Unpacking, o las ventajas de jugar relajados y a nuestro propio ritmo

Unpacking, o las ventajas de jugar relajados y a nuestro propio ritmo

José Luís Sanz

Las líneas de abastecimiento echan humo. La factoría de cable produce demasiado rápido y la central de dsitribución está atascada. Eso sin contar las minas de sal, que no tienen forma de enviar lo que extraen hasta la fábrica que la procesa. Los trenes van hasta arriba y no tenemos manos para controlarlos todos, ¿qué hacemos? ¡Esto se acaba! ¡Vaya estrés!, ¿no? ¿De verdad que con lo que nos ocurre a diario en nuestra vida entre trabajo, universidad y la casa tenemos resistencia para vivir al límite? Venga, coge Unpacking y relájate.

Tómate una pausa, o varias

Jugar con estrés es algo que nos tomamos con absoluta naturalidad. Al fin y al cabo la parte más frenética no la ponemos nosotros, que nos sentamos frente a la tele del salón, o el monitor del ordenador, y nos dejamos llevar por lo que nos piden que hagamos. El problema viene de la mano de muchos juegos que, lejos de terminarnos de calmar, nos consiguen poner a cien por la cantidad de cosas y peligros que nos acechan.

Para eso existe una alternativa que es la de los juegos que muchos definen como lo-fi, y que nos permiten relajarnos de verdad mientras jugamos, ya que los sobresaltos son mínimos y en casi todas las ocasiones eso de morir como tal, de perder una vida, no se llega a producir. Como mucho un «lo has hecho bien» o «busca otra forma de hacerlo», pero ya está. Y una genial prueba de esa tendencia es Unpacking.

Seguramente no lo hayas probado jamás, y mucho menos te hayan hablado de él porque tus desvelos están con los Warzone, FIFA, GTA Online o Fall Guys, pero nunca está de más probar cosas distintas. En el caso de Unpacking nuestro principal objetivo es acompañar a una chica en sus diferentes etapas vitales, desde que es una niña hasta su edad adulta, de estudiante e incluso de madre de familia.

Unpacking.

¿Y colocar la casa es divertido?

Unpacking nos invita a repasar la vida de la protagonista a través de las casa que habita y los objetos que va acumulando. Cada fase tiene lugar al comienzo de una nueva etapa, cuando se muda de vivienda hasta otra en la que ya sí podrán continuar con su proyecto vital. Al principio será una habitación individual en el hogar de sus padres, luego un piso compartido con cuarto, salón y baño y más tarde las diferentes estancias de las casas en las que vivirá tras encontrar pareja o aumentar la familia con nuevos miembros.

Cada objeto que sacamos de las cajas requiere que lo pongamos en su sitio, que los llevemos a una estantería, un armario o una mesa. Incluso en las paredes o sobre objetos como la televisión (cuando eran de tubo CRT), lo que nos da la oportunidad de probar infinidad de combinaciones hasta dar con la correcta. Porque Unpacking aquí tiene manga ancha y hay cosas que nos dejará situarlas en diferentes lugares, con un margen de error bastante amplio hasta llegar a completar la fase.

Unpacking es relajante porque no nos mete prisa. Podemos ir colocando las cosas a nuestro ritmo y encima nos acompaña con una banda sonora musical realmente seductora que nos llega a acunar en ciertos momentos. Prueba de su calidad, y de que nunca hay que dejar de porbar conceptos de videojuegos nuevos, es el premio que ha recibido al mejor indie del año en la Indie Live Expo japonesa que se celebra estos días hasta el 9 de diciembre y que hostea RYUSOFFICE.

Que por cierto, tenéis a todos los ganadores de esta edición, con descuento en Steam.

Fuente > Steam

¡Sé el primero en comentar!