Este 2020 ya se venderán más SSD que discos duros normales

Llevamos tiempo vaticinando que, tarde o temprano, la tendencia del mercado y la preferencia de los usuarios iba a hacer que los SSD terminaran sustituyendo a los discos duros tradicionales. Este momento se acerca puesto que la previsión para este 2020 es que las ventas de SSD superen, por primera vez en la historia, a las de los discos duros mecánicos, llegando a 280 millones de unidades vendidas.

Esta conclusión ha tenido lugar tras celebrarse la reunión anual de la asociación de discos duros en Japón, quienes tras dicha reunión han publicado un informe con datos muy interesantes sobre el mercado que en seguida comentamos y analizamos. Cabe mencionar que los datos se basan en la tendencia de mercado puesto que obviamente estamos todavía a primeros de 2020, y  de hecho ni siquiera tienen todavía los datos de ventas de todo 2019.

Las ventas de SSD no dejan de crecer

Es un hecho que la tendencia del mercado es ir abandonando paulatinamente los discos duros tradicionales en pos de los SSD. Como sabéis, son mucho más rápidos, se calientan y consumen menos, y a día de hoy su precio ya permite tener capacidades de 1 TB sin gastarse demasiado dinero, así que los lentos y arcaicos discos duros mecánicos están perdiendo cada vez más terreno, al menos en el ámbito doméstico porque es innegable que para las empresas y centros de datos su gran capacidad y relación de precio por GB sigue siendo superior.

Igualmente, incluso en el ámbito empresarial cada vez se utilizan más SSD, y ya no solo para crear caché SSD sino también como unidades de almacenamiento para servidores críticos donde hace falta una enorme velocidad.

En todo caso, las previsión es que las ventas de SSD durante este año superen los 280 millones de unidades, superando por primera vez en la historia a las ventas de discos duros normales. Las ventas de discos duros llevan ya 5 años cayendo, mientras que las ventas de SSD no paran de crecer (un 39% en el último año).

El precio por GB de los SSD, la clave de su éxito

Cuando los SSD llegaron al mercado, las primeras unidades eran excesivamente caras y poco alcanzables para el usuario de a pie. Un SSD de 32 GB y con interfaz SATA 2 (ni siquiera SATA 3) costaba más de 100 euros. Hoy en día por ese mismo precio tienes unidades SSD de 1 TB de capacidad, con interfaz SATA 3 y con una durabilidad muchísimo mayor, denotando que el precio por GB de estas unidades ha ido a mejor, y la tendencia por supuesto es que siga mejorando.

Vamos a ver datos interesantes en los gráficos y las tablas de arriba:

  • Ahora mismo los SSD ya dan mucho más beneficio que los discos duros.
  • La capacidad máxima de los SSD ha ido aumentando, pero mucho más lentamente, incluso hablando de proporciones, que la de los discos duros.
  • El coste por GB de los SSD ha bajado muchísimo, y con una tendencia mucho más a la baja que los discos duros.

A tenor de este último dato, no han hablado de si llegará un momento en el que el precio por GB de los SSD sea inferior al de los discos duros, una situación que si duda sería el detonante de la desaparición casi total de estos últimos.