Venden y envían por error las nuevas CPU Core 12 y pasa esto

Dos días, solo dos días después de la presentación oficial de los nuevos procesadores Intel y ya tenemos la primera anécdota sobre ellos. Y es que una famosa tienda online ha metido la pata hasta el fondo, ya que ha vendido previa reserva varias CPU Core 12 y las ha enviado a sus respectivos dueños a pesar de que la fecha de venta oficial es el próximo 4 de noviembre. ¿Qué crees que ha pasado? Pues…

No vamos a entrar en los precios como tal, puesto que ya los sabemos, aunque esas cifras se están viendo incrementadas de una manera impresionante en Europa, puesto que ya estamos por más de 700 euros para el tope de gama de Alder Lake i9-12900K, por ejemplo. Pero esto no es lo importante en esta ocasión, ya que hay usuarios que han tenido el «cash» suficiente para hacerse con uno o varios procesadores y como tal y dado el error en el envío de la CPU que ha tenido Newegg en EE.UU, ya los tiene en su poder.

¿Qué ocurre cuando hay un envío por error de una CPU?

Intel-Core-i9-12900K-e-Intel-Core-i7-12700K-box

Pues algo entre gracioso y lamentable, ya que tres usuarios en el país de la libertad han «sufrido» este problema. Concretamente han sido los internautas Hyphnx, NoveltyNetwork y discovet11 los cuales fueron contactados por la tienda en el momento en el que esta se dio cuenta de su error. Los procesadores ya estaban enviados y en proceso de entrega, por lo que no tuvieron tiempo suficiente para poder parar dicho envío y los procesadores terminaron llegando a estos tres usuarios.

¿Cuál fue la reacción de ambos bandos? Pues lógicamente los nuevos poseedores de los procesadores tuvieron un regalo de Halloween inesperado, así que contentos y felices, pero la tienda entró en modo pánico, puesto que hay NDA por parte de Intel firmado y esto supone romper dicho acuerdo de manera flagrante.

La vergüenza terminó en ridículo

error envío CPU

Dado que los procesadores fueron entregados, Newegg no pudo parar lo inevitable y aun así lo intentó. ¿Cómo? Mediante llamadas telefónicas y notificaciones a los tres usuarios se les instó a «no buscar problemas» y por supuesto, a no publicar ningún tipo de foto de los procesadores hasta la nombrada fecha del 4 de noviembre donde cae el NDA.

¿Qué ocurrió a raíz de esto? Pues lo que cabía esperar. Cuando prohibes algo a alguien instintivamente le estás forzando a que lo haga, y esto fue lo que ocurrió. Las imágenes comenzaron a subirse y a inundar la red con esta curiosa anécdota y la tienda tuvo que aguantarse porque el producto evidentemente ya no es de su propiedad legalmente hablando.

Ni que decir tiene que amenazar o coaccionar al usuario nunca es buena señal ni buena imagen, pero que por un fallo propio se llegue a estos términos… No se podía esperar otra cosa por parte de los usuarios desde luego. Ahora, Newegg tendrá que vérselas con Intel, puesto que lo firmado como es nuestro caso con los productos para análisis tiene un contrato que de romperse podría tener acciones legales por parte del fabricante.