Desde hace ya bastante tiempo, AMD siempre ha estado por detrás de Intel en cuanto a rendimiento en la arquitectura de procesadores x86. Tradicionalmente, para contrarrestar esta carencia de rendimiento en la arquitectura, AMD optó por la estrategia de ofrecer  procesadores con mayor número de cores a un precio más asequible, por lo que la compañía ha sobrevivido hasta ahora gracias al sector de mercado de procesadores de menos de 200 dólares.

No obstante, desde que Intel sacó al mercado la plataforma Sandy Bridge, esta ventaja de AMD de cores/dólar se ha visto degradada, y es por ello que AMD necesitaba imperativamente una actualización de su arquitectura. Y es aquí donde entran los procesadores Bulldozer, donde AMD ha renovado por fin su arquitectura (la cual apenas había variado desde la introducción de los primeros procesadores Dual Core allá por 2006) para tratar de volver a dominar el mercado en un sector con grandes necesidades de cargas de trabajo con muchos cores.

AMD ha tenido a bien enviarnos un completo kit Bulldozer, consistente en un procesador AMD FX-8150, una placa base Asus Crosshair V Formula y un kit de refrigeración líquida todo en uno (AMD FX Watercooler).

Antes de empezar a ver este kit que AMD nos ha enviado para su análisis, para los más eruditos vamos a explicar un poco en qué consiste esta nueva arquitectura Bulldozer.

INTRODUCCIÓN

La matriz de los procesadores AMD FX es única, y su tamaño es de 315 milímetros cuadrados. En su interior cuenta con 2 billones de transistores (muy cercano a una GPU). Estos procesadores Bulldozer no son mucho más pequeños que la anterior generación Phenom de 45nm (a pesar de que están fabricados con un proceso de 32nm). Tanto el área de la matriz como el número de transistores es significativamente superior a los Sandy Bridge de Intel, los cuales también están fabricados con un proceso de 32nm pero solo cuentan con 995 millones de transistores (menos de la mitad) con un tamaño de matriz de 216 milímetros cuadrados.

Los procesadores Bulldozer han sido diseñados para tener un balance óptimo entre rendimiento, coste y consumo. Su arquitectura se basa en una alta frecuencia de funcionamiento y en la compartición de recursos para lograr un rendimiento óptimo en aplicaciones de generaciones venideras. Los procesadores AMD FX ofrecen hasta 8 cores de alto rendimiento y bajo consumo.

Como vemos en la imagen de arriba, el procesador cuenta con cuatro “Bulldozer module”. ¿En qué consiste cada uno de estos módulos? Cada uno de ellos es una especie de “mini-procesador” dual core (por ello tienen hasta 8 núcleos), y cada uno de ellos comparte el core de punto flotante (algo que solo tiene una demanda elevada en servidores, por eso decidieron ponerlo compartido) pero tiene su propia memoria caché L1. Los ingenieros de AMD lo diseñaron de esta manera para poder maximizar el uso de la superficie de silicio del procesador y tener un ancho de banda entre los diferentes cores mucho más elevado que si empleara 8 cores individuales.

Hablando de la memoria caché, cada core cuenta con 16Kb de caché L1. Por su lado, cada módulo Bulldozer dual-core tiene 2Mb de caché unificado L2 16-way (8Mb en total), y 8Mb de caché compartido L3 64-way asociativo a los dos cores de cada módulo Bulldozer.

Además, AMD ha incluído en esta nueva arquitectura nuevos juegos de instrucciones: FMA4 para aplicaciones HPC y XOP para aplicaciones numéricas, multimedia y algoritmos utilizados por audio/radio.

Tecnología AMD Turbo Core.

– Max Core: La tecnología AMD Turbo Core ha sido enormemente mejorada en los procesadores AMD FX, ya que incluye un nuevo modo que puede aplicar el modo turbo a TODOS los cores al mismo tiempo, cuando hay suficiente TDP disponible para ello. Esto permite que escenarios que utilicen todos los cores vean incrementados su rendimiento gracias a una frecuencia superior de todos estos cores.

