¿Podrá tu Intel Core 12 aguantar estas RAM DDR5? ¡6.600 MHz!

La memoria DDR5 ya no es una promesa de futuro, sino una realidad palpable con placas base y procesadores que la soportan así como módulos de memoria que ya están siendo fabricados. Es el caso de los kits de memoria Trident Z5 RGB de G.SKILL destacan por encima de todo por una menor latencia respecto a otras memorias de quinta generación DDR, hasta el punto que logran la primera DDR5 de 6.600 MHz con ¡Cas 36!

Uno de los puntos más importantes de cara al rendimiento de una CPU es la latencia con la memoria, la cual tiene una extraña relación con el ancho de banda. Si la latencia es muy alta entonces el ancho de banda efectivo se acaba reduciendo y el motivo de ello es muy simple, cada acceso a la RAM ha de ser gestionado y cualquier retraso en dicha labor acaba retrasando al resto de paquetes. Al mismo tiempo un enorme ancho de banda puede generar un entorno donde por sí mismo no se puede gestionar.

Las memorias DDR para RAM se diferencian de las GDDR para VRAM por el hecho de tener menos ancho de banda, pero una latencia que no es exagerada y es que todo procesador central contemporáneo en un PC es sensible para su rendimiento a la latencia. Desgraciadamente los tiempos de acceso de la CPU a la RAM en el caso de la DDR5 son más altos que en la generación anterior y esto está hecho así con tal de poder aumentar la velocidad de transferencia entre ambas partes.

Así es la memoria Trident Z5 RGB de G.SKILL

Trident Z5 Especificaciones

G.SKILL acaba de presentar un nuevo kit de dos módulos de memoria DDR5-6600 que hacen uso chips de memoria de Samsung y por tanto puede alcanzar los 96 GB/s de ancho de banda en doble canal, con una capacidad de 16 GB por módulo, pero donde especialmente destaca es en sus latencias de acceso, ya que son de 36-36-36-36 en vez de ser 40-40-40-40 como en las DDR5 estándar.

De cara al acceso a la RAM por parte de la CPU, esta última no hace una simple petición, sino que se trata de una serie de accesos ordenados que se han de realizar dentro de un tiempo concreto que en el caso de la DDR5 es de 40 ciclos de reloj de la memoria, la ventaja de la memoria Trident Z5 RGB de G.SKILL es que la memoria realiza esas operaciones en 36 ciclos de reloj mucho más rápido y esto reduce el tiempo que tardan en ejecutarse las instrucciones, haciendo que el sistema se vea beneficiado por el uso del Trident Z5 RGB en comparación con los módulos estándar.

Los módulos Trident Z5 RGB vienen montados en un encapsulado que incluye el clásico disipador de calor de la serie Trident (ahora mejorado), soporte RGB para ir a juego con las configuraciones que integren este tipo de iluminación en su estética general y se presentan en dos versiones: totalmente en negro o en plateado. Por lo que estamos ante un tipo de memoria pensada para los que buscan el rendimiento más alto en sus PC y por lo tanto están dispuestos a pagar un poco más.

Una memoria DDR5 pensada para el futuro

Trident Z5 RGB

Las primeras CPU con soporte DDR5 son los Intel Core 12 con arquitectura Alder Lake-S y las APU AMD Ryzen con arquitectura Rembrandt, las primeras en unas semanas y las segundas ya se está fabricando y al igual que el resto de APU de AMD serán presentados en el CES de manera oficial para lanzarse al cabo de unas semanas o meses después de eso.

¿El punto en común de ambas arquitecturas respecto a la DDR5? Como mucho soportan DDR5-4800 en una comunicación 1:1 y por tanto para poderse comunicar con memorias más rápidas necesitan colocar su controlador de memoria en modo 1:2 y recortar su velocidad de comunicación entre la interfaz de la CPU y la RAM la mitad añadiendo latencia. Por lo que el uso de estos módulos de G. SKILL ayudan a paliar esta pérdida de rendimiento y tened en cuenta que veremos modelos similares y de otras marcas.

Es por ello que decimos que esta Trident Z5 RGB es una memoria pensada para el futuro, lo cual es normal, ya que al igual que la DDR4 a la DDR5 la vamos a tener varios años entre nosotros.

¡Sé el primero en comentar!