La GPU de la Xbox Series X es un 12% superior a una RX 5700 XT

La GPU de la Xbox Series X es un 12% superior a una RX 5700 XT

Rodrigo Alonso

Por fin Microsoft ya levantó el velo sobre su consola de próxima generación, la Xbox Series X, y aunque no desveló detalles técnicos específicos sí que ha dado sus características acompañadas de datos muy interesantes, como su potencia gráfica de 12 TFLOPs, dato que ya nos ha permitido echar cuentas y determinar que la GPU de la consola será superior a muchas de las tarjetas gráficas de gama media-alta e incluso alta para PCs de sobremesa en el mercado actual.

Como ya sabréis, la Xbox Series X contará con hardware de AMD, y más concretamente con una GPU AMD de arquitectura RDNA2 con 12 TFLOPs de potencia gráfica, un dato que la equipara a una GeForce RTX 2080 Ti en cuanto a potencia bruta (en teoría). Pero vamos a echar números y ver qué significa este dato para AMD, RDNA2 y potencialmente Big Navi.

Que no os engañe el marketing

Ya sabéis que cuando los fabricantes nos hablan de TFLOPs como unidad de medida de rendimiento, en realidad es una estrategia de marketing más que otra cosa, ya que realmente aunque sí son una unidad de medida de rendimiento, son relativos a cálculos de precisión simple en operaciones de coma flotante nada más, y dado que los juegos no se basan únicamente en este tipo de operaciones, no podemos extrapolarlo a la potencia gráfica de una GPU así como así.

En realidad, hay un montón de optimizaciones en la arquitectura de una GPU que alejan mucho la capacidad de cómputo bruto de su capacidad para generar más FPS en los juegos.

Tomemos como ejemplo una AMD Radeon RX Vega 64. Esta gráfica destacó en su momento por ser una bestia en potencia bruta, con 12,66 TFLOPs (en cálculos de precisión simple), y que está pareja en este ámbito con la GPU de la Xbox Series X.

Con esta métrica, una Vega 64 debería estar también a la par con una RTX 2080 Ti (que tiene entre 12 y 14 TFLOPs), ¿verdad? Pero todos sabemos que no es así, pues en gaming la RTX 2080 Ti es enormemente superior a una RX Vega 64, y esto se debe a que su arquitectura está basada en GCN y es más adecuada para tareas basadas en cálculos de cómputo, mientras que la de la RTX 2080 Ti está centrada en gaming. De ahí la razón por la que se creó la arquitectura RDNA: separada de GCN y optimizada desde cero para juegos.

Echando números, ¿qué potencia tiene la GPU de la Xbox Series X?

Explicado lo anterior, y matizando nuevamente que no sabemos cómo van a ser las optimizaciones de la arquitectura RDNA2 que equipará la Xbox Series X (aunque a buen seguro estará optimizada para juegos), podemos empezar a echar números para tratar de discernir cuán potente será la GPU de la consola.

Vamos a verlo comparando especificaciones (teóricas, ya que las de la GPU de la consola no están confirmadas, si bien no se alejarán mucho de la realidad).

 Xbox Series XRX 5700 XTRX 5700RTX 2080 Ti
ArquitecturaRDNA 2RDNARDNATuring
CU/SMs48-56403668
Cores3.072-3.5842.5602.3044.352
TFLOPs (precisión simple)129.87.913.5
Velocidad de reloj (Boost)Sin confirmar1.905 MHz1.725 MHz1.545 MHz

La RX 5700 XT tiene un pico de potencia bruta de unos 9,8 TFLOPs, y entrega un rendimiento que la sitúa más o menos entre una RTX 2060 SUPER y una RTX 2070 SUPER (dependiendo de la API gráfica que se use). Si la comparamos con la RT 5700 sin XT, resulta un 12% más rápida en benchmarks, y eso que la potencia bruta de ésta es de 7,9 TFLOPs.

Con esa misma lógica podemos discernir que una GPU RDNA con 12 TFLOPs de potencia bruta debería colocarse a la par con las tarjetas gráficas NVIDIA de gama alta y sería, al menos, un 12% más potente que una RX 5700 XT, pero dependería del número final de CUs que integre, así como de la velocidad de funcionamiento: se necesitaría una velocidad de aproximadamente 1.600 MHz para que una GPU de 56 CUs alcance los 12 TFLOPs, o si fuera de 48 CUs, necesitaría que la GPU funcionara a 2 GHz.

Sin embargo también sabemos que AMD utilizará el nodo de fabricación N7+ (7 nm+) de TSMC para RDNA 2, que promete una mejora considerable con respecto al nodo existente de 7 nm utilizado en RDNA y GCN. Por este motivo, sospechamos que esa cifra de que la GPU de la Xbox Series X será un 12% superior a una RX 5700 XT cobra todavía más fuerza.

Podéis estar seguros, las cifras no se escaparán mucho de estos cálculos y pretensiones que hemos hecho aquí, si bien falta conocer los detalles técnicos finales de la consola para poder confirmarlo. En todo caso, la Xbox Series X promete y mucho, y significará un punto de inflexión en la arquitectura gráfica de AMD con toda probabilidad, algo que luego veremos plasmado en tarjetas gráficas para PC de sobremesa.