NVIDIA se alía con Intel en GeForce Now para competir con Stadia

NVIDIA se alía con Intel en GeForce Now para competir con Stadia

Rodrigo Alonso

GeForce Now, el servicio de gaming a través de streaming de NVIDIA, ya ha visto la luz, y gracias a ello ya podemos saber el hardware que NVIDIA utiliza para dar este servicio y, más importante, lo que asigna a los usuarios dependiendo del juego para poder proporcionar un buen rendimiento. Como ya está disponible, ya se ha podido hacer algún benchmark para ver su rendimiento real, además de que el hardware ya está, por fin, identificado.

NVIDIA da dos opciones con su servicio GeForce Now: una gratuita, con sesiones máximas de juego de una hora, y otra opción de pago que además de quitar este límite, dice que habilita RTX (Ray Tracing), dado que usa evidentemente sus propias GPUs. Ahora bien, hasta ahora no se sabía qué GPUs eran esas, ni tampoco qué procesador y cuánta RAM iban a asignar a los usuarios (recordemos que como plataforma de streaming, tienen servidores enormemente potentes de los cuales asignan parte de sus recursos a los usuarios conectados al servicio).

4 núcleos de un Intel CC150 y 7,1 GB de RAM

Hace unos días os hablábamos de un misterioso procesador de Intel, el CC150 del que no se sabía nada mas que unos benchmarks y que presumiblemente parecía destinado a ser el procesador de alguna plataforma específica. En nuestro caso, aceramos puesto que supusimos que este Intel CC150 sería para GeForce Now y ahora es justamente lo que se ha confirmado.

Sin embargo, el Intel CC150 es un procesador de 8 núcleos y 16 hilos de proceso y según los datos recogidos y que en seguida os enseñamos sobre GeForce Now, inicialmente NVIDIA asigna a los usuarios 4 núcleos y 8 hilos en un sistema de dos procesadores. Esto significa que por cada servidor, hay dos Intel CC150 y cada uno de ellos se comparte entre cuatro usuarios, asignando la mitad de recursos de cada procesador a cada usuario.

Benchmark GeForce Now

También se puede ver que en el sistema hay 14.320 MB de RAM disponibles. Dado que la RAM se asigna por procesador en los entornos Windows Server 2019 (que según la captura es el software que usan para la virtualización), con el mismo cálculo de antes lo que tenemos son servidores con 32 GB de RAM, 16 GB asignados por procesador, y de los cuales se asignan unos 7,1 GB por usuario (el resto será utilizado por el sistema operativo, obviamente).

Una GeForce RTX T10-8 es la GPU del servicio

En cuanto a la GPU que se usa en GeForce Now, nuevamente nos encontramos ante un enigma porque se llama simplemente «GeForce RTX T10-8» y eso no nos dice mucho. Inicialmente se especulaba con que los servidores del servicio GeForce Now utilizaran RTX 2080 Ti pero al final esto se ha descartado. Ahora, con los benchmarks filtrados se ha podido ver que esta gráfica tiene una GPU TU102, que NVIDIA no llegó a lanzar al mercado (sí lo hizo internamente) para, precisamente, equiparla en los servidores de GeForce Now.

Lo único que sí se puede confirmar sobre esta gráfica es que tiene 8 GB de VRAM compartidos, y según el rendimiento que vemos en el benchmark de Ashes of the Singularity, parece más adecuado para un juego en resoluciones Full HD que otra cosa, porque desde luego con esos FPS si subimos a resolución 4K será injugable.

¿Es suficiente para disfrutar de GeForce Now?

GeForce Now, a diferencia de Google Stadia, es más un «alquiler de hardware» que otra cosa. Básicamente nos permite instalar nuestros juegos en una instancia virtual en los servidores de NVIDIA para poder jugar por streaming sin tener un hardware adecuado para ello.

Tal y como hemos visto, la plataforma consiste en un servidor con dos procesadores Intel C150 de 8 núcleos y 16 hilos cada uno, con 16 GB de RAM por procesador y con una GeForce RTX T10-8 con GPU TU102 y 8 GB de VRAM compartidos. Teniendo en cuenta que cada servidor se comparte entre 4 usuarios, tenemos un procesador Quad-corem, 7,1 GB de RAM y una excelente GPU con 8 GB de VRAM compartidos, lo que significa que asegurados tendremos 2 GB.

Esto es suficiente para la mayoría de juegos en resolución Full HD, pero no podremos ir mucho más allá salvo que con la versión de pago del servicio NVIDIA tenga una asignación dinámica de recursos en función del juego al que estemos jugando, algo viable ya que estaremos usando literalmente máquinas virtuales con HyperV de Microsoft en los servidores de NVIDIA. Y lógicamente no es lo mismo usar este servicio para jugar al Fortnite que a The Witcher 3.