– Max Frequency: Este modo se activa en aplicaciones que no utilicen todos los cores (como juegos), y consiste en desactivar la mitad de los cores del procesador y aumentar significativamente la frecuencia de los 4 que permanecen activos.

Podemos ver un ejemplo numérico de esto en la siguiente tabla, donde se detallan los procesadores AMD FX salieron al mercado en el momento del lanzamiento.

Como podemos ver, el AMD FX-8150 (que es el modelo que analizaremos) tiene una frecuencia base de 3.6Ghz en sus 8 cores. Cuando se activa el Turbo Core, esta frecuencia sube a 3.9 Ghz todavia en los 8 cores, y cuando se activa el Max Turbo Core, la frecuencia llega hasta los 4.2 Ghz, pero solo en 4 de sus cores.

Placas base con chipset AMD 990FX.

AMD ha certificado sus procesadores AMD FX para funcionar bajo placas base con el socket AM3+. Las placas base con socket AM3 podrían funcionar con los procesadores AMD FX, pero son los propios fabricantes los que deben decidir si certificar o no sus placas para funcionar con los procesadores Bulldozer, por lo que la compatibilidad no está asegurada. AMD ha certificado que sus procesadores funcionarán en placas base con socket AM3+ y con BIOS UEFI.

Lo que si es 100% compatible con esta nueva plataforma son los disipadores. Cualquier disipador compatible con sockets AM2+ y AM3 lo serán con AM3+, aunque habrá que tener en cuenta que sean lo suficientemente eficientes para poder refrigerar estos procesadores, ya que llegan a consumir 125W en su configuración stock (sin overclock).

Como dijimos anteriormente, AMD nos ha enviado una placa base Asus Crosshair V Formula AM3+ junto con el procesador Bulldozer. Esta placa base está basada en el chipset AMD 990FX, y ofrece una mejora sustancial con respecto a la serie 6 de placas base de Intel: ofrece 6 puertos SATA3 frente a los 2 que ofrece Intel.

Este es el diagrama de su arquitectura.

Ahora que conocemos un poco mejor la nueva arquitectura AMD Bulldozer, ha llegado la hora de ver el kit que hemos recibido de AMD.

ANÁLISIS EXTERNO.

El kit nos llegó en dos cajas. a primera, de un tamaño considerable y de color negro, solo está adornada por el logotipo de AMD FX.

Detalle del logotipo.

Al abrir la caja encontramos en la parte izquierda la Asus Crosshair V Formula, y en la zona de la derecha encontramos una cajita metálica en cuyo interior deberíamos encontrar el procesador AMD FX-8150.

En la caja metálica se encuentra el procesador.

Detalles de la caja metálica.

Ya fuera de la caja, aquí podemos ver el AMD FX-8150.

Aquí vemos la Asus Crosshair V Formula.

Se trata de una placa base de la gama más alta, la serie ROG (Republic of Gamers) de Asus, diseñada especialmente para sacarle el máximo partido a nuestro hardware, y en especial a nuestro procesador. Además cuenta con funciones de Overclock avanzadas, lo que nos ayudará a exprimir al máximo este FX-8150.

Detalle del socket AM3+. Como vemos en la imagen, Asus lo ha serigrafiado como Socket AM3b.

Esta nueva arquitectura que AMD ha empleado en los procesadores Bulldozer siguen utilizando memoria de doble canal, por lo que la Asus CrossHair V Formula cuenta con 4 sockets DDR3.

Vamos a ver ahora el Kit Watercooler de AMD FX. Viene embalado en una caja de cartón con los colores característicos de la serie AMD FX. En la parte delantera no encontramos nada salvo el identificativo AMD FX.

Por la parte trasera encontramos una breve descripción que nos indica que en esta caja encontraremos un procesador AMD FX y un kit de refrigeración líquida todo en uno. Como a nosotros nos han mandado el procesador junto con la placa, no se ha incluido otro adicional con el watercooler. Seguimos sin encontrar datos técnicos acerca del disipador.

En el lateral encontramos una pequeña foto del kit de refrigeración líquida y una breve descripción de sus principales características, pero nada de datos técnicos.

