¿Tienes una Nintendo Switch? Pues cuidado con el frío y la lluvia

¿Tienes una Nintendo Switch? Pues cuidado con el frío y la lluvia

Redacción

Seamos sinceros, a muchos nos gusta llevar nuestra consola híbrida cuando tenemos que hacer un viaje largo y disfrutar de los tiempos muertos o de aburrimiento para poder pasar el rato. Sin embargo, en estos días de invierno es cuando hemos de proteger mejor a nuestra Nintendo Switch del frío y la lluvia. Y no lo decimos nosotros, sino su fabricante. ¿Estamos ante un problema grave o, en cambio, se trata de algo menor?

No es ningún secreto que los cambios de temperatura son cuando menos peligrosos para cualquier hardware, en especial por el hecho de que no están pensados para funcionar a temperaturas extremas. En todo caso, no existe el peligro de que la Nintendo Switch se queme por hacerla subir de vueltas en cuanto a velocidad, pero sí en el sentido contrario. Especialmente en los días de frío y lluvia, donde el agua puede meterse en la circuitería y provocar daños. Tanto es así que la propia Nintendo ya ha dado el aviso.

Nintendo avisa: apaga tu Switch en medio de la lluvia

Desde la NintendoDS y la PSP de SONY una de las funciones más interesantes de las consolas portátiles es el modo reposo, el cual nos permite continuar la partida de nuestro juego favorito donde la dejamos. Todo gracias a las bondades de la tecnología NAND Flash. Esto fue una revolución, ya que antes de ello nos estresábamos para matar al enemigo final de un juego o ganar la última copa antes de que se apagaran las pilas.

Nintendo Switch Lluvia

Pues bien, Nintendo ha dejado claro a través de un Tweet que hemos de evitar dejar la consola en reposo los días de lluvia y apagarla por completo. Más que nada por si entra agua y humedad dentro de la misma y acaba perjudicando sus circuitos. Por lo que no recomiendan jugar bajo la mampara de la estación mientras esperáis el bus o el tren y tampoco dejarla en reposo, sino apagarla totalmente. En el caso de que el sistema se haya mojado, recomiendan que dejes la consola en una habitación seca y esperes a que el agua se seque.

Apagar la consola por completo es sencillo, solo tienes que pulsar el botón Power en la parte superior de la consola y seleccionar la opción correspondiente en el menú que aparece. Otra opción es mantener pulsado durante 12 segundos dicho botón para forzar un apagado completo.

¿Es tan peligroso como dice Nintendo?

Pues la verdad es que no, desde el momento en que la consola tiene una refrigeración activa en forma de un pequeño ventilador que evita la condensación interna. Otra cosa es la pantalla, tanto en el modelo IPS como OLED. En todo caso, en todo este tiempo no se ha dicho nada sobre los problemas de la consola en este aspecto y todo apunta que es Nintendo siendo ella misma y exagerando un problema menor. En todo caso y por si acaso, no entierres tu Nintendo Switch en la nieve que puedes encontrarte con una sorpresa desagradable.