AMD Ryzen 5 3500: filtrado el primer procesador Zen 2 sin SMT

Que los Ryzen 3000 están arrasando en ventas no es un secreto. Muchos usuarios ya disfrutan (o padecen, según el caso y los problemas adyacentes) de su plataforma AM4, la cual está dando mucho de lo que hablar y está arrinconando a Intel poco a poco. Hoy se ha filtrado la CPU que competirá con la gama baja de los de Santa Clara: el Ryzen 5 3500.

AMD Ryzen 5 3500: el primer procesador Zen 2 sin SMT

AMD Ryzen 5

Estamos acostumbrados a que los procesadores de AMD siempre incluyan la tan buscada tecnología SMT o también conocido como subprocesamiento múltiple simultáneo.

Esta técnica -empleada hoy en día en todas las arquitecturas de procesadores independientemente de su marca- permite que las CPUs ejecuten varios subprocesos independientemente de los núcleos, donde normalmente doblan su número, y les proporcionan un mayor rendimiento con una mejor eficiencia.

Hasta ahora, todos los Ryzen 3000 han incluido esta técnica en sus especificaciones, logrando el doble de número de hilos que de núcleos, algo que llevamos viendo años desde la salida de Ryzen en sí misma e incluso antes con otras arquitecturas. Pero AMD va a dar un paso hacia atrás con su nuevo Ryzen 5 3500, ya que, según lo filtrado, tendrá una configuración de 6 núcleos y 6 hilos.

Hasta ahora solo eran rumores, pero la filtración no solamente deja ver esto -algo de lo que ya hablamos en su momento con este Ryzen 5 3500– si que revela las frecuencias finales que le acompañarán, lo cual y de manera indirecta hace que la especulación sobre su consumo (y de forma adyacente también su precio) se disparen.

En concreto, este AMD Ryzen 5 3600 con seis núcleos y sin SMT tendrá unas frecuencias bastante curiosas, ya que en base se establecerán a 3.600 MHz, mientras que en Boost la cifra se elevará hasta los 4.100 MHz. Al compartir -casi con total seguridad- matriz con el Ryzen 5 3600 y Ryzen 5 3600X, vemos que las frecuencias han dado varios pasos hacia atrás si lo comparamos con el segundo y un paso atrás con el primero.

Consumo contenido y un rendimiento bastante alto

Los datos filtrados nos dejan un escenario bastante optimista con esta CPU, ya que como sabemos, tanto AMD como Intel miden el TDP desde la frecuencia base, por lo que en este caso y si escogemos como datos comparativos los ofrecidos por el Ryzen 5 3600 -con el que comparte este parámetro- podríamos deducir que su consumo se mantendrá inalterado, es decir, en 65 vatios.

Aunque bien es cierto que la ausencia de SMT debería de restar algunos vatios en plena carga, haciéndolo más fresco si cabe.

En cuanto al rendimiento, se ha filtrado su rendimiento bajo una puntuación en Physics Score, para ser más concretos la puntuación ofrecida ha sido 12.8XX, lo que supone que el test a pasar ha sido 3DMark FireStrike.

Su rival directo en el mercado será el i5-9400F, el cual comparte número de núcleos y frecuencia en Boost, al mismo tiempo que consumo, por lo que la comparativa es muy interesante. El procesador de Intel logra de media una puntuación de 12.600 puntos, por lo que, de cumplirse lo filtrado, estaríamos ante otra bonita batalla para la gama baja como CPUs gaming de última generación.