¿Pensando en comprar algo para tu PC en Navidad? Podría no haber stock

Seguro que viendo el precio de muchos de los componentes y periféricos actuales estás ahorrando esperando a las ofertas típicas de Navidad o al Black Friday, por ejemplo. Pues bien, puede que esta espera sea en vano, puesto que se informan de numerosos retrasos en los envíos y problemas en la cadena de suministro que actualmente están poniendo en jaque toda la campaña navideña. ¿Habrá stock para esas fechas tan especiales o la situación se va a agravar? ¿Qué es la crisis del stock de chips?

Estamos a punto de pasar la primera fase de la pandemia, la sanitaria, donde España es uno de los países líderes en vacunación, pero la segunda etapa es otro cantar, donde además afecta a todo el globo por igual. Lógicamente hablamos de la fase de recuperación económica, donde no hay país en el mundo que no se haya visto perjudicado y la cual nos ha traído esta crisis de escasez de chips. Estamos pagando las consecuencias, pero lo peor no ha llegado…

Lo que viene: no hay chips, pero sí retrasos en la cadena de suministro

Contenedores-puerto

De la escasez de chips seguramente lo hemos dicho todo a día de hoy, es raro encontrar la semana donde no hay novedades variadas sobre este tema que tanto interesa, puesto que está mermando los precios y el stock. De la cadena de suministro en cambio se habla menos, pero es igual de fundamental y en ello se basa este artículo, puesto que solucionada la primera nos queda subsanar la segunda.

Aunque la escasez de chips tiene fecha de fin, la de los suministros no tiene viso alguno de terminar. La maquinaría está a todo tren y la cuerda está tensa, no hay trabajadores cualificados en las principales empresas del sector y ahora tampoco hay contenedores de acero y de transporte disponibles. Esto está causando un atasco tan gigantesco que ya se habla de la crisis del transporte en algunos sectores.

La crisis del stock de chips: no hay transporte disponible

guerra de aranceles

Cuando el mundo se paró la cadena de suministro dejó en los muelles de carga una cantidad de contenedores abismal, los barcos hicieron lo propio y por ende apenas nada se movió por mar o por tren. Esto lógicamente creó una demanda de productos totalmente desbordada y jamás vista, donde tras meses y meses de logística e inversión el número de contenedores aumentó, permitiendo que las grandes empresas y fabricantes pudiesen enviar sus productos para PC al mercado y tiendas de todo el mundo.

¿El problema? La demanda sigue siendo tan alta que actualmente el número de contenedores es tan grande que están varados en los barcos a la espera de que los puertos puedan trabajar los que han sido descargados. Ahora ya tenemos chips en mayor o menor medida, pero hay un problema de logística que impedirá que la gran mayoría llegue a tiempo para llenar estanterías, por lo que un procesador, una tarjeta gráfica o un teclado no pueden llegar desde el punto A hacia el B.

Esto inyecta más presión a la cadena de suministro, por lo que los fabricantes lanzan el aviso: hay que planificar con anticipación las compras y además estar abiertos a adquirir una alternativa al producto que estemos buscando, puesto que es posible que no estén disponibles ni para Black Friday ni para Navidad. Por ello, si tenéis algo que necesitáis o queréis a tiro, quizás sea buen momento para adquirirlo antes que esperar y quedarnos sin nada durante meses o más tiempo.