Intel certifica por fin la primera placa base AMD con Thunderbolt

Intel certifica por fin la primera placa base AMD con Thunderbolt

Rodrigo Alonso

No es que hasta ahora no hubiera en el mercado placas base AMD equipadas con conectividad Thunderbolt, es simplemente que hasta ahora, todos los fabricantes debían pasar por caja y utilizar las controladoras Thunderbolt fabricadas por Intel. Ahora, con el estándar liberado, Intel ha certificado por primera vez una placa base AMD con Thunderbolt con un chip que no es de fabricación propia: la ASRock X570 Phantom Gaming ITX/TB3.

Hasta este momento, ninguna de las placas base AMD con Thunderbolt 3 estaban certificadas por Intel por el simple hecho de que los derechos del estándar obligaban a los fabricantes a utilizar controladoras fabricadas por Intel.

Esto ha cambiado hace poco, y ahora cualquier fabricante puede fabricar su propia controladora, cosa que hemos empezado a ver hace poco. Ahora, la ASRock X570 Phantom Gaming ITX/TB3 se ha convertido en la primera placa base AMD con Thunderbolt certificada por Intel.

Las placas base AMD, por fin con Thunderbolt 3

La buena noticia es que tras tres generaciones de placas para procesadores AMD Ryzen, por fin el estándar Thunderbolt llega a las placas base de AMD, aunque haya tomado casi un año el obtener la certificación de Intel para la primera placa base equipada con el estándar desde la liberación del mismo.

Hasta ahora, Intel no permitía a los fabricantes el hacer sus propios controladores Thunderbolt. Pero en un esfuerzo por impulsar la adopción del estándar, Intel lo liberó en 2019 y entregó las especificaciones al USB-IF (USB Implementers Forum), por lo que ahora cualquier fabricante puede añadirlo a sus placas base. No obstante, está un poco en entredicho la utilidad de esto con USB 4.0 a la vuelta de la esquina.

Hasta ahora, Thunderbolt era una tecnología patentada por Intel y por lo tanto tenían la exclusividad sobre ella. Aunque Thunderbolt opera por USB-C, el estándar es capaz de mucho más que simplemente transportar una señal de datos, dado que también es capaz de manejar entrega de energía, DisplayPort e incluso PCIe.

Thunderbolt 3 es capaz de manejar un ancho de banda de hasta 40 Gbps, el doble que USB 3.2 y cuatro veces más que USB 3.1. No obstante, USB 4 utiliza el mismo protocolo que Thunderbolt 3 y, por lo tanto, también alcanzará esa misma velocidad y podrá manejar los mismos protocolos, motivo por el que hay mucha probabilidad de que, a medio plazo, Thunderbolt termine cayendo en el olvido de todos modos.

Eso sí, la mayor ventaja de Thunderbolt 3 con respecto a todo lo demás es su capacidad de encadenar dispositivos (daisy-chain), pudiendo interconectar hasta seis dispositivos utilizando un único puerto del PC. Junto con esta capacidad, también hay que destacar la capacidad de poder utilizar un único cable para alimentación y datos, algo que sin embargo ya llevamos tiempo viendo con USB-C, pero Thunderbolt también es capaz de integrar USB y Ethernet en el mismo cable, cosa que USB de momento no hace.