Lo que sí podemos ver en este mismo lateral es que el kit está fabricado por Asetek (mismo fabricante que, por ejemplo, la serie Hydro de Corsair).

De hecho, al sacar el contenido de la caja lo primero que nos encontramos es el manual de montaje con el logotipo de Asetek.

El manual es bastante escueto y deja bastantes cosas a la imaginación. Un usuario inexperto tendrá bastantes problemas para montar este kit de refrigeración líquida.

También se incluye un CD con el software ChillControl V para poder monitorizar y configurar los parámetros de la bomba y los ventiladores.

Se incluyen dos ventiladores de 120mm, cada uno con 9 aspas en forma de vórtice para crear una alta presión estática.

Estos ventiladores son fabricados por Everflow, tal y como podemos ver en su pegatina de las especificaciones técnicas.

En el lado opuesto encontramos el logo de AMD.

Los conectores son de 4 pines, es decir, que cuentan con función PWM. No obstante y como veremos más tarde, los ventiladores se conectan directamente al kit de refrigeración líquida, de manera que puedan ser controlados por el software ChillControl V.

Estos son el resto de accesorios que vienen incluidos que, como es evidente, son únicamente para su montaje en sockets AMD.

Finalmente, aquí podemos ver el kit en su conjunto. A la izquierda de la imagen el radiador de doble grosor, y en la derecha la bomba.

El radiador cuenta con numerosas láminas de aluminio para mejorar la disipación de calor.

Se conecta a dos tubos que irán a la bomba, la cual irá colocada directamente sobre el socket del procesador. Estos tubos son de plástico muy flexible, cosa que es de agradecer ya que facilita en gran medida su manipulación mientras se instala.

Aquí vemos la bomba, con el gran logotipo de AMD FX, el cual una vez conectado se iluminará en el color que queramos configurar con ChillControl V.

La base de la bomba es de cobre para fomentar una disipación de calor óptima.

Estos son los conectores que salen de la bomba. En la imagen podemos ver en la izquierda dos conectores de 4 pines para conectar los dos ventiladores, y a la derecha uno de 3 pines para conectarlo a la placa base y de esta manera alimentar la bomba.

Lo más peculiar de este kit de refrigeración líquida es que cuenta con un conector interno USB 2.0. Esto sirve para poder controlar todas las funciones, incluyendo el color de la iluminación.

MONTAJE.

Vamos a proceder a instalar el kit. El primer paso es anclar el procesador sobre el socket AM3+ de la placa base.

Luego ya podemos instalar la placa base en la caja.

Ahora hay que preparar el Watercooler de AMD para su instalación.

Hay que anclar estas piezas en el soporte metálico. Esto sirve para que los tornillos queden fijos.

Una vez que hemos puesto los cuatro, podemos insertar los tornillos.

Hecho esto, lo anclamos a la bomba.

Utilizando el backplate que viene de serie en la placa base, ponemos pasta térmica sobre el procesador y procedemos a instalar la bomba sobre éste. Los tornillos se pueden apretar con la mano, así que este paso es coser y cantar.

Ahora, siguiendo las instrucciones, anclamos el primer ventilador sobre la bomba. Es importante que ambos ventiladores estén colocados en el mismo sentido para tener una configuración push-pull (el de un lado empuja aire y el otro lo succiona).

Ahora colocamos el segundo ventilador sobre la caja.

Hecho esto, anclamos la bomba al segundo ventilador y ya queda todo el sistema fijado e instalado.

Solo queda conectar los cables y listo.

TESTEO.

Para testear este kit AMD Bulldozer se ha utilizado el siguiente hardware:

– AMD FX-8150 + AMD Watercooler
– Asus Crosshair V Formula
– CM Storm Trooper
– 4x2Gb G.Skill Ripjaws 1600Mhz CL7
– 2x Radeon HD 6870 1Gb CrossFireX
– Seagate Barracuda 7200.12 500Gb
– Cooler Master Silent Pro Gold 700W

El sistema operativo empleado ha sido Windows 7 Ultimate de 64 bits con el SP1 y todos los últimos parches instalados.

Antes de empezar con el testeo vamos a mostrar los valores que nos da el FX-8150 en su configuración de stock. En la siguiente captura podemos ver los valores que muestra CPU-Z cuando el procesador está funcionando al máximo con TurboCore activado.

