Ya sabemos el rendimiento de la Microsoft Surface Pro 7 en 3DMark

La Surface Pro 6 lleva relativamente poco tiempo en el mercado, pero Microsoft ya tiene en el horno la nueva generación Pro 7. Por ello, lanzará en breve esta nueva versión con mejoras interesantes y donde todo apunta a que ha recurrido a Intel para pelear por la corona del rendimiento frente a Apple. Ahora se ha filtrado el rendimiento de esta nueva Surface Pro 7 bajo 3DMark ¿qué será capaz de hacer?

Microsoft se alinea con Intel para poder competir contra Apple

Microsoft-Surface-Pro-7

Es una guerra en la distancia, una guerra que pretende desacreditar y hundir a ser posible al rival, donde no se espera cuartel alguno por ninguna de las partes. Este podría ser perfectamente el resumen de la guerra que está enfrentando actualmente a Microsoft y Apple por lograr el dispositivo más compacto y liviano, pero también más potente.

La brecha entre los MacBook Air y el resto se estrechó en el pasado y actualmente puede que esa diferencia sea nula o negativa para los de Cupertino.

Y es que los últimos rumores sobre los de la manzana mordida y su equipo más liviano los sitúan con una diana en plena pantalla. Los motivos son simples: Apple se ve obligada por la presión de la competencia a implementar en el nuevo MacBook Air CPUs de 4 núcleos y con ello a mejorar la refrigeración.

Esto obliga por otro lado a optar por CPUs Comet Lake-U (menor TDP y precio), lo que supone una desventaja desde el punto de vista del rendimiento. En el lado opuesto del ring tenemos a Microsoft con su Surface Pro 7, de la cual hoy tenemos la confirmación de que, al menos, llegará con un Intel Core i7-1065G7, es decir, con Ice Lake a 10 nm y iGPU Iris Plus.

Microsoft está poniendo toda la carne en el asador y para ello ha tenido que optar por Intel y sus CPUs, ya que AMD actualmente en arquitectura de núcleo no puede competir con la serie 3000 de APUs y Renoir parece todavía lejos en el mercado.

La Surface Pro 7 llegará con el segundo mejor procesador de Intel para portátiles

Intel-10th-Gen

La apuesta de Microsoft pasa por un Intel Core i7-1065G7, un procesador de cuatro núcleos y ocho hilos con arquitectura Ice Lake a 10 nm, que portará una frecuencia base de 1,3 GHz y un Boost de 3,9 GHz, todo junto a 8 MB de L3.

Incluye la nueva iGPU Iris Plus, lo cual supone tener la nueva arquitectura Gen 11 con 64 EUs y a una frecuencia de 1,1 GHz. Estos datos suponen un TDP configurable de entre 15 vatios y 25 vatios, algo que Microsoft podrá elegir según las necesidades y solvencias térmicas de esta nueva Surface Pro 7.

Como vemos, Microsoft ha optado por la segunda variante más potente de todo lo presentado por Intel, donde ha situado a Apple entre la espada y la pared, ya que los recursos térmicos de los de Cupertino son distintos a los que puede implementar Microsoft.

Surface Pro 7 3DMark

Centrándonos en su rendimiento, 3DMark afirma que la CPU ha funcionado a una velocidad de 1,5 GHz, donde al parecer Microsoft ha optado en este modelo por mantener el menor de los TDP, es decir, 15 vatios.

Ello limita el rendimiento tanto en CPU como en GPU, pero aun así las puntuaciones son bastante decentes bajo Sky Diver 1.0: 6.565 puntos en GPU, 9.594 puntos en física y 7.284 puntos en combinado, lo que da un resultado total de 6.963 puntos.

No es una gran puntuación global si lo comparamos con tarjetas gráficas dedicadas, pero dadas las limitaciones obvias por TDP, es una puntuación muy a tener en cuenta y que está por encima del 22% de los portátiles actuales.