Los SSD PCIe 5, 6 y 7 necesitarán ventiladores por su temperatura

No hay duda que las unidades de estado sólido se han convertido en el nuevo estándar de rendimiento a la hora de guardar la información en los PC, no obstante el rápido avance en forma de nuevas generaciones no solo trae velocidades de acceso más altas, sino otros cambios importantes. ¿Cuál es el futuro de los SSD NVMe según uno de los fabricantes más importantes?

Phison es uno de los fabricantes de controladoras flash más aclamados y reconocidos del mercado, por tanto conoce muy bien los avances y problemas a resolver en el futuro de los SSD NVMe. Pues bien, a través de una emisión en directo hemos podido saber cuál va a ser la evolución de este tipo de almacenamiento y confirman buena parte de las predicciones que desde aquí hemos hecho en los últimos tiempos respecto a los avances del hardware.

¿Cuándo veremos la nueva generación de SSD NVMe?

Phison E26 SSD PCIe 5

De la boca del director técnico de Phison, Sebastien Jean, hemos podido saber que será en el 2022 que empezaremos a ver unidades SSD NVMe PCI Express 5.0. En cuanto a la generación que vendrá posteriormente, dado que se tardan tres años en desplegar una nueva tecnología respecto a la anterior se espera que los SSD NVMe que utilicen PCIe Gen 6 los veremos como muy pronto en 2025 y a muy tarde en 2026.

También ha comentado como la API DirectStorage de Microsoft marcará un antes y un después en el uso y el rendimiento de las unidades de estado sólido en el PC, recordad que una de las capacidades es que permiten el acceso al SSD NVMe a la tarjeta gráfica de manera directa sin tener que depender del procesador, lo que da virtualmente una gran cantidad de memoria de vídeo y es ideal no solo en juegos, sino también en el mundo profesional.

SSD NVMe como RAM y caché L4

Futuro SSD Interfaz

Una de las mejoras que trae el estándar PCI Express 5.0 es el Compute Express Link, una extensión que añade coherencia en el direccionamiento de la memoria a todos los componentes que se conectan a través del PCI Express. Pues bien, las controladoras flash compatibles con PCI Express 5.0 pueden comunicarse a 14 GB/s, un ancho de banda que equivale a un solo canal de memoria DDR4-2133. ¿La predicción de Sebastien Jean? Dado que los SSD y la RAM trabajaran en un mismo espacio de memoria se hace necesaria una caché L4 para la coherencia entre el SSD y la RAM en el direccionamiento.

No olvidemos de la existencia de módulos NVDIMM-P que combinan RAM y memoria NAND Flash en chip no solo es una realidad, sino que tenemos por ejemplo patentes de AMD que hacen referencia al uso de esta memoria y sin salirnos de los de Lisa Su tampoco nos hemos de olvidar de otra de sus patentes donde hablan de una caché L4. Estamos muy seguros que Intel seguirá también esos pasos y la marca roja no irá en solitario. ¿Ha tenido un desliz el CTO de Phison respecto al futuro? Es más que posible.

Tampoco hemos de descuidar como el CXL permite expansiones de memoria a través del puerto PCI Express, por lo que el direccionamiento unificado no solo se dará con módulos DIMM mixtos en cuanto al tipo de memoria, sino también con las unidades SSD NVMe que estén conectadas a los puertos PCI Express.

El futuro de los SSD NVMe

Disipador activo futuro SSD NVMe

Lo que nos interesa es saber cómo van a evolucionar los SSD NVMe en el futuro cercano y uno de los puntos más importantes tiene que ver con la refrigeración, no es ningún secreto que el consumo energético del puerto PCI Express aumenta con cada generación de la interfaz y esto supone un aumento en el calor generado. Si ya con la versión 4.0 del estándar se recomienda el uso disipación pasiva, como es el caso de PlayStation 5, con el uso de las versiones 5.0 en adelante se hará necesario el uso de disipadores activos. Por lo visto el consumo energético de un SSD NVMe Gen 5 es de 14W, pero uno de sexta generación el consumo será de 28W, por lo que da como resultado un desafío para los diseñadores industriales para poder mantener la unidad a unas temperaturas de trabajo aceptables.

Otro de los puntos de los que han hablado está en la reducción en el número de vías y líneas PCI Express utilizadas, lo cual no solamente permitirá Controladoras Flash mucho más pequeños, y baratos, sino también unidades de almacenamiento más compactas en tamaño. En la actualidad las únicas unidades de almacenamiento con interfaz PCIe que utilizan dos líneas son las llamadas CF Express de Tipo B utilizadas en algunas cámaras de vídeo y en las Memory Cards de las Xbox Series. Por lo que esto abre la posibilidad de unidades de almacenamiento de 1,8 pulgadas de alto rendimiento, ya que hasta el momento solo existían con interfaz SATA con este tamaño.

Ya para terminar y aunque esto no es una novedad, vamos a ver aumentada su capacidad de almacenamiento, pero veremos los SSD NVMe con celdas TLC siendo enfocados al mercado gaming y los QLC para las gamas más bajas.