel se estaba refiriendo a unas pruebas que se habían hecho con un procesador Intel Core i9-10980XE. Este nuevo modelo cuenta con 18 núcleos en su interior, con el Hyper Threading activado. Lo que da un total de 36 hilos paralelos de proceso. Pero tantos hilos también representan un TDP bastante elevado. 165 W en el caso de casi todos los Cascade Lake-X. Por tanto, para realizarle un overclock a este procesador, los usuarios se verán obligados, por necesidad, a usar una refrigeración líquida.

Ese último punto nos podría hacer recordar la presentación de Intel en el Computex hace unos años atrás. Donde mantuvieron un procesador Skylake-X con overclock a 5 GHz. Pero se les olvidó comentar que, para refrigerarlo, era necesario una refrigeración líquida que empleaba un chiller industrial. Que mantenía el agua del circuito cerca de los 0 ºC.

Por lo visto, este no va a ser el caso con los nuevos Cascade Lake-X. El ejecutivo de Intel, ha declarado que el sistema de refrigeración líquida empleado era «de lo más normal». Claro que no ha especificado si se trataría de un sistema a medida o de un AIO.

Por otro lado, también es importante remarcar que los usuarios a los que van destinados estos procesadores, no suelen hacer nunca overclock. Si el overclock es a un nicho de mercado, dentro de lo que es el mercado de escritorio y sus usuarios. En el mercado HEDT, el nicho todavía es más reducido. Y, dado que estos procesadores se suelen usar para trabajar con ellos; y que el overclock es, por definición, algo inestable. Nadie con dos dedos de frente trabajaría en un sistema que es inestable. Y que, en cualquier momento, podría tirar por tierra todo el trabajo de una mañana (o una tarde).