Más problemas para el PC: el precio de las placas base y GPU aumentará

Si pensabas que con la finalización de la escasez de chips los precios bajarían, al menos, hasta su MSRP, pues sentimos decirte que estás equivocado. Al ritmo que vamos todo va a subir de precio y como tal, las placas base también harán lo propio al igual que las tarjetas gráficas. ¿Por qué se disparará el coste de estos componentes si ya han subido considerablemente?

El sector del PC se encuentra en un punto muy complicado, puesto que hemos pasado de ser un sistema asequible para todos, con un buen rendimiento por un módico precio, a ser un producto de consumo de alto valor que cada vez menos usuarios pueden permitirse. Aunque todo tiene un límite, no parece que vayamos a llegar a este en un breve espacio de tiempo, al menos no si tenemos en cuenta todo lo que hemos ido conociendo en estos meses sobre la industria y mucho menos si lo que vamos a comentar se cumple.

El cobre dispara su precio, ¿la subida ya no afecta solamente a las materias raras?

cobre-laminado

El cobre es uno de los materiales más utilizados en la industria por sus capacidades de conducción tanto de electricidad como de calor. Hasta ahora, el precio por tonelada era extremadamente barato y fácil de conseguir en cantidad, pero «mágicamente» la rueda ha girado y ahora estamos en el escenario contrario.

¿Por qué el cobre es indispensable? Pues porque es usado en CPUs, sustratos de placas base, sustratos de tarjetas gráficas, hasta teclados o ratones. Toda la industria lo usa en mayor o menor medida en un formato común llamado lámina de cobre.

Según se informa, el precio de los proveedores en el mercado del cobre para una tonelada es de 9.262 dólares, cuando a finales de 2020 estaba por 7.845 dólares, es decir, el coste se ha aumentado un 18% o 1.417 dólares. Pero este aumento solo es para el material sin trabajar, ya que una vez trabajado el incremento asciende en total a un 35%.

Placas base y tarjetas gráficas son las más afectadas

Laminado-cobre-ccl

Como sabemos, los PCB de las tarjetas gráficas y las placas base están compuestas por láminas de cobre entre otros materiales, por lo que se especula con el hecho de que los precios volverán a subir en no demasiado tiempo, puesto que los fabricantes no pueden asumir costes.

En concreto, el laminado revestido de cobre o CCL es el componente fundamental para ambas, lo cual para construirlo requiere mucha energía y como el coste ha subido a nivel mundial el precio está disparado. Según se informa, actualmente cada CCL está fabricado con varias láminas de plástico de fibra de vidrio que a su vez tiene una resina epoxi.

La forma de fabricar un PCB actualmente requiere apilar estas láminas y cubrirlas con una CCL de solo 0,035 mm de grosor por ambos lados. Por hacernos una idea, la industria asegura que una placa base se lleva aproximadamente 23 gramos de cobre en ATX y entre 26 y 27 gramos en E-ATX, esto para la gama baja o entrada de cada fabricante.

Si hablamos de gama alta de placas base nos vamos a casi 200 gramos. Teniendo en cuenta los números facilitados, con una tonelada métrica de cobre se pueden construir la friolera de casi 5500 placas, lo que nos da una media de precio de 54 dólares por cada placa base ATX con ocho capas usando 62 o 64 CCL. El problema es que aunque el cobre baje de precio los laminados no lo están haciendo porque requieren de mucha más manufactura y energía.

La teoría y rumor que podría salvar temporalmente la subida del precio

Entonces, ¿no hay escapatoria y el precio de las placas base y tarjetas gráficas subirán? En teoría sí, pero hay otra vertiente de la historia que podría jugar a nuestro favor y no es más que los precios inflados actuales. Casi no hay componente en la actualidad que tenga un precio MSRP o cercano, las compañías se están aprovechando de la coyuntura actual justificando los costes con el aumento de los precios en toda la creación y suministro del componente, pero es indudable que están ganando más dinero.

El rumor indica que como esta situación es pasajera podrían asumir la subida de costes para seguir vendiendo y compitiendo, puesto que el usuario está al límite de lo que consideraría pagar en la actualidad. Cierto o no cierto habrá que estar atentos a los movimientos de los precios.