Steam Deck y su rendimiento en juegos, ¿suficiente para títulos AAA?

La primera consola portátil de Valve, la Steam Deck, llegará al mercado en diciembre de este mismo año, pero por ahora no tenemos mas que sus datos técnicos sobre la mesa. Valve afirma que con Steam Deck podremos jugar a cualquier título de Steam pero, ¿con qué nivel de rendimiento? Ahora por fin ha aparecido la primera prueba real de la consola, gracias a la que podremos hacernos una idea del rendimiento en juegos que podremos obtener con ella.

El hardware que monta la Steam Deck es, por lo menos sobre el papel, bastante interesante. Hemos de recordar que incorpora una APU de AMD con arquitecturas Zen 2 y RDNA 2 en un solo chip, con cuatro núcleos y ocho hilos de proceso a una velocidad de 2,4 – 3,5 GHz en la parte de la CPU, con ocho CUs RDNA 2 a 1 – 1,6 GHz en la parte de la GPU, y todo ello acompañado de 16 GB LPDDR5 a 5.500 MHz como memoria RAM del sistema.

El rendimiento de Steam Deck será mejor cuando llegue al mercado

Steam Deck

Antes de nada, hay que tener en cuenta que los datos que a continuación os vamos a mostrar están basados en una consola Steam Deck de desarrollo, lo que significa que aunque el hardware sí que debería ser el mismo que recibiremos a partir de diciembre de este año, cuando las primeras unidades de la consola se envíen a aquellos usuarios que la reservaron, el software y los controladores con toda probabilidad no estarán todavía pulidos ni optimizados, por lo que el rendimiento que podemos esperar en el producto final debería ser superior.

Por otro lado, y volviendo al tema del hardware que Valve ha montado en esta consola portátil, también hemos de destacar el hecho de que su pantalla de 7 pulgadas tiene una resolución de 1280 x 800 píxeles con 60 Hz de frecuencia de refresco, por lo que obviamente los niveles de rendimiento que ofrece en modo consola portátil son bastante superiores (al tener una resolución tan baja) a lo que obtendremos en modo «dock«, ya que recordemos que Steam Deck soporta salida de vídeo hasta a resolución 8K y 60 Hz (o 4K y 120 Hz) cuando se utilice el dock.

Así funcionan los juegos en Steam Deck

Steam Deck

Vamos ahora sí a ver el rendimiento obtenido en los juegos con los que han probado la consola, y en seguida analizamos los resultados.

 Ajustes gráficosMedia de FPS
Shadow of the Tomb RaiderMuy alto / alto / personalizado30 FPS / 36 FPS / 60 FPS
DoomMedio / personalizado60 FPS / 46 FPS
Cyberpunk 2077Alto20 - 30 FPS
DOTA 2Muy alto / bajo47 FPS / 80 FPS

En Shadow of the Tomb Raider, Steam Deck entrega una media de 30 FPS con los ajustes gráficos al máximo. El analista comenta que no percibió ningún tipo de stuttering durante la prueba, y que bajando los ajustes gráficos a «Alto», los FPS subieron a alrededor de 36; lógicamente, si se relajan todavía más los ajustes gráficos se puede lograr obtener una media de 60 FPS, que es lo ideal, aunque el analista no ha desvelado qué ajustes gráficos tocó para obtener ese resultado.

Continuamos con Doom, donde la tasa de cuadros por segundo fluctúa en torno a los 60 FPS con los ajustes gráficos en «Medio». Con un ajuste gráfico más exigente, la Steam Deck baja a unos 46 FPS de media y, según dice el analista, la experiencia de juego sigue siendo buena, aunque de nuevo no indicó qué ajustes modificó exactamente para obtener dicho resultado.

Si pasamos a Cyberpunk 2077, un juego bien conocido porque ni las gráficas más punteras y modernas pueden ejecutarlo al máximo, a nadie le cabrá duda de que la Steam Deck las pasó canutas para moverlo. Con los ajustes gráficos en alto, se obtuvieron entre 20 y 30 FPS y con evidentes parones o «lagazos». Para obtener una experiencia de juego aceptable, el analista tuvo que bajar los ajustes a medio o incluso bajo, aunque no desveló el resultado de rendimiento en estos.

Finalmente, también se ha probado la consola con DOTA 2, un título que a pesar de su buena calidad gráfica tiene ya sus años y con el que la Steam Deck obtuvo 47 FPS con los ajustes gráficos al máximo y llegó a 80 FPS bajándolos al mínimo.

Además, cabe mencionar que también se realizaron pruebas de temperatura, algo muy interesante porque a nadie le gustaría que su consola portátil le quemara las manos mientras juega. A este respecto, se registraron hasta 42,6ºC en la parte trasera de la consola y unos 29ºC en las sujeciones, unas temperaturas bastante aceptables. Por último, también indica un dato interesantísimo sobre la autonomía de la batería, que tras tres horas de juego bajó del 100% al 46%, un resultado excepcionalmente bueno y eso que hablamos de un kit de desarrollo de Steam Deck, por lo que todavía hay mucho margen de mejora.