Wraith Spire 2019 vs Spire 2018: AMD empieza a recortar gastos en sus disipadores

Un a de las innegables ventajas que tienen los procesadores AMD Ryzen frente a los Intel Core, es que todos sus modelos incluyen un disipador bastante decente. Estos disipadores son capaces de cumplir su función con cierta soltura, sin ser muy sonoros. Sin embargo, parece ser que AMD ha comenzado a recortar gastos en sus disipadores AMD Wraith Spire desde la anterior generación de procesadores AMD Ryzen a la actual. Lo que han hecho es eliminar la cámara de vapor de cobre que tenían estos disipadores en el centro.

Existen tres categorías de disipadores AMD Wraith:

  • Stealth: se usa para los procesadores con TDP de hasta 65 W. Es decir, la gama baja y media-baja.
  • Spire: destinado a los procesadores de hasta 95 W. O lo que es lo mismo, los procesadores de la gama media-alta.
  • Max o Prism: para los modelos de la gama alta, con TDP superior a 100 W.

Los disipadores AMD Wraith Spire son unos de los más apreciados por los entusiastas con presupuestos más justos. Son modelos cuya instalación es relativamente sencilla y, como hemos dicho, son capaces de mantener las temperaturas de los procesadores de 95 W de TDP bajo control. Gran parte de este éxito se debe, en gran medida, al diseño interno del disipador.

Y es que, AMD, en el centro del disipador, ha instalado una cámara de vapor, que ayuda a que este modelo trabaje de una manera más eficiente. Y, sobre todo, sin necesidad de hacer que el ventilador gire a un número de vueltas excesivamente elevado. Lo que hace que su sonoridad sea moderada o baja.

Si quitáis el ventilador de la parte superior del disipador AMD Wraith Spire, lo que veréis es la siguiente imagen.

Lo que veis en el centro del disipador es la susodicha cámara de vapor, que habéis podido ver seccionada en la anterior imagen.

Para que quede claro: los modelos de procesadores que usan este modelo de disipador son: AMD Ryzen 5 1500X, AMD Ryzen 5 1600, AMD Ryzen 7 1700, AMD Ryzen 5 2600X y AMD Ryzen 7 2700.

AMD ha simplificado el Wraith Spire para ahorrar costos

El hecho es que la cámara de vapor no solo requiere un especial mecanizado del bloque de aluminio. También es un instrumento que tiene un coste superior a la hora de fabricarlo e insertarlo en el centro del disipador. Y esto, como es lógico, encarece el precio final del disipador. Un coste que se come los beneficios de la compañía por cada procesador que vende. Aunque, también es cierto que, el precio al que esta compañía lo debe de comprar a Cooler Master (que es quien fabrica los disipadores de serie de AMD) no se debe de parecer, ni por asomo a lo que nos costaría a nosotros si lo compráramos suelto.

Así que, la gente de AMD ha decidido que, ahora que sus procesadores están bien asentados en el mercado, era el momento de eliminar estos antiguos modelos de disipadores Wraith Spire y sustituirlos por un nuevo modelo. Este nuevo modelo es, externamente, idéntico al modelo actual, con la diferencia que, en su parte central, no hay un sistema de cámara de vapor. Y, para controlar las temperaturas, ahora se emplea un ventilador que gira a bastantes más rpm. Y, por tanto, es bastante más sonoro.

¿Tendremos peores temperaturas de funcionamiento con el nuevo disipador AMD Wraith Spire?

Se ha realizado una prueba de temperaturas usando un procesador AMD Ryzen 5 3600X en configuración stock y otra con el Precision Boost Overdrive y el AutoOC activado. Éstos son los resultados obtenidos.

Como podemos ver, las temperaturas finales son prácticamente idénticas entre ambos disipadores. PERO (y este es un pero bastante importante) estas temperaturas se consiguen con un ventilador que gira 700 rpm más rápido. O lo que es lo mismo, dado que el nuevo disipador no es tan eficiente como el modelo antiguo, el ventilador ha de girar más rápido para poder evacuar el calor del disipador mejor.

Esto tiene una consecuencia negativa para el usuario: mientras que el model0 antiguo era prácticamente inaudible con la placa base dentro de una caja de ordenador, el nuevo modelo se puede escuchar claramente por encima de los ventiladores de la caja, cuando estamos efectuando operaciones que carguen mucho de trabajo el procesador.

Y, esto, se mire como se mire, es ir hacia atrás. Hemos pasado de tener unos disipadores bastante decentes, a que nos los cambien por otros que no lo son tanto.

En realidad, esto no es algo que nos sorprenda gran cosa. AMD ya hizo lo mismo cuando pasamos de los AMD Ryzen 1000 a los Ryzen 2000. En aquel entonces, algunos de los procesadores que, por modelo, estaban usando el AMD Wraith Spire, pasaron a usar el AMD Wraith Stealth.

Y, aunque no sentó demasiado bien en la comunidad, los usuarios tragaron, especialmente porque el Wraith Stealth es completamente inaudible en funcionamiento. Pero este cambio no va a ser tan fácil de digerir por parte de los usuarios.

Sí, es cierto que las temperaturas no se van a resentir en los procesadores que los utilicen. Los que se resentirán serán nuestros tímpanos, al escuchar el sonido de estos disipadores.