¿Sin espacio en tu Xbox Series X|S? Amplíalo con estos discos duros

¿Sin espacio en tu Xbox Series X|S? Amplíalo con estos discos duros

Redacción

El almacenamiento de las nuevas consolas es tan rápido como escaso y muchas veces nos gustaría tener más espacio en nuestras consolas. Es por ello que hemos buscado las mejores unidades de disco duro para Xbox Series. Para que así no tengas que estar descargando los juegos de forma continua desde internet. Veamos, por tanto, cuáles son los mejores HDD y los pros y los contras de usarlos en la nueva consola de Microsoft frente a los más modernos de estado sólido.

Precisamente, esos SSD han sido el cambio más importante en las consolas de nueva generación. Su velocidad de transferencia no solo permite que los juegos carguen mucho más rápido, sino que otorga un enorme potencial de cara a juegos futuros, en concreto de cara al diseño de los mundos y niveles en los que ocurre la acción.

Por desgracia, esta tecnología no es barata de cara a la función principal de una unidad de almacenamiento que es la de almacenar datos y los juegos. A día de hoy, toda esa información no solo ocupa decenas de gigabytes de información, sino que existen juegos que ya han llegado a alcanzar las tres cifras con cantidades que rozan y superan los 150GB. Por lo que se hace necesario una unidad de almacenamiento externa para guardar, al menos, las copias de seguridad de los juegos.

 

No todos los juegos de Xbox Series funcionan desde disco duro

Una de las particularidades que tiene la plataforma de Microsoft es el llamado Smart Delivery. El cual consiste en que cuando introducimos un juego lo que hace el sistema es buscar en el repositorio la versión optimizada del juego para nuestra consola. No todos los juegos tienen mejoras y optimizaciones para las Xbox Series.

Los que las tienen no se pueden ejecutar desde un disco duro externo conectado a través de los puertos USB de la consola. Esto es importante destacarla por el hecho que, si nuestro juego tiene una versión optimizada para Xbox Series, entonces no podrás jugarlo desde una unidad externa, solo desde una unidad conectada al Storage Expansion.

¿Significa esto que no puedo almacenar mis juegos en el disco duro externo? Poder puedes, otra cosa es que puedas jugar desde ellos de forma directa. En todo caso te interesará saber cuáles puedes enviar al disco duro para poder jugar desde el mismo sin problemas, dejando espacio en el SSD y cuáles no. Eso sí, cuando juegues desde el disco duro olvídate de funciones como el Quick Resume que te permite continuar con los juegos desde donde los habías dejado. Por lo que no olvides salvar tus partidas como haces en otras plataformas para no perder tu progreso.

 

¿Cómo identifico los juegos optimizados para Xbox Series?

Es muy sencillo, simplemente sigue los siguientes pasos:

  1. Pulsa el botón Xbox, el cual se encuentra en el centro del mando de control.
  2. Esto abrirá la interfaz de la consola, dirígete a mis juegos y aplicaciones y allí selecciona Ver todo.
  3. En Juegos selecciona optimizados para Xbox Series X| S y te saldrán todos los juegos que si los copias en el disco duro no podrás jugarlos directamente desde el disco duro.

Con el resto sí que podrás hacerlo, pero perderás la velocidad de carga de los juegos y las ventajas que da tener una unidad SSD.

Disco duro externo Xbox series x

 

Un disco duro en Xbox para copias de seguridad

A día de hoy el formato físico está muerto y es una losa, no solamente es incómodo levantarte una y otra vez para sacar el juego de la consola, ponerlo en su caja, buscar el siguiente juego y colocarlo en la ranura de la consola, sino que además si tenemos que volverlo a instalar nos encontramos con que la unidad Blu-ray es muy lenta. Es más, si tenemos conexión a internet lo que hará la consola será ir a buscar el instalable desde la tienda para bajarlo desde internet, por el hecho que es mucho más rápido.

Pero, aunque esté muerta, ofrecer una importante ventaja para los usuarios que quieren tener en propiedad los juegos que compran para jugar siempre que quieran, sin depender que el juego siga en desarrollo o que sea eliminado de la tienda de Xbox (no sería la primera vez que pasa y, a buen seguro, tampoco será la última). Además, si nos pasamos el juego y no queremos interés en conservarlo, podemos venderlo en cualquier tienda de videojuegos o incluso a través de plataformas como Wallapop y recuperar parte del dinero invertido.

