He descubierto Xbox Game Pass en el móvil y no necesito nada más

He descubierto Xbox Game Pass en el móvil y no necesito nada más

José Luis

Xbox Game Pass es la tarifa plana de juegos de Microsoft que, por apenas 13 euros –en su versión Ultimate–, nos granjea la oportunidad de jugar con más de 450 títulos tanto de Pc como de consolas Lanzamientos de mucha calidad que es posible llevar con nosotros gracias al servicio en la nube que nos permite conectarnos sin límite desde donde estemos.

De la teoría a la práctica

El único problema de jugar con Xbox Cloud Gaming en el móvil y, más concretamente, con Xbox Game Pass desde su pantalla táctil es que no todos los juegos están preparados para que los usemos sin un accesorio de control externo. Pero un buen día, así a lo tonto, terminé por hacerme con un GameSir X2 para un móvil Samsung que llevo conmigo y, de repente, todo el ecosistema ideado por Microsoft tomó sentido.

Efectivamente, todos aquellos juegos que no podían funcionar por no estar adaptados al control táctil pasaron a ser jugables y entonces descubrí las infinitas ventajas de ponerme en el bus, el parque o la oficina a la hora de comer con un High on Life, un Atomic Hearth e incluso echar un par de vuelos por los cielos de Alicante con Flight Simulator. Como os cuento en el titular, había pasado de no dar importancia a llevar Xbox Game Pass en el bolsillo a ser una fuente de entretenimiento inagotable.

Así que sí. La clave de todo para que funcionara fue algo tan sencillo como adquirir un gaming controller de esos, que se venden en tiendas como Amazon y de los que hay muchas variantes. Podéis optar por las más básicas pero si queréis la máxima precisión y funcionalidad, seguramente os tengáis que ir a modelos más específicos como los que antes os mencionaba de GameSir, que es uno de los fabricantes más destacados en este terreno.

Razer Kishi.

¿Gaming Controler por USB o Bluetooth?

Si os queréis hacer con uno de estos llamados gaming controller, debéis recordar que existen alternativas de conexión muy distintas: por un lado los inalámbricos que se vinculan con el móvil a través de Bluetooth; y por otro los que llevan directamente conexión USB-C y, en algunos casos, Lightning para los iPhone de Apple. En este último caso, todo depende de la marca de tu dispositivo para elegir entre uno u otro.

Ahora bien, ¿son fiables los modelos Bluetooth? Sobre el papel no lo son tanto como los que se conectan físicamente al teléfono pero también debemos deciros que hemos probado alguno y no hay lugar para dudar de que mientras se mantiene la conexión esta será fiable y precisa. Así que la razón para hacerte con uno de estos no debes buscarla tanto en este detalle como en su versatilidad, la posibilidad de usarlo indistintamente con un smartphone Android o iPhone si utilizas ambos estándares a la vez.

Además, todos estos gaming controller suelen venir con una bolsa de viaje, que no solo evita golpes y los protege, sino que te permitirá echarla en la mochila cuando vas al trabajo o la calle y llevarla contigo a todas partes, que es un poco de lo que se trata cuando queremos exprimir este Xbox Game Pass en movilidad. Así que si estás interesado en conseguir algunos, podemos recomendarte rápidamente tres modelos.

Por un lado el GameSir X2 Pro con conector para USB-C, que es un modelo muy compacto y con un gran acabado y precisión de los botones; por otro el GameSir X2, que es muy fiable y está a un precio excepcional; y por último el Razer Kishi, especialmente pensado para Xbox Game Pass, que también os puede venir de perlas y es el más barato de los tres.

disclaimer
¡Sé el primero en comentar!