La guerra continúa, EEUU banea a dos grandes fabricantes chinos de CPU

La guerra continúa, EEUU banea a dos grandes fabricantes chinos de CPU

Rodrigo Alonso

El departamento de comercio de EE.UU. ha agregado siete entidades chinas más a su lista negra (DoC), esencialmente prohibiendo que estas empresas y organizaciones obtengan cualquier tecnología desarrollada en EE.UU. Entre estas entidades se encuentran dos importantes fabricantes de CPU: Tianjin Phytium Information Technology y Sunway Microelectronics (o Shenwei Microelectronics), continuando con su guerra comercial particular al país asiático.

La oficina de industria y seguridad del departamento de comercio cree que las siete entidades recientemente agregadas a su lista negra apoyaron la modernización del Ejército Popular de Liberación de China mediante la producción de super ordenadores utilizados con fines militares, el desarrollo de nuevas armas de destrucción masiva y otros esfuerzos desestabilizadores. En particular, se ha incluido en la lista cuatro sitios de super computadoras en China, incluyendo el Centro Nacional de Supercomputación Jinan, el de Shenzhen, el de Wuxi y el de Zhengzhou.

Phytium y Sunway no podrán obtener tecnología extranjera

Además, la lista negra ahora incluye al diseñador de CPUs Phytium, que desarrolla chips para PCs de cliente y servidor basados en ARM y Sunway, que como parte del Centro de Diseño de Circuitos Integrados de Alto Rendimiento de Shangai diseña procesadores para super ordenadores patentados.

Phytium D2000

La inclusión de una entidad en esta lista negra restringe su capacidad para acceder a elementos y tecnologías que forman parte de las Regulaciones de la Administración de Exportaciones (EAR) de EE.UU. Las empresas estadounidenses tienen prohibido exportar, reexportar o transferir artículos sujetos al EAR a entidades de la lista negra sin una licencia especial que estará sujeta a una presunción de denegación, lo que significa que salvo con permiso expreso, no podrán vender nada a estas compañías chinas.

Los CPU y los SoC, incluyendo los de los super ordenadores, están diseñados utilizando la automatización de diseño electrónico (EDA) así como otras herramientas y tecnologías desarrolladas en los EE.UU. Sin acceso a estas herramientas y tecnologías será casi imposible que Phytium o Sunway sigan desarrollando sus procesadores, aunque no está claro si otros fabricantes de semiconductores como SMIC pueden encargarse de la producción de chips para Phytium o Sunway.

Muchos centros de supercomputadoras en China utilizan hoy en día procesadores desarrollados internamente en el país, pero todavía utilizan ciertas tecnologías diseñadas en los EE.UU. y necesitarían solicitar una licencia apropiada para seguir funcionando.

«Las capacidades de supercomputación son vitales para el desarrollo de muchas, quizá casi todas, las armas modernas y sistemas de seguridad nacional, como armas nucleares y armas hipersónicas».- dijo la secretaria de comercio de Estados Unidos, Gina M. Raimondo, en un comunicado. «El departamento de comercio utilizará todo el alcance de sus autoridades para evitar que China aproveche las tecnologías estadounidenses para apoyar estos desestabilizadores esfuerzos de modernización militar».

Anteriormente, el DoC incluyó en la lista negra a Huawei Technologies y su rama de diseño de chips HiSilicon, así como también al fabricante por contrato de chips SMIC por los mismos motivos de apoyo a esfuerzos militares del país.

¿Qué repercusiones tendrá esto en el mercado del hardware internacional?

Realmente, a nivel Europeo que es lo que nos afecta no demasiado; los principales fabricantes de procesadores siguen siendo Intel y AMD, ambos estadounidenses, así que por ahora no hay peligro de falta de suministro o desarrollo de sus tecnologías. Sin embargo, noticias pasadas demostraron que China se estaba poniendo al día en cuanto al desarrollo de CPUs y un ejemplo claro era el procesador Phytium D2000 de arquitectura ARM con el que el fabricante chino pretendía presentar competencia a Intel y AMD incluso en la gama alta de procesadores.

Phytium

Ya en el mes de enero comentábamos que a pesar de que esta compañía clamaba ser independiente, se la había asociado con la Universidad Nacional de Tecnología de Defensa del Ejército Popular de Liberación chino, por lo que era evidente que sus fábricas, todavía desconocidas, se encontrarían dentro del territorio chino y utilizando recursos nacionales y no subcontratando la producción o importando tecnologías.

Al final, esto significa que China tendrá que «apañárselas» con lo que tiene internamente a nivel nacional para seguir desarrollando sus productos, aunque también hay que tener en cuenta que el principal fabricante de máquinas de litografía (ASML) es holandés y no tiene veto alguno para vender sus productos a China.