¿Tu Raspberry Pi 4 va lenta? Así es cómo lo puedes solucionar

¿Tu Raspberry Pi 4 va lenta? Así es cómo lo puedes solucionar

Josep Roca

Muchos de los usuarios tienen alguna versión del SBC más popular. Lo usan para diversas aplicaciones, sin embargo, todos ellos la tienen con un cuello de botella enorme en cuanto al rendimiento y que tiene que ver con el almacenamiento que utilizan. En especial, sí hablamos de los sistemas pensados para emular consolas de antaño. Es por ello que os vamos a explicar por qué deberías emplear un SSD en tu Raspberry Pi 4.

La idea no es más que usar un SSD SATA, ya sea del tipo M.2 o de 2.5 pulgadas, para ello necesitaremos el uso de un adaptador o caja externos conectada a través del puerto USB 3.0 de la interfaz. No olvidemos que dichas interfaces tienen un ancho de banda de 6 Gbps por segundo y 5 Gbps, en comparación con los 480 Mbps del USB 2.0 que tienen los modelos más antiguos, por lo que solo se puede emplear en las Rasbperry Pi de cuarta generación.

Por esto debes usar un SSD en tu Rasbperry Pi 4

Hemos de partir que la velocidad de una MicroSD en una Pi 4 es de 50 MB/s o 400 Mbps, lo cual palidece frente a los 5000 Mbps o 620 MB/s que otorga el puerto USB 3.0 externo. En él y por limitaciones del formato no nos merece la pena conectar un disco duro convencional, ya que por limitaciones físicas no puede saturar todo el bus. ¿Y cuáles son los resultados? Pues acaban siendo un salto generacional en cuanto a rendimiento, especialmente a la hora de abrir las aplicaciones si usamos una Rasbperry Pi como ordenador, tanto es así que los tiempos se reducen más allá de una orden de magnitud, es decir, hasta 10 veces.

Es más, nosotros recomendamos que uses como unidad de Boot desde donde arranca el sistema operativo el SSD de tu Raspberry Pi. El motivo es que vas a notar un cambio en la velocidad de arranque no solo de las aplicaciones, sino del propio sistema operativo. Si no sabes cómo hacerlo, entonces solo tienes que seguir el tutorial que escribimos al respecto.

Nosotros recomendamos su uso si trabajas con archivos de gran tamaño, es decir, que su tamaño en megas se puede contar en tres cifras. En especial si estás empleando el SBC y su módulo de cámara para grabar vídeo. Ya sea para monitorizar tu impresora 3D o para poder vigilar a tu bebé recién nacido.

Raspberry Pi 4 SSD

¿Qué adaptador puedo usar para ello?

Cualquier adaptador SATA a USB 3.0 se puede usar para ello, pero se ha de tener en cuenta que tenemos dos tipos de conexiones distintas. Por un lado, los que se usan para unidades de bahía convencionales y luego tenemos los que se usan para los M.2. En rendimiento, desde el momento en que ambos usan la misma tecnología para transmitir datos ambas soluciones dan el mismo rendimiento.

Como última recomendación, nosotros no haríamos uso de un adaptador de M.2 PCIe a USB 3.0, no solo por el hecho que es una forma estúpida de perder rendimiento, sino que, además, si son del tipo DRAM-Less perderás aún más rendimiento, dado que la interfaz USB no puede acceder directamente a la RAM como si lo puede hacer el PCI Express.

¡Sé el primero en comentar!