WD y la contaminación: ¡subid los precios de los SSD de inmediato!

Hace solo unos días la fábrica de WD informaba de un problema de contaminación en los procesos de creación de las NAND Flash, donde al parecer una cantidad ingente de Exabytes había sido afectada y se tenía que retirar de dicha producción. Pues bien, hoy WD informa de que por suerte los productos que habían sido terminados no se han visto afectados, pero la contaminación va a mover los cimientos de la compañía en base a una subida de precio en sus productos.

No es ni la primera ni la última vez que una compañía va a tener problemas de contaminación en sus FABs, pero quizás pocas veces se puede decir que esto afecte a los precios y mucho menos que pueda arrastrar a una industria al completo. El comunicado sobre el componente que contenía impurezas ha sido seguido de otro comunicado todavía más catastrófico por parte de la marca, donde las expectativas no son buenas.

Los productos ya terminados están a salvo, pero…

Wafer

Western Digital y Kioxia van a enfrentar este 2022 de la peor manera: subiendo los precios para compensar las pérdidas. Pero este aumento de precio podría hacer que sin duda la industria aproveche para igualar por arriba y ganar más cuando un rival está mermado.

Ahora no se trata de vender más unidades, sino de ganar más dinero con ellas, puesto que la industria y los usuarios están enfrentados por los precios del hardware y cada vez se montan menos PCs. En esta tesitura competir por precio es una opción, pero también el hacerlo por debajo de aquellos precios que estén en subida es una forma de ser competitivos y generar mayores ingresos.

Y es que Jerry Cagle, vicepresidente ejecutivo de la organización global de clientes de WD ha lanzado un comunicado interno y externo anunciando la peor noticia posible.

El daño todavía se está evaluando: el precio de los SSD WD subirá

WD-Comunicado-contaminación-obleas

El comunicado de WD fue claro: el costo significativo a corto plazo supone el incremento de los precios de todos los productos que usen Flash y de inmediato. El problema como tal no es este, es el impacto que crea este movimiento a largo plazo para la compañía, el cual según reza se está evaluando.

El primer disparo ha sido de WD, Kioxia seguirá detrás y como ambas compañías han perdido en el mercado aproximadamente un 10% de la producción mundial por esta contaminación el suministro se verá mermado en una proporción similar. Por ello, se especula con lo comentado más arriba: una excusa para aumentar poco a poco los precios al alza quedándose justamente por debajo de ambas compañías para incrementar beneficios y ser igualmente competitivos aprovechando la coyuntura de WD y Kioxia.

Por lo tanto, el último pedido que salió de las fábricas será el que posiblemente mantenga el precio previo al desastre ocurrido. A partir de ahí podríamos ver una escalada de precios que no benefician a los usuarios, estos ya muy mermados por componentes clave como los procesadores o tarjetas gráficas. Mal comienza 2022, veremos como acaba.