Esta es la evaluación del sistema según Windows 7.

Software: ChillControl V

El software incluído con el Watercooler AMD se llama Chill Control V. En la primera pestaña nos muestra la temperatura del líquido refrigerante, el nivel sonoro (teórico), la velocidad de los ventiladores y la de la bomba. También en la esquina superior derecha nos permite cambiar el perfil: Custom, Silent y Extreme.

En la siguiente pestaña nos muestra gráficos de la temperatura del líquido refrigerante y de la velocidad del ventilador.

En la pestaña Fan Control, aunque parezca mentira, no podemos controlar la velocidad de los ventiladores como tal, sino que podemos cambiar la temperatura a la que cambia la curva de velocidad de los mismos, así como activar notificaciones por temperatura del líquido y por RPM de los ventiladores.

En la última pestaña, Settings,podemos modificar diversos parámetros como hacer que ChillControl V arranque con el sistema. No obstante, la característica más interesante es poder cambiar el color de la iluminación o incluso desactivarla.

Así se ve la iluminación.

Overclock.

Antes de empezar a aplicarle overclock al procesador, preparamos la placa base para que de todo lo que es capaz.

Comenzamos el Overclock del procesador utilizando el AutoTune automático de AISuite, una aplicación incluída en la suite de software de la placa base.

Tras un par de reinicios, solo logra subir el procesador hasta los 3780 Mhz, un valor muy por debajo de lo esperado y del potencial del procesador.

Por ello, probamos a subir la velocidad utilizando la función manual del Autotune del AiSuite.

Aquí logramos unos nada despreciables 4,4 Ghz con 1.260V.

No obstante, como la temperatura del procesador todavía lo permite, decido ir más allá y aplicarle overclock manual desde la BIOS. El resultado, aunque me dejó un poco decepcionado, no está nada mal: 4537 Mhz.

Para que este overclock fuera 100% estable tuve que subir el voltaje del procesador hasta los 1.472V y relajar la frecuencia de las memorias a 1333Mhz. Ya no quise subirle más porque la temperatura no lo permitía: 60ºC en Full Load.

Mucha gente dirá que podría haberlo subido bastante más desactivando núcleos del procesador, pero ya que esto no es una competición de Overclock, lo que pretendemos es que el procesador pueda funcionar 24×7 de manera segura y sacándole todo el partido a los 8 núcleos. Por ello, estos 4537 Mhz serán los que utilizaremos en los tests.

Temperatura.

En la siguiente gráfica mostramos las temperaturas que alcanza el procesador tanto en Idle (20 minutos de reposo sin hacer nada) como en Full Load (30 minutos estresando el procesador con Prime95). La temperatura que se muestra es el incremento o delta de temperatura, es decir, la temperatura medida menos la temperatura ambiante. De esta manera, la temperatura ambiente no influye para nada en la medición.

Como podemos observar la temperatura con el procesador Overclockeado a 4.5 Ghz es bastante elevada. ¿Por qué? Porque para subir hasta esa velocidad tuvimos que subir muchísimo el voltaje del procesador, y eso como no puede ser de otra manera, eleva sobremanera el calor que este genera.

Test sintéticos.

Vamos a pasarle unos cuantos tests sintéticos al procesador para ver cómo se comporta. Comenzamos con Cinebench 11.5.

Configuración en stock.

Configuración overclockeada.


En su configuración de stock, el AMD FX-8150 ha quedado por debajo de un Intel Core i5-2500K. No obstante, en la configuración overclockeada, ha superado a este, y ha quedado muy cerca de la puntuación obtenida por el 2500K overclockeado a 4.4Ghz. Muy atrás quedan ya los viejos Phenom II X4, y de hecho, el FX-8150 también ha superado en este test a un procesador que ha sido el buque insignia de Intel en su anterior generación, un Core i7-960. También podemos observar que overclockeando el procesador hemos logrado aumentar la puntuación en 1.13 puntos, lo cual es mucho en un test tan sumamente exigente como es Cinebench.