Por otro lado, si tenemos una Xbox Series, el comprar cualquier juego desde la tienda digital de la consola, este lo vamos a tener que guardar en la unidad de almacenamiento de la consola y esto significa que ocupará espacio en la misma. Pues que mejor que en vez de tener que conectarnos a internet que guardarlo en un disco duro externo. Eso sí, hemos de aclarar que almacenar un juego de esta forma para copias de seguridad o para ejecutarlo no significa que podamos usarlo en la consola de otro usuario. Las instalaciones se cifran con una clave de identificación única que le proporciona nuestra consola.

Además, debido a que las interfaces USB externas son mucho más rápidas, incluso que la tarjeta de red de la consola, una vez que quieras recuperar los juegos desde un disco externo te será mucho más rápido hacerlo y sin necesidad de tener conexión a internet. Por lo que tener una de estas unidades solo para copias de seguridad no es una mala idea en absoluto.

Xbox Series X salón

 

¿No es mejor acaso el almacenamiento oficial de la consola?

De cara a jugar directamente a los juegos sí, ya que solo con las tarjetas de memoria oficiales de Xbox podremos hacer ambas cosas. Es decir, almacenar los juegos y jugar desde ella. Mientras que como os hemos explicado, con un disco duro solo podremos almacenar y jugar a aquellos que no hayan sido optimizados para la nueva consola. Lo que significa que tan pronto un título tenga su versión mejorada para la nueva generación, entonces ya no podremos ejecutarla desde un disco duro externo.

Aunque hemos de tener en cuenta que el almacenamiento en una unidad SSD es mucho más caro que en un disco duro convencional. Y pese a que no podemos jugar de manera directa a los juegos optimizados, lo que nos interesa es tener nuestro repositorio de juegos sin tener que acceder a la red. La Memory Card oficial de Xbox, la cual es una tarjeta CF Express modificada, es la mejor opción de todas, de eso no hay duda.

El problema viene por el coste del almacenamiento. Recordad, estamos hablando de usar un HDD externo para dejar nuestros juegos a buen recaudo y poder jugar a los que no están optimizados para Xbox Series de forma directa.

Tarjeta de expansión para Xbox Series S y X

 

¿Cuál es el mejor disco duro externo para tu Xbox Series X|S?

Una vez realizadas las explicaciones pertinentes nos toca hacer una selección rápida de los discos duros que se encuentran actualmente a la venta y que recomendamos por encima de la media. En todo caso hemos de tener en cuenta una serie de puntos a tener en cuenta de cara a la selección:

  • Los puertos USB de la consola son 3.2 con capacidad de transferencia de 10 Gbps, a efectos reales esto se traducen en 1 GB/s para lectura y escritura si haces uso de la unidad adecuada. Un SSD externo, sin embargo, esto no te da las ventajas de la tarjeta de memoria oficial o el SSD interno que os hemos comentado en la primera sección de este artículo.
  • Un disco duro por su naturaleza no puede superar ciertas velocidades, es por ello que es totalmente igual que sea interno o externo. El rendimiento será exactamente el mismo. Por lo que su ventaja no es la velocidad, sino su capacidad de almacenamiento.

Por lo que en nuestra selección hemos descartado todos los SSD externos, no solo por el hecho que no nos dan las ventajas del almacenamiento interno y las Memory Cards oficiales, sino también por el alto coste de cada gigabyte de almacenamiento. Nuestro consejo es que antes de comprar un SSD externo para la consola te plantees el almacenamiento oficial, ¿qué tamaño? Da igual, el que más se adecúe a tu presupuesto.

Xbox Series S conectado a un disco duro externo

 

Disco duro Xbox Series X y S

Si queremos ampliar el espacio de almacenamiento de nuestra Xbox, en el mercado podemos encontrar discos duros desde 1 TB hasta el límite que nos hayamos marcado como objetivo, siendo  la opción de 2 TB la opción más recomendada por su relación calidad-precio.

 

Crucial X8 2 TB

Una opción muy interesante es esta unidad de almacenamiento de Crucial de 2 TB. Es una unidad bastante versátil y polivalente, que podemos usar para la consola de Microsoft, entre otros. La fortaleza de esta unidad es que se basa en un SSD, por lo que obtendremos velocidades de transferencia muy elevadas. Esta unidad nos ofrece una velocidad de lectura de hasta 1.050 MB/s.

