AMD Ryzen 3000 y Radeon RX 5700 ya a la venta: los 7 nm llegan pisando fuerte con Navi y Zen 2

Por fin ha llegado el día (y la hora) que todos estábamos esperando. Se acaba de levantar el embargo para que aparezcan los primeros análisis de los nuevos procesadores AMD Ryzen 3000 y de las tarjetas gráficas AMD Radeon RX 5700. Durante los días previos de estas semanas nos hemos visto bombardeados con infinidad de filtraciones que atañen a estos nuevos componentes. Pero hoy vamos a poder comprobar cómo rinden en realidad en la vida real, no en solo algunos tests seleccionados por el fabricante. Y, por supuesto, podréis leer nuestro análisis de todos estos componentes.

AMD Radeon RX 5700 y 5700 XT: así quiere plantar cara AMD a las NVIDIA RTX SUPER

Las nuevas tarjetas gráficas AMD Radeon RX 5700 y RX 5700 XT están basadas en la nueva arquitectura RDNA (Radeon DNA). Esta nueva arquitectura interna lleva en desarrollo desde hace 8 años, y es la que acabará sustituyendo a la arquitectura GCN que llevan usando las tarjetas gráficas de este fabricante desde hace años. Ya hemos hablado mucho de esta nueva arquitectura gráfica en otros artículos que hemos escrito en esta web en el pasado.

Baste decir que todo el interior de los nuevos núcleos se ha rediseñado por completo, añadiendo nuevas unidades de cómputo, junto con una nueva caché de varios niveles. En conjunto se ha refinado mucho el motor gráfico para que sea capaz de alcanzar resoluciones 4K a una tasa de refresco de 240 Hz, u 8K a una tasa de refresco de 60 Hz. Y todo ello, empleando un cable HDMI 2.0 o un DisplayPort 1.4, con soporte para la tecnología HDR. Y todo ello, siendo un 50% más eficiente en el consumo de energía que la arquitectura GCN.

No es la primera tarjeta gráfica de AMD Radeon en la que se ha empleado el nodo de 7 nm de TSMC. Ese privilegio le corresponde a la AMD Radeon VII que la marca presentó el a comienzos de este año, el pasado mes de enero. Sin embargo, ambas tarjetas gráficas son modelos bastante diferentes, precisamente por el uso de la nueva arquitectura RDNA.

Donde también se diferencian las nuevas tarjetas gráficas es en el empleo, por primera vez para AMD, de la memoria para gráficos GDDR6. Este nuevo tipo de memoria ya comenzó a utilizarse el año pasado con las NVIDIA GeForce RTX 2000, siendo también adoptada por la gama alta de las NVIDIA GeForce GTX 1600. Como memoria, es capaz de proporcionar el doble del ancho de banda que la habitual memoria GDDR5 que la compañía lleva usando desde hace ya bastantes años.

Otro aspecto que incorporan estas nuevas gráficas es el empleo del nuevo bus de datos PCIe 4.0, que dobla el ancho de banda disponible frente al actual bus PCIe 3.0. Sin embargo, este nuevo bus de datos solo va a estar disponible para los usuarios que compren uno de los nuevos procesadores AMD Ryzen 3000, junto con una placa base con chipset AMD X570.

Dicho todo esto, os dejamos con nuestros análisis de las tarjetas gráficas AMD Radeon RX 5700 y Radeon RX 5700XT. Y recordad que lo que hoy se lanzan son los diseños de referencia de AMD Radeon. Para comenzar a ver los primeros diseños personalizados, todavía deberemos de esperar hasta el mes de agosto.

AMD Ryzen 3000: Zen 2 y los 7 nm han llegado para quedarse

Al igual que las tarjetas gráficas AMD Radeon RX 5700 han dejado atrás la antigua arquitectura GCN, los nuevos procesadores AMD Ryzen 3000 también han dejado atrás la estructura tradicional Zen que emplean estos procesadores desde su lanzamiento. A partir de ahora, los nuevos procesadores AMD Ryzen emplearán una arquitectura donde, por un lado, se situarán los chiplets con los núcleos y, por otro lado, se sitúa el hub I/O del procesador.

Si ya la arquitectura AMD Zen fue revolucionaria en su momento, la nueva arquitectura AMD Zen 2 es todavía más revolucionaria. Por principio, se ha incrementado bastante el IPC de estos procesadores, con la intención de cerrar la brecha que había hasta ahora en el rendimiento mono núcleo, donde generalmente solían salir perdiendo frente a los procesadores de Intel.

Pero no solo esto. También se ha incrementado considerablemente la compatibilidad con la memoria RAM, así como con el empleo de frecuencias mucho más elevadas en ésta. Así, por ejemplo, la frecuencia recomendad para los nuevos procesadores se incrementa hasta los 3.200 MHz. Pero estos nuevos modelos podrán usar RAM con frecuencias de hasta 5.000 MHz, algo que hasta ahora solo podían hacer los procesadores Intel de la serie Core. Esto se ha conseguido gracias al empleo de divisores en el bus de memoria. Según AMD, el punto dulce de estas nuevas configuraciones de memoria RAM está en hacer funcionar ésta a 3.770 MHz.

Donde AMD sí ha adelantado de manera definitiva a Intel es en el uso del nodo de fabricación de 7 nm. Es la primera vez que AMD se pone claramente por delante de Intel en el empleo de un nodo de fabricación más avanzado para producir sus procesadores de escritorio. Este salto, desde el actual nodo de 12 nm que AMD está empleando para fabricar los actuales procesadores Zen+ al nuevo nodo de 7 nm, ha propiciado que los nuevos modelos tengan unas frecuencias base y turbo todavía mejores que las de los modelos que sustituirán. Y, lo mejor de todo, es que lo van a continuar haciendo con un TDP similar al de los actuales procesadores.

Otra mejora, que se va a ver principalmente en los modelos de la gama alta (los nuevos AMD Ryzen 9), es el incremento en el número de núcleos por procesador. Así, los nuevos AMD Ryzen 3000 pasan de tener un máximo de 8 núcleos, a un máximo de 16 núcleos. Si bien esta mejora, a efectos de jugar con ellos no va a ser algo especialmente evidente, sí lo va a ser para los usuarios que busquen equipos para trabajar, a la vez que para jugar.

AMD Ryzen 3700X 3900X - Review 21

Hablamos, obviamente, del segmento Prosumer. Este tipo de usuario, hasta ahora solo podía optar por la plataforma HEDT de AMD o de Intel. Sin embargo, los componentes de esa plataforma son bastante caros. Sin embargo, las nuevas placas base con chipset X570 serán capaces de soportar los DIMM de RAM de doble capacidad, lo que eleva la cantidad de memoria RAM que se puede instalar en las placas base de esta plataforma hasta los 128 GB. Esto significa que muchos usuarios que querrían desarrollar su trabajo en el ordenador, ya no se verán restringidos a emplear la plataforma HEDT. No, podrán usar la plataforma de escritorio sin más problemas.

Así que, sin más preámbulos, os dejamos con nuestro análisis de los nuevos procesadores AMD Ryzen 3000.