Cambia la memoria RAM de tu PC y ahorra en la factura de la luz

El precio de la electricidad en España está completamente descontrolado en estos momentos. Cada vatio que podamos ahorrar de electricidad afecta positivamente a la factura de la luz que nos llega a final de mes. La memoria RAM, muy posiblemente, está provocando que pagues más en tu factura de la luz y tiene una solución muy sencilla.

Hemos conocido un informe de Nexthink sobre consumos energéticos de equipos informáticos. Según indica el informe, han analizado más de 3,5 millones de ordenadores. Aproximadamente el 34% de los sistemas analizados tardan más de 5 minutos en iniciar. Esto supone un consumo energético elevado que no está realizando ningún trabajo útil. Y el principal culpable de este retraso en el arranque es la memoria RAM.

La memoria RAM está provocando que tu factura de la electricidad sea más abultada

Puede parecer un tanto surrealista que la memoria RAM de nuestro ordenador esté generando un desfase en la factura de la luz. La realidad es que posiblemente afecte más de lo que nos podamos imaginar.

Dentro del estudio se indica que una quinta parte de los equipos analizados tenían más de tres años. Estos sistemas tardaban poco en arrancar, eran sistemas potentes y con una buena eficiencia. Pero se han encontrado con muchos sistemas realmente lentos. Tras analizarlos detenidamente han detectado que el principal problema estaba en la memoria RAM.

Han detectado que el 80% de los sistemas antiguos analizados tenían tiempos de arranque extremadamente lentos. Según se indica, hablamos de más de 5 minutos en el arranque, algo que excede cualquier parámetro lógico.

modulo memoria ram sodimm ordenador portatil

Después de realizar un análisis más en profundidad, el 98% de estos sistemas mejora notablemente con la actualización de la memoria RAM. Además, se han realizado algunos ajustes de configuración para reducir los tiempos.

El análisis destaca sobre todo que estos sistemas lentos están generando anualmente 450 toneladas de CO2. Para que nos hagamos una idea, esto equivale a las emisiones que generarían poco más de 190.000 litros de gasolina.

Algo tan sencillo como cambiar la memoria RAM (actualizarla) y realizar algunos ajustes en la BIOS, se reducen los tiempos de arranque. Esto supone reducir el consumo eléctrico y por consiguiente, las emisiones de CO2.

diferentes tipos de modulos de memoria

Otros consejos para reducir el consumo y las emisiones CO2

Si tenemos un equipo antiguo (pongamos de unos 5 años) y vemos que su rendimiento decae, aún es perfectamente útil. Además de la memoria RAM, podemos cambiar la unidad de almacenamiento. Podría darse el caso que tengamos un disco duro mecánico (HDD), en ese caso, es aconsejable cambiar a un SSD. Los SSD tienen velocidades de lectura y escritura muy superiores a los HDD, y además, consumen muchísimo menos.

Para aquellos con un sistema más moderno, hay algunos ajustes que se pueden hacer para ahorrar en la factura de la luz:

  • Apaga la iluminación LED RGB de todos los componentes (siempre que sea posible)
  • Puedes reducir la frecuencia de trabajo del procesador e incluso, deshabilitar algunos núcleos
  • Puedes reducir la frecuencia de trabajo de la tarjeta gráfica si vas a jugar a títulos ligeros como Fortnite, Minecraft o LoL; entre otros
  • En vez de dejar en suspensión el equipo, apágalo completamente
  • Si tienes un portátil, cuando la batería esté completamente cargada, desenchúfalo y utiliza la batería