Micron deja de lado sus memorias 3D XPoint, ¿hay un as en la manga?

Micron deja de lado sus memorias 3D XPoint, ¿hay un as en la manga?

Rodrigo Alonso

Micron e Intel comenzaron el desarrollo de la tecnología de memoria 3D XPoint allá por el año 2012, y para 2015 Intel había ya anunciado su primera línea de productos de almacenamiento de la marca Optane con este nuevo tipo de memoria. Ahora, Micron ha anunciado que va a disolver esta asociación y que abandonan la producción y desarrollo de memoria 3D XPoint, y que de hecho van a poner a la venta su fábrica. ¿Qué está pasando? ¿Tiene Micron un as guardado bajo la manga?

Inicialmente, Micron estimó que los chips se venderían a la mitad de precio que los de DRAM pero cinco veces más caros que los de memoria flash, así que comenzó la fabricación limitada en una fábrica de propiedad conjunta ubicada en Lehi, Utah, siendo finalmente la única fábrica que creaba este tipo de chips de memoria.

3D XPoint, una tecnología que nunca llegó a despegar

La nueva tecnología se propuso como el futuro de la memoria pero siendo Intel el único gran fabricante que lo utilizaba, al final ese sueño ciertamente quedó en nada. Si bien la línea de productos Intel Optane ha sido en general bien recibida, los casos de uso limitado y de alto coste han limitado mucho su adopción hasta que, a día de hoy, prácticamente los productos Optane no tienen salida en el mercado.

Intel Optane 3D Xpoint 04

Así pues, nueve años después de su comienzo Micron ha decidido disolver su asociación con Intel al respecto. El desarrollo conjunto terminó en 2019 y Micron ejecutó su derecho de adquirir la participación de Intel para quedarse unilateralmente con la fábrica, dejando a Intel en una posición que les obligaba a comprar las obleas de Micron 3D XPoint para poder utilizarlas en sus productos Optane.

Sin embargo, parece que el hecho de que Intel sea el único cliente de Micron en esta tecnología no es suficiente y el fabricante ha estado perdiendo dinero por culpa de los costes de mantener esta fábrica; dicho de otra manera, dado que la tecnología no ha tenido una buena aceptación porque Intel era su único cliente, Micron estaba perdiendo dinero y han decidido ya no solo echar el cierre, sino que van a poner a la venta la fábrica para que se la quede el mejor postor, que curiosamente lo más probable es que sea Intel porque con el cierre de Micron, se quedarían sin proveedor de lo contrario.

Intel de hecho ha anunciado que su estrategia de productos Optane se mantiene y que el suministro continuará, lo que hace cobrar más fuerza la suposición de que será la propia Intel quien comprará la fábrica y los derechos de explotación de la tecnología.

¿Tiene Micron un as en la manga?

Los motivos por los que Micron ha decidido dejar de fabricar memoria 3D XPoint y vender su fábrica están muy claros: si pierdes dinero, debes cambiar radicalmente ese modelo de negocio o cerrarlo, así que han optado por la segunda opción. Ahora, si Intel compra la fábrica recibirán una buena inyección de dinero que podría servirles para abrir otra en otra parte para fabricar otro tipo de producto.

Todo esto resulta un poco raro y es probable que haya algo que no conocemos sobre los planes futuros de Micron, quien es bastante probable que guarde un as en la manga en forma de nueva tecnología de memoria. Por ahora obviamente no han dicho nada pero parece evidente que una compañía del tamaño y calado de Micron Technology no abandonaría una tecnología puntera como 3D XPoint así como así, al menos no sin tener alguna otra tecnología todavía mejor. Habrá que estar atentos a los próximos anuncios de la compañía, no sería de extrañar que anuncien una nueva tecnología puntera de memoria a no mucho tardar si las suposiciones son ciertas.