Olvídate de las mejoras de Zen 3+ para las APU de AMD: no habrá IC

Las sorpresas que tenía AMD para este Computex 2021 han sido muy aplaudidas por la comunidad. El hecho de que Zen 4 llegue más tarde y se apueste por un modelo de apilamiento vertical sobre la arquitectura existente es una novedad que pasará a los anales de la historia. Pero esta tecnología denominada como 3D V-Cache no llegará a toda la línea de productos, puesto que se acaba de filtrar el roadmap para Notebook por parte de los rojos y no es tan prometedor como el de escritorio. Así será AMD Rembrandt, aka Yellow Carp.

Si los procesadores Ryzen para escritorio y gaming están de máxima actualidad por varios motivos, ahora les toca el turno a las próximas APU de la compañía y su hoja de ruta para, al menos, este año y el que viene. Mucho se ha criticado la no incorporación de la arquitectura RDNA en las APUs que están a punto de salir dentro de la serie 5000, pero es que además, el futuro en este tipo de procesadores no pinta nada bien.

Un cambio de estrategia con nombre en clave Yellow Carp (Rembrandt)

AMD-Notebook-Roadmap

En el día de ayer AMD actualizó el kernel de Linux mediante una serie de librerías para sus productos, donde desveló información sobre su nueva hornada de APUs. Estas nuevas APU llegarán con nombre en clave Yellow Carp y serán las sucesoras de las actuales Cezanne para varios tipos de dispositivos.

Antes de seguir, hay que aclarar que la denominación Yellow Carp como tal es el nombre en clave para la arquitectura Rembrandt que llegará el año que viene, son nombres distintos para un mismo tipo de producto, pero que entraña bastantes novedades.

Como AMD juega al secretismo, usa nombres en clave para intentar desviar la atención o directamente no desvelar sus verdaderos planes. El problema es que al mismo tiempo que se ha detectado Yellow Carp se ha filtrado la hoja de ruta con las arquitecturas y con sus novedades, por lo que en este caso parecen no haber conseguido sus objetivos de distraernos.

RDNA 2 llegará este año a los equipos de bajo consumo y en 2022 para el resto

Si hay algo que ha sido ampliamente criticado en el lanzamiento de Cezanne ha sido precisamente su iGPU. Aunque ya lo sabíamos, la confirmación de AMD de incluir de nuevo y por 4 vez una tarjeta gráfica con arquitectura Vega ha sido para muchos una desilusión.

Esto cambiará este mismo año, al menos como novedad, ya que como sabemos Van Gogh llegará con RDNA 2 en los próximos meses, aunque sea dentro del bajo consumo (9W). La revolución tendrá lugar el año que viene, donde Rembrandt-H y Rembrant-U competirán con Intel por la mejor APU para gaming en portátiles.

Estas nuevas APU necesitarán un nuevo socket FP7, algo necesario para incluir DDR5 y LPDDR5 junto con PCIe 4.0, así que el cambio está al menos justificado. Lo curioso de este asunto es que aunque en la diapositiva se filtra como Zen 3+, Rembrandt no tendrá (según se rumorea, coged sal aquí) caché L3, todo porque en el kernel de Linux no figura como tal, aunque sí la L1 y L2.

Esto evidencia que la 3D V-Cache de AMD no llegaría a esta arquitectura, donde para colmo el número de CUs de la iGPU también podría verse reducido frente a Cezanne de 8 a 6, algo que realmente no cuadra nada si tenemos en cuenta que llegarán, previsiblemente, a 6 nm.

Igualmente solo podemos esperar a nuevas filtraciones para ir viendo hacia donde van a ir las APU, si desaparecen como tal, si los nuevos Zen 4 integran todos iGPU y si AMD va a cambiar la estrategia al más puro estilo Intel.