ASML advierte a EE.UU sobre las restricciones a China: «No servirán»

En un mundo globalizado donde el boicot a una economía puede perjudicar a otras de manera impredecible, no es de extrañar que ASML se haya declarado en contra de la guerra comercial entre China y los EEUU. Y es que al igual que en la Teoría del Caos, un pequeño cambio en el mercado puede tener consecuencias desastrosas.

El veto de los Estados Unidos a la industria de los semiconductores de China tiene como protagonista principal a ASML, cuya maquinaría es necesaria para la manufactura de chips en los nodos más avanzados, los cuales dependen todos de la tecnología EUV, siendo la empresa holandesa la única que fabrica el equipamiento necesario.

ASML habla del sinsentido de la guerra entre China y los EEUU

Guerra China EEUU

En palabras del CEO de ASML, Peter Wennink, los vetos que ha realizado la administración estadounidense a las empresas de semiconductores chinas para comprar su equipamiento son contraproducentes a largo plazo. Los EEUU están en medio de una política de medidas proteccionistas hacía sus empresas de semiconductores.

Creo que los controles de exportación no son la mejor manera de manejar los riesgos económicos si has determinado que existe un riesgo económico.

Si le cierras el acceso a China a la tecnología, esto también le costará al resto de economía una gran cantidad de trabajos y beneficios.

Mientras que le puede llevar un largo tiempo a las empresas de China construir su propio equipamiento y tecnología debido a la falta de acceso a tecnología foránea, eventualmente a las compañías que no sean de China se les cerrara uno de los mercados más grandes.

La política proteccionista de los EEUU no debería extrañarnos, viendo cuál ha sido la política extranjera de lo que es por el momento la nación más poderosa de la tierra. No hay que olvidar que ASML no es una empresa de los Estados Unidos sino de Holanda y desde el punto d vista de ASML puede dar la impresión que más que vetar el trato entre empresas estadounidenses y chinas, lo están haciendo a las empresas europeas.

Aunque China no domina el mercado de la fabricación de semiconductores, que ASML pierda una serie de clientes potenciales es algo que no es bueno para ellos. China creando su propia tecnología para el desarrollo de chips con nodos de fabricación EUV podría dejar a la empresa holandesa fuera del mercado. Ya que China podría no solo equipar sus fundiciones, sino pasar por encima de ellos en los contratos con Samsung y TSMC.

ASML tiene un monopolio en EUV

ASML EUV

No debemos olvidar que ASML es el único fabricante de equipamiento para EUV. Por lo que tanto Samsung, TSMC e incluso Intel han de comprarle equipamiento a los holandeses. Desde el punto de vista de los Estados Unidos existe el peligro que el equipamiento de ASML se copie vía ingeniería inversa, pero también se ha de tener en cuenta que si se les ofrece ese equipamiento no van a tener la necesidad de copiar nada.

Las palabras del CEO de ASML se entienden en el contexto que para sus intereses es mejor venderles ellos la maquinaría, ya que si China se ve forzada a realizar sus propios equipos entonces a medio o largo plazo podrían convertirse en una competencia muy fuerte para ellos, hasta el punto de poder eliminarlos del mercado.

Solo el tiempo nos dirá si las políticas de veto de los EEUU frente a China son las más adecuadas o no. Por el momento no podemos decir que los temores de ASML sean infundados.