 

Kingston XS1000 2TB

Vamos con otro disco duro basado en un SSD, pero en este caso es del fabricante Kingston. La marca tiene una larga experiencia en las unidades de almacenamiento y recientemente ha lanzado esta gama de SSD externos de diseño compacto. Tiene una capacidad de 2 TB y mediante la interfaz USB 3.2, podemos obtener velocidades de lectura de hasta 1.050 MB/s

 

Seagate Game Drive Hub 8 TB

Si quieres tirar la casa por la ventana y tener espacio para (según el fabricante) cerca de 200 juegos, entonces esta es vuestra unidad externa ya que Seagate ha fabricado la unidad definitiva. No solo por su enorme capacidad, sino por su velocidad de lectura y escritura, USB 3.2 Gen 1., conectores USB-A y USB-C en el frontal y esas bonitas luces LED al juego con tu Xbox. Si tienes presupuesto para conseguirlo… ni lo dudes.

 

WD BLACK P10 Game Drive de 5 TB

Con una alta capacidad de almacenamiento y un precio de 140 euros de media, el WD Black P10 Game Drive de 5 TB de Western Digital no solamente destaca por tener el logo de Xbox en la carcasa, sino también por su gran capacidad de almacenamiento. Y es que vas a poder tener en su interior más de 100 juegos.

En el caso de que seas usuario no de una Xbox Series, pero si de una Xbox One, entonces te lo recomendamos al 100%, ya que podrás jugar a tus juegos favoritos, de forma directa y sin tener que preocuparte de volverlos a descargar de nuevo. Y todo ello sin problemas de rendimiento.

 

Seagate Game Drive for Xbox 4 TB

Si quieres un modelo específicamente diseñado para Xbox, este modelo es seguro que te cautivará el corazón. No solo por su capacidad, que son 4TB como cuatro soles, sino por las luces LED verdes que aparecen en la parte frontal de la unidad, así como el distintivo de la marca de Microsoft. Eso sin hablar de su estándar de conexión, USB 3.2 Gen. 1, que le permite volar a la hora de escribir y leer información, sin pausas ni esperas tediosas dentro de los juegos. Según el fabricante, es posible tener bajados cerca de 100 títulos digitales. Es compatible con las nuevas Xbox Series X|S así como todas las generaciones de Xbox One.

 

Seagate Expansion de 2 TB

Si tu presupuesto no es muy alto y necesitas un disco duro para tu consola Xbox Series o Xbox One, entonces posiblemente no te hará falta tener un almacenamiento de 5 TB y con uno de 2 TB te bastará.

Es por ello que el Seagate Expansion de 2 TB, el cual suele estar por 80 euros sin descuento por Amazon, nos parece una opción excelente por si necesitas ampliar el almacenamiento de tu Xbox y tampoco dejar una gran cantidad de dinero. Eso sí, se lleva el segundo lugar por el hecho que el coste por gigabyte es más alto que en el caso anterior.

 

Toshiba Canvio Basics de 1 TB

Nuestra última opción es la más sencilla de todas, un disco duro de 1 TB para tu Xbox, el cual vas a encontrar por poco menos de 60 euros sin descuento en Amazon. El Toshiba Canvio Basics de 1 TB tiene el peor ratio entre precio y almacenamiento de los tres, pero es el que te saldrá el más barato de todos ellos. Y al igual que en los otros casos, si tienes juegos no optimizados para Xbox Series te servirá también como unidad para poder jugar a esos juegos sin gastar almacenamiento del SSD interno, aunque sin las ventajas de este.

 

Tarjeta de expansión para Xbox Series S y X

En caso de que no quieras adquirir un disco duro como tal, tienes la posibilidad de comprarte una tarjeta de expansión, como señalamos al principio, las cuales son mucho más pequeñas y cómodas, sin embargo, su precio es algo mayor, pero bueno, nosotros te la dejamos por si te interesa. En este caso vemos una WD BLACK C50 de 1 TB, por un precio de unos 150 euros. Compatible tanto como con Series X como S. Además nos regalan un mes de Xbox Game Pass.

En caso de que no necesitemos tanto o no tengamos el presupuesto necesario, también tenemos la opción de 512 GB, con el mes de regalo incluido por un coste más económico ya que tiene un precio inferior a los 100 euros, aunque realmente compensa más el 1 TB que los 512 GB, tanto por precio como por espacio disponible.

Otra interesante opción que también podemos encontrar en Amazon la encontramos de la mano del fabricante Seagate. Este fabricante nos ofrece la tarjeta de expansión con 512 GBs para la Xbox Series S y Series X por algo más de 125 euros. se trata de una unidad de estados sólido NVMe compatible con la función Quick Resumen / Reanudación rápida. Este tarjeta de expansión tiene una valoración media de 4.8 estrellas sobre 5 posibles tras recibir más de 12.000 valoraciones y la podemos comprar a través del siguiente enlace.

disclaimer
1 Comentario