SiSoft Sandra

Para no llenar el análisis de pantallazos con los resultados vamos a poner los mismos en modo de gráfica, ya que así también se ve más claro.

El AMD FX-8150 tiene unos resultados excelentes, una capacidad de cómputo excepcional. En la configuración overclockeada veréis que obtiene unos resultados peores en el test de ancho de banda de memoria; esto es debido a que tuvimos que reducir la velocidad de ésta de 1600Mhz a 1333Mhz para que el overclock fuera estable.

 

7zip benchmark

En este test utilizaremos la aplicación más exigente para procesadores multicore: el diccionario de 32M.

En este test el AMD FX-8150 se ha portado particularmente bien, superando a un Intel Core i5-2500K overclockeado a 4.4 Ghz.

Adobe Photoshop CS4 – Retouch Artists Speed Test

Este test pone a prueba al procesador en edición básica de imágenes: conversiones de color, creación de capas, ajuste de curvas de color, ajuste de tamaño de imagen, máscaras. El tiempo está tomado en segundos, por lo que un valor menor es mejor.

Rendimiento en juegos

En los siguientes tests os mostramos el rendimiento en algunos de los juegos más populares del panorama actual. El rendimiento está medido en FPS (Frames por Segundo) y ha sido medido con la utilidad de benchmarking FRAPS durante sesiones de 20 minutos de juego, intentando hacerlo en pantallas o misiones lo más sobrecargadas posible. Cada juego es diferente, pero en todos los casos los gráficos han sido configurados al máximo y a una resolución de 1920×1080. Este ha sido el resultado:

Como vemos, el FX-8150 se comporta bastante bien en juegos, aunque cabe decir que aquí también influye tener una placa base de gama alta que funciona a la perfección con el CrossFireX de dos Radeon HD6870. La verdad es que nos hubiera gustado disponer de un entorno gráfico más potente, ya que seguro que habríamos podido sacar todavía más partido al procesador. No obstante, el FX-8150 aprueba con nota el test en el apartado de juegos.

CONCLUSIÓN.

El AMD FX-8150 es un gran procesador, sobre todo si tenemos en cuenta que nos ofrece 8 núcleos de proceso independientes a un precio muy, muy contenido, por lo que podemos afirmar que sin duda se trata de un “Product Value”. AMD todavía tiene que seguir trabajando para mejorar su arquitectura, pero está claro que la arquitectura Bulldozer ha sido un paso de gigante para la compañía, que ha dejado muy atrás a los antiguos Phenom. AMD sigue ofreciendo la mejor relación de número de cores de proceso por euro invertido, y esto, para gente que necesita un procesador para tareas multinúcleo, siempre es un plus.

En cuanto al Watercooler de AMD, he de decir que he quedado un poco decepcionado; esperaba haber podido subir más el overclock del procesador, pero no ha sido posible, entre otras cosas, porque me vi obligado a elevar muchísimo el voltaje del mismo para poder alcanzar una velocidad decente. No siempre nos tocan procesadores “pata negra” que suben como la espuma, y este ha sido uno de esos casos.

PROS:

– 8 núcleos reales de proceso.
– Muy buen rendimiento.
– Precio contenido.

CONTRAS:

– El Watercooler tiene los soportes demasiado endebles.
– Rendimiento de overclock mejorable.
– Necesita mejorar la gestión del ancho de banda de memoria.

Por ello, desde HardZone recomendamos el AMD FX-8150 y le otorgamos nuestro galardón de plata.

Queremos agradecer a AMD y a la agencia Gómez Acebo, en especial a Amaia Rodríguez, por habernos suministrado el kit necesario para la realización de este análisis.

  • caballero delcielo

    Buenas tengo exactamente este procesador con ese disipador liquido, lo acabo de instalar en una board asus M5A99X EVO R 2.0. el inconveniente que tengo es que me bota error de cpu fan al iniciar el pc. al mirar la bios está en rojo el ventilador cpu fan en la bios, y no logro solucionar esto, he conectado el cable de 3 pines al puerto en la board “cpu fan” como dice el manual. Gracias espero una pronta respuesta.

  • concepto

    con cuanta ram es recomendado este procesador