Que no te engañen con el FullHD de una pantalla: 1080i no es 1080p

Que no te engañen con el FullHD de una pantalla: 1080i no es 1080p

Roberto Sole

Es posible que hayas ido a comprar un monitor o una televisión y te hayas encontrado con que es de resolución 1080i. Posiblemente, hayas pensado que es lo mismo que la resolución 1080p. La verdad es que entre estas dos resoluciones existe una diferencia técnica importante que afectará a la calidad de imagen.

Ambas denominaciones tienen la misma cantidad de píxeles, que indican la resolución 1920×1080, pero funcionan diferente. La diferencia entre estas dos denominaciones tiene que ver con los fotogramas que aparecen en pantalla. Normalmente no notaremos la diferencia, pero existe y puede notarse sobre todo en videojuegos competitivos.

Diferencia entre las resoluciones 1080p y 1080i

Reiteramos que para ambas resoluciones tenemos 1080 líneas horizontales y en cada una de estas líneas tenemos 1920 píxeles. Lo que cambia entre ellas es como se actualiza cada frame o imagen que compone un vídeo.

El formato 1080i lo que nos dice es que es una resolución «intercaled«. Lo que nos dice es que se entrelazan las imagenes, que es un modo de exposición de las imagenes o frames. Las imagenes o frames no aparecen de manera completa en la transición entre frames, sino que se «parten». Primero se distribuyen las líneas horizontales impares y en el siguiente cambio se completa con las líneas pares. Normalmente este cambio no se nota, pero en juegos competitivos podría suponer un problema.

Mientras que el formato 1080p, lo que nos dice es que es progresivo. Los frames o imagenes se muestran de manera progresiva, uno tras otro. Esto quiere decir que las líneas pares e impares se despliegan al mismo tiempo.

Pongamos que tenemos un vídeo de resolución 1920×1080 que nos ofrece 60 imagenes por segundo (60 FPS). En el formato 1080p lo que tendremos es que se mostrarán 60 imagenes por segundo. Mientras que, en el formato 1080i se mostrarán 30 imagenes por segundo, la mitad. Se explica en que por cada «barrido» de imagen en el formato 1080i se requieren dos barridos o actualizaciones de imagen, mientras que en 1080p se da solo una vez.

Dentro del formato 1080i tenemos un gran problema y es que es bastante habitual el tearing. Este problema básicamente es que se muestran dos imagenes de manera simultánea, viendo la imagen como si se partiera. Un efecto se suele dar en los videojuegos.

tearing resolución 1080i

Elegir bien para videojuegos

Como comentábamos, el formato 1080p, al cargar una imagen o frame completo, puede ofrecer el doble de imagenes por segundo que en la resolución 1080i. Si bien ocasionalmente es difícil de detectar, en juegos como CS:GO, Fortnite o similares, sí que se puede percibir con mayor facilidad. Son juegos de acción y rápidos, donde la carga en la gráfica es elevada y los defectos en el formato 1080i se notan.

Indicar que el formato 1080i se suele usar en las transmisiones de TDT y los eventos deportivos. El televisor hace la conversión a 1080p y es muy raro detectar estos problemas visuales en la pantalla.

Si vas a comprar un monitor para la resolución 1920×1080, debes verificar que es 1080p y no de formato 1080i. Debemos decir que es extremadamente raro ya ver monitores con este formato, pero se puede ver en monitores baratos, sobre todo, destinados a ofimática o multimedia.

4 Comentarios