AMD ya casi vende más procesadores que Intel en Europa

AMD ya casi vende más procesadores que Intel en Europa

Juan Diego de Usera

Según hemos podido conocer hoy por la web de Tweakers, en varios países de Europa, la búsqueda de los procesadores de AMD ha conseguido llegar casi a la paridad con la que se hace de los procesadores de Intel. Este dato es muy significativo, dado que demuestra que los usuarios de estos países (que no son precisamente de los más pobres de Europa), han conseguido darle la vuelta a la tortilla. Tendencia que se viene viendo desde que AMD presentó sus primeros procesadores con la arquitectura Zen, hace ya casi dos años.

Intel se acaba de encontrar un nuevo escollo en sus ventas de procesadores en el suelo europeo. Ya a finales del pasado 2018 hablábamos como una de las tiendas de hardware para ordenadores personales más importantes de Alemania (Mindfactory) ya estaba vendiendo más procesadores de AMD que de Intel, (por un margen bastante elevado). Ahora, un nuevo informe deja a las claras que esta tendencia no está solo focalizada en Alemania. También es algo que se da en los tres países que forman parte del Benelux (Bélgica, Holanda y Luxemburgo). Ni en este caso, ni en el caso de Alemania, estamos hablando de países precisamente pobres, en cuanto a renta per cápita.

La cuestión en esta situación es ¿a qué se debe este cambio en los hábitos de los usuarios de estos países? Por un lado, hay que tener en cuenta que la falta de disponibilidad de procesadores de Intel para poder comprarlos para los nuevos equipos, puede haber tirado hacia atrás a muchos usuarios. Aunque, más que la ausencia de existencias, lo que probablemente más habrá influido en este cambio de tendencia serán los precios astronómicos que llegaron a alcanzar todos los procesadores del gigante azul en el mercado.

Las recientes bajadas de precios de los procesadores de AMD podrían acabar de cerrar la brecha

Como podemos ver en el gráfico, con la llegada de los primeros procesadores AMD Ryzen de la serie 1000, el interés que había en ese mercado por los nuevos modelos, subió de la noche a la mañana un 250%. Cierto es que, previamente, la compañía verde no es que despertara demasiado interés, las cosas como son. Sin embargo, esto inauguró una tendencia que se ha ido manteniendo en el tiempo, desde el primer cuarto del año 2017 hasta la fecha. En este tiempo, el interés de los usuarios por AMD se ha cuadruplicado, mientras que el interés de los usuarios por Intