GDP Win 3, una mini consola portátil que mueve The Witcher 3 a 60 FPS

GDP Win 3, una mini consola portátil que mueve The Witcher 3 a 60 FPS

Rodrigo Alonso

No cabe duda de que vivimos en la era de los videojuegos, pero también de la movilidad. Queremos tener a nuestro alcance todo lo que necesitamos allá donde estemos y eso incluye los juegos, motivo por el que las consolas portátiles están, quizá no al nivel de los juegos para smartphone, pero sí a la orden del día. Hoy os vamos a hablar de la GDP Win 3, una consola con sistema operativo Windows y procesador Intel Tiger Lake que es capaz de mover The Witcher 3: Wild Hunt a nada más y nada menos que 60 FPS.

Las consolas portátiles no son desde luego nada nuevo; desde la famosísima GameBoy de Nintendo o la GameGear de SEGA hasta la Nintendo Switch moderna ha habido muchos modelos, con mayor o menor calado en el mercado, pero no ha sido hasta ahora que fabricantes «desconocidos» -al menos en el mercado occidental- han comenzado a lanzar sus propios modelos de consolas portátiles al mercado, y que como vamos a mostraros hoy son dispositivos muy capaces de proporcionar un rendimiento y entretenimiento a la altura de los más grandes, si no mejor.

GPD Win 3 con SoC Intel Tiger Lake y 16 GB LPDDR4X

GPD Win 3

Esta consola portátil es como podéis ver en las fotos en realidad una tablet con pantalla de 5,5 pulgadas que está conectada a una base deslizante que descubre un teclado en miniatura, y que a los lados tiene dos joysticks, un D-Pad y la botonera habitual para juegos. Esta pantalla de 5,5 pulgadas tiene, eso sí, una resolución de 1280 x 720 píxeles.

En su interior alberga un procesador Intel Tiger Lake 1165G7 de 4 núcleos y 8 hilos de proceso con tecnología HyperThreading de Intel que funcionan a una velocidad máxima de 4,7 GHz, y que a su vez incorporan una GPU integrada Intel Xe con 96 EU a 1,3 GHz, una iGPU muy capaz de mover juegos a esta resolución 720p ya que, como os estamos contando hoy, mueve sin problemas títulos del calado de The Witcher 3: Wild Hunt a 60 FPS de media sin problemas (aparentemente, con los ajustes gráficos en alto). Este SoC va acompañado, por cierto, de 16 GB de memoria RAM LPDDR4X a 4266 MHz.

Como almacenamiento, la GPD Win 3 cuenta con un SSD en formato M.2 2280 con interfaz PCIe NVMe pero no indican su capacidad. Tiene también conectividad WiFi 6 y Bluetooth 5.0, y todo ello se mueve con sistema operativo Windows 10. Además, según parece incorpora una característica no demasiado común en estas consolas portátiles: un sensor de huellas dactilares, algo que será muy útil ya que además de para jugar obviamente podremos utilizarla como todo un ordenador portátil debido a sus características y sistema operativo.

Por ahora no se sabe mucho más de esta consola, ya que se espera que salga en una campaña de crowdfunding a través de Indiegogo en ejero de 2021 con un precio de, al menos, 800 dólares. Se espera que si el proyecto sale adelante, los envíos se realicen en el segundo trimestre de 2021, así que falta aproximadamente un año para que podamos verla «en la calle».