PS5 será mejor que Xbox Series X aun teniendo peor GPU

PS5 será mejor que Xbox Series X aun teniendo peor GPU

Rodrigo Alonso

A estas alturas ya todos sabemos que la Xbox Series X le ha ganado con creces la batalla de los números a la PS5, al menos sobre el papel, y especialmente por contar con una GPU más potente. Sin embargo, los analistas y desarrolladores no dejan de alabar a la PS5 y aseguran que los juegos funcionarán mejor en la consola de SONY. Ahora, el analista James Prendergast ha publicado un nuevo informe que explica por qué esto es así.

En un extenso y completo post en su blog, Prendergast ha realizado un análisis de los números que tanto SONY como Microsoft han puesto sobre la mesa para tratar de explicar por qué los desarrolladores no dejan de alabar a la PS5 a pesar de que la Xbox Series X tiene un mejor hardware.

¿Es la Xbox Series X superior a la PS5?

El análisis se ha basado esencialmente en determinar si la RAM, I/O y el SSD de la PS5 del que SONY tanto presume van a marcar la diferencia, ya que como sabemos, en cuanto a CPU ambas consolas están parejas pero en lo relativo a la GPU, la Xbox Series X es bastante superior a la PS5.

Procesador y GPU

«Llevamos meses escuchando que no hay mucha diferencia entre las consolas de SONY y Microsoft, con «fuentes» en ambos lados del argumento alegando que cada consola tiene una ventaja en escenarios específicos. Los números nos dicen que la Xbox Series X tiene una capacidad gráfica 1.4 veces superior a la PS5, y sin embargo eso es solo una parte de la historia porque la PS5 funcionará más 1.2 veces más rápido en la mayoría de escenarios. Esto reduce la ventaja en términos absolutos (hablando de capacidad de cómputo de la GPU) a entre 1.18 y 1.2 veces.

Pero, ¿qué pasa con el procesador? Si realizamos el mismo cálculo de relación simple se puede deducir que el procesador de Xbox Series X es entre 1.02 y 1.10 veces más potente que el de PS5 dependiendo del escenario. No es una gran diferencia en realidad, y de hecho tanto CPU como GPU deberían tener el mismo conjunto de características en ambas consolas».

Xbox Series X por dentro

La memoria RAM de las consolas

Si nos paramos a analizar la memoria RAM de ambas consolas, el análisis destaca cómo la configuración de la Xbox Series X no es la más óptima por ser asimétrica, lo que puede suponer una reducción del ancho de banda de funcionamiento cuando la porción de RAM simétrica llega a su límite. La configuración de la PS5 permite que sus 16 GB GDDR6 de memoria funcionen siempre al máximo de sus capacidades.

«La Xbox Series X tiene 2.5 GB de RAM reservados para funciones del sistema, y ahora mismo no sabemos si la PlayStation 5 hace lo propio o no, pero tampoco es algo importante: la Xbox Series X tiene solo 7,5 GB de memoria funcionando a 560 GB/s para su uso en juegos antes de empezar a «rebajar» el ancho de banda efectivo, y eso con la PS5 no sucederá ya que toda su memoria RAM funciona de igual manera».

Esto sugiere que en juegos «pesados» que consuman mucha memoria RAM, la Xbox Series X tendrá ciertos problemas de rendimiento ya que una buena porción de su RAM funciona más despacio que la otra, mientras que en la consola de SONY, el rendimiento será homogéneo.

Procesador PS5

Capacidades I/O y el SSD

Hablando de la capacidad I/O y el SSD de ambas consolas, el análisis resalta cómo la consola de Microsoft simplemente tiene una interfaz más lenta que la de la consola de SONY. La solución utilizada en la PS5 permite una mejor gestión de datos también en la RAM, permitiendo que sea menos necesario el tener que recargar los datos en la RAM, mejorando la eficiencia del sistema y el rendimiento en general.

En cuanto al SSD, todos sabemos el hincapié que ha hecho SONY sobre su sistema personalizado para la PS5, y aunque estamos a expensas de tener datos de rendimiento reales -ya que toda esta batalla de números es, de momento, exclusivamente sobre el papel- parece que va a permitir que la consola de SONY tenga bastante ventaja sobre la de Microsoft.

Entonces, ¿es mejor PS5 que Xbox Series X?

Si lo ponemos todo junto, incluyendo cómo el chip dedicado para audio en la PlayStation 5 aliviará la carga del procesador, el análisis afirma que nuevamente la Xbox Series X tiene un hardware sub-optimizado, y que al final funcionará con un rendimiento inferior a la consola de SONY si las comparamos de tú a tú en los juegos.

La Xbox Series X ha ganado la batalla de los números, pero los analistas y los desarrolladores sugieren que los juegos tendrán un mejor rendimiento en PS5 incluso aunque su GPU es inferior. Ya veremos qué sucede una vez que ambas consolas estén en la calle.

Este análisis escrito por James Prendergast y que tenéis enlazado más abajo se ve avalado por el siguiente vídeo de Coreteks, quienes afirman tener un profundo conocimiento de ambas consolas y han llegado exactamente a las mismas conclusiones. Ahora, podremos sacar las nuestras propias.