No son solo la PS5 y Xbox Series X/S, las anteriores tampoco tienen stock

A medida que aumenta la presión sobre la (in)capacidad de Sony y Microsoft para entregar sus consolas PS5 y Xbox Series X/S de la generación actual a un ritmo lo suficientemente rápido como para satisfacer la demanda, parece que los usuarios tienen otro motivo para echarse las manos a la cabeza con ambas empresas: empieza a escasear el stock también de las consolas de generación anterior, tanto las PS4 y PS4 Pro como las Xbox One X y S.

Las existencias de las consolas de anterior generación están de capa caída, y cada vez es más complicado comprar una de estas consolas nueva, especialmente en EE.UU. El stock de las consolas de anterior generación en tiendas como Amazon, Walmart o GameStop son prácticamente inexistentes, y la única opción que tienen los jugadores que buscan una de estas consolas es recurrir al mercado de segunda mano… y como ya supondréis, como no hay stock en tiendas su precio también está comenzando a subir.

El stock de las consolas no para de caer

PS4

Cuando uno analiza un poco la situación, tiene sentido que las consolas de la anterior generación se estén volviendo difíciles de encontrar, ya que a pesar de que todavía no han llegado al ciclo de fin de vida (y por lo tanto en teoría se siguen fabricando), es obvio que tanto Sony como Microsoft están enfocando sus esfuerzos de fabricación en las nuevas generaciones.

Todo tiene que ver con los recursos finitos a disposición de los fabricantes, e incluso si no hay componentes comunes entre las consolas de anterior y actual generación, las dificultades que enfrenta la cadena de suministro para adquirir incluso las más básicas materias primas para la fabricación significan que los fabricantes tienen que priorizar la asignación de recursos, y parece obvio que tanto Sony como Microsoft darán prioridad a la PS5 y Xbox Series X/S respectivamente.

No hay ni tan si quiera mandos de PS4

Parece que los problemas de stock se están extendiendo incluso a los periféricos de las consolas: los mandos de PS4 están también agotados o a punto de agotarse, y aunque el DualSense de PS5 sí que tiene un buen nivel de existencias por el momento, ese controlador no tiene compatibilidad con las consolas de generación anterior, lo que significa que los usuarios que busquen un reemplazo para su mando de PS4 o que quieran un mando adicional tendrán que recurrir a los productos de terceras marcas y no a los oficiales de Sony. En cuanto a los mandos de Xbox, por el momento siguen con un stock bastante saludable y no hay problemas en hacerse con uno en cualquier tienda.

Mando PS5 vs PS4

Parece ser que el poder disfrutar de los juegos de la generación actual está siendo cada vez más complicado, incluso considerando la situación de mejora en las tarjetas gráficas de alto rendimiento (y «mejorar» se refiere a que está empezando a haber algo de stock, aunque todavía con unos precios absurdos) Por supuesto, uno siempre puede optar por los juegos en la nube, como xCloud de Microsoft o PlayStation Now, y de hecho no deja de ser curioso el hecho de que ya haya gente afirmando a los cuatro vientos que esta situación de escasez es precisamente una obra deliberada de los fabricantes para que los servicios de gaming en la nube terminen de despegar.