Así será AMD Curve Optimizer, PBO 2 y undervolting en AGESA 1.1.8.0

Dicen que lo prometido es deuda, y en este caso AMD dejó las expectativas bastante altas con una serie de características que debían llegar en breve a sus procesadores. Hoy la compañía adelanta mucha información acerca de estas características, las cuales ha nombrado como Precision Boost Overdrive 2 (PBO 2), Curve Optimizer y Undervolting, todo incluido dentro de lo que será la nueva versión de AGESA 1.1.8.0, ¿en qué consisten?

La expectación levantada por Robert Hallock con estas nuevas características debe de estar a la altura del hype creado y aunque tendrán ciertas limitaciones parece que AMD va a cumplir con lo dicho.

Funciones exclusivas para los Ryzen 5000, pero no para las placas base

AMD-PBO-2-2

Lo primero que tenemos que tener claro es que de entrada tendremos solo soporte para los Ryzen 5000 y las placas base de la serie 500, algo esperable, pero más tarde esto cambiará para dar soporte a las placas base de la serie 400 y siempre bajo la supervisión y decisión del fabricante.

Esto debería producirse a partir de enero de 2021 mediante una nueva versión de AGESA. En cualquier caso, los Ryzen 3000 e inferiores no tendrán soporte, por lo que solo afecta a los nuevos Ryzen 5000. Sabiendo esto, cuatro serán los apartados clave:

AMD-PBO-2-7

  • Single Thread -> Mejora los beneficios de PBO en tareas livianas.
  • MultiThread -> Preserva todos los beneficios de PBO en nT.
  • Undervolting -> Se introduce el undervolting por core en los Ryzen 5000.
  • Adaptive -> Optimiza la curva de voltaje del procesador.

Como bien sabemos, los procesadores Ryzen tienen una limitación de energía por defecto de 142 vatios, y aunque se puede obviar, para el usuario medio siempre estará activa por seguridad. Esto en procesadores con muchos núcleos puede hacer que los peak de consumo se disparen y esto haga que su frecuencia baje, limitando el rendimiento. Con Curve Optimizer esto no pasará, ya que ahora permite tanto hacer overclocking como undervolt automático, por lo que el procesador debería alcanzar un mayor rendimiento y este será también más amplio conforme más núcleos tenga la CPU por los motivos antes explicados.

Las CPUs variarán su voltaje con PBO 2 en un rango que siempre tenderá a ser más bajo

Lo que AMD intenta conseguir es precisamente lo que otros programas ya logran de manera más arcaica: bajar el umbral de voltaje máximo a un rango más estrecho y menor con PBO 2, de manera que se genere menos consumo, menos temperatura y por lo tanto la frecuencia crezca mediante los algoritmos.

Así, AMD afirma que las cargas en todos los núcleos necesitarán sobre 90 mv menos, mientras que las cargas a un solo núcleo podrían bajar hasta 150 mv. Algo que podremos hacer de forma manual por primera vez mediante overclock o underclock.

¿Qué hay de Ryzen Master? Pues según AMD hasta 2021 no podrá admitir estas características, así que serán todas de forma manual en BIOS si queremos tocar parámetros.

Por otro lado, hay que recordar que estas opciones violan la garantía de sus procesadores y deben ser usadas bajo responsabilidad del usuario. Igualmente recomiendan comenzar bajando los voltajes entre 25 y 50 mV, y de ahí probar hacia abajo, aunque no especifican cómo afecta la bajada dependiendo del número de núcleos que tenga la CPU, así que tendremos que ir con cuidado.