HG Computer Osmi 3.1, una caja mini ITX elegante para tu salón

HG Computer Osmi 3.1, una caja mini ITX elegante para tu salón

Iván Balseiro

HG Computer acaba de lanzar su nueva caja mini ITX Osmi 3.1 con un reducido volumen de solamente 8,6 litros. Está diseñada de manera simple y con poca profundidad, con vistas a ser una caja que irá ubicada cerca de la televisión en la sala de estar.

Para todos aquellos que buscan una caja de diseño y no les importa pagar un precio mayor por un producto de buena calidad y de dimensiones pequeñas, esta caja recién presentada viene para parecerse a la Xbox Series X y busca un hueco, con una excelente apariencia, en tu salón.

Osmi 3.1, un chasis que pasará inadvertido en nuestra casa

hg osmi por delante detras

Con un aspecto muy elegante nos encontramos ante una caja que, con su reducido factor forma, nos obliga a limitar en gran medida los componentes internos que podemos utilizar dentro. Aparte de estar limitada por su pequeño volumen estaremos restringidos también por la incapacidad de poder instalarle más de un ventilador, y además no podremos optar por la utilización de refrigeraciones liquidas.

Descartamos, por tanto, la posibilidad de utilizar este tipo de cajas para aquellos que piensen en utilizarla para meterle componentes de mucha potencia, pero que es ideal para todas aquellas personas que quieran una caja pequeña para utilizarla como multimedia para sus televisores con componentes que cubran a la perfección dichas tareas como una APU de AMD.

Es por tanto un ordenador perfecto para el gamer casual que no quiere jugar a juegos AAA a resolución 4K, pero que sí que quiere tener un ordenador de gama media en un chasis muy reducido y con una estética muy simple, pero a la vez muy elegante.

hg osmi blanca

Los paneles cerrados en el frente y los laterales son los que le otorgan esa apariencia simple ideal para el salón, ya que lo único que aparece en la parte frontal es el logotipo del fabricante.

La carcasa no dispone de puertos de entrada ni salida y el botón de encendido está ubicado en la parte posterior de la caja para no dañar su estética, con las únicas aperturas disponibles localizadas en la parte superior y el fondo para la refrigeración de los componentes internos. Dispone de un hueco que permite poder instalar un ventilador de 140 mm, que aspira aire del exterior y sopla verticalmente a través del chasis refrigerando todos los componentes internos.

Pensado sólo para la estética y con componentes no muy potentes

hg osmi negra por dentro

Tiene soporte para dos discos de almacenamiento de 2.5 pulgadas que se esconden detrás de la placa base, la fuente de alimentación se sitúa por encima del zócalo de la CPU y debe ser un modelo con el factor de forma SFX o SFX-L con una profundidad máxima de 100 milímetros. Este diseño de fuente de alimentación más compacta deja más espacio para el disipador del procesador, que puede tener un máximo de 70 milímetros de altura, por lo que debe instalarse o bien un ventilador de serie o bien un ventiladores de bajo perfil.

En cuanto al soporte de tamaño máximo de gráfica nos encontramos con un límite de 170 milímetros de largo y un ancho de dos ranuras o 42 milímetros, por lo que podremos optar únicamente por modelos que se puedan enfriar con un solo ventilador.

Para el apartado de las especificaciones estamos ante una caja que admite placas base Mini-ITX en un chasis de 180 x 180 x 265 mm con un material de construcción en aluminio y con un peso de 1,88 kg. Ya está disponible esta HG Computer Osmi 3.1 en color blanco o negro por un precio de unos 221 euros.