AMD confirma que el overclock manual para los Ryzen 3000 será muy limitado

Zen 2 ya está aquí y ha mostrado su potencial frente a las alternativas de Intel, pero ha dejado muchas luces y algunas sombras. Comenzando por la inestabilidad de la plataforma o el soporte por parte de fabricantes y terminando por la capacidad de overclock lograda por sus CPUs. Hoy, AMD confirma que el overclock manual puede ser incluso menos efectivo que sus algoritmos en cuanto a escalada de frecuencia se refiere.

Zen 2 mejora más haciendo overclock a la memoria/Infinity Fabric

AMD-Ryzen-3000-Review-1

De nuevo a escena Robert Hallock, donde unas nuevas declaraciones dejan patente lo que muchos hemos visto en estos días: Zen 2 no va a ser una arquitectura para el overclocking dentro del rango de usuarios comunes. Quizás sea uno de sus puntos menos fuertes, pero la realidad es que esta tendencia ya venía provista desde los Ryzen 2000.

Ahora, Hallock afirma que el objetivo de la compañía siempre ha sido maximizar absolutamente el rendimiento de cada CPU de inmediato. Para ello AMD diseñó algoritmos que extraen el máximo rendimiento al silicio y de forma automática (PBO/PB2), sin pedirle nada al usuario en cuanto a modificación o pérdida de garantía.

Por ello, con los nuevos Ryzen 3000 no veremos mucho espacio para el overclock manual, ya que la intención de AMD siempre ha sido maximizar la frecuencia de serie, intentando no dejarse ni un solo MHz en casa. Tanto es así, que Hallock afirma que es más beneficioso habilitar Precision Boost Overdrive, overclockear Infinity Fabric junto con la memoria que buscar la frecuencia máxima de los núcleos.

Sus algoritmos, afirma, consiguen ofrecer prácticamente todo el rendimiento que cada CPU puede obtener, sobre todo con los procesadores de 105 vatios. En cambio, con las CPUs de 65 vatios es posible que sí queden algunos MHz que empujar por su mayor límite entre lo térmico y el consumo.

Poco rendimiento que ganar de forma manual

AMD-Ryzen

Aun así, el equipo de ingenieros de AMD se muestra inseguro con las capacidades de overclocking manual de sus procesadores, ya que según afirman, el Ryzen 7 3700X que tuvieron en los laboratorios representó un pequeño reto dentro del overclock que pretendían.

La investigación que hicieron por su cuenta puso de relieve lo que muchas reviews ya han mostrado: hay muy poco que ganar a través de un overclocking manual completo en cuanto a rendimiento en juegos y software en general. Como si fuese una batalla entre el hombre y el algoritmo, los ingenieros no lograron impulsar las frecuencias manualmente y sobrepasar con ello lo conseguido con Precision Boost Overdrive, es decir, el algoritmo batió al hombre, sobre todo en frecuencia a un solo hilo.

Esto tiene una cara y una cruz, donde la cara es la gran optimización que AMD ha logrado mediante PBO, donde el usuario no tiene que preocuparse del overclock manual, y donde la cruz representa el propio potencial de overclocking manual de la plataforma para el usuario medio.

Ya vimos hace algo más de una semana cuales son los parámetros por los que se rige PBO, lo que hace que una buena placa base y un buen sistema de refrigeración logren mejores resultados en cuanto a frecuencia por estar más lejos de las limitaciones del propio algoritmo. Ergo, ¿podríamos decir que el overclock manual común es historia en AMD?