AMD quiere aumentar la potencia de sus procesadores en un 7% cada año

AMD quiere aumentar la potencia de sus procesadores en un 7% cada año

Rodrigo Alonso

El IPC (Instructions per Cycle) de los procesadores es un término que acuñamos normalmente para medir el rendimiento de un procesador. Con la arquitectura Zen 2 (los nuevos Ryzen 3000), los Threadripper 3000 y los procesadores Epyc Rome, AMD ha logrado aumentar el IPC en un 15% aproximadamente comparado con la arquitectura Zen+ (Ryzen 2000). Ahora la compañía ha dicho que pretenden aumentar esta cifra en un 7% cada año, independientemente de si han lanzado una nueva arquitectura o no.

Ha sido Mark Papermaster, CTO de AMD, quien en una entrevista con nuestros colegas de Anandtech ha realizado dicha afirmación. Según sus palabras, AMD quiere continuar trayendo nuevos procesadores al mercado con una cadencia de entre 12 y 18 meses entre cada lanzamiento, y con ellos quieren traer un incremento de IPC de un 7% o más, algo que convertido a una cadencia de 18 meses (año y medio) sería un incremento del 10,7% intergeneracional.

«Nos dimos cuenta de que la industria está experimentando un aumento de potencia de IPC de un 7% anualmente cuando hablamos de rendimiento single core, y nuestro objetivo es sobrepasar ese incremento en cada nueva generación de productos. Con nuestro último lanzamiento, hemos mejorado esta marca de la industria y sobrepasado las expectativas de todos los usuarios.»

AMD Ryzen 9 3950X

AMD mejora la potencia de sus procesadores en cada generación

Esto es un hecho, y sería absurdo lanzar nuevas generaciones de lo contrario. Un IPC más elevado es sinónimo de mejor rendimiento, pero depende de muchos factores aunque el factor que más influye en éste es el proceso de fabricación y, por encima de todo, la micro arquitectura. Zen 3 se fabricará utilizando un proceso EUV (Extreme Ultra Violet) a 7 nm, y supuestamente ofrecerá un diseño del núcleo completamente renovado. Si AMD quiere seguir aumentando el IPC generación tras generación, tendrán que invertir en unos mejores procesos de fabricación pero también en la arquitectura.

Y precisamente, durante la entrevista Papermaster también tocó este tema, informando de que AMD ya tiene equipos de ingenieros dedicados en exclusiva tanto al desarrollo de Zen 4 como de Zen 5, así como generaciones más distantes todavía (palabras textuales). Esto significa que AMD no está escatimando en tratar de aumentar la potencia de sus procesadores, y de hecho parece que tienen la vista muy puesta en el futuro. Desde luego, entre que AMD sí que ha mejorado notablemente el rendimiento con los procesadores Ryzen y que Intel se encuentra bastante estancada actualmente, parece que el futuro se ve bastante brillante para los de rojo.

Ahora bien, ¿cómo va a hacerlo AMD? Muchos rumores apuntan a que el diseño por formato MCM podría ser el futuro, pero también con los chiplets. En cualquier caso, todo pinta a que la actual infraestructura y diseño de los procesadores quedará anticuada más pronto que tarde, y tanto AMD como Intel deberán ponerse al día para no quedarse en la estacada. Y, según Papermaster, AMD parece que ya está haciendo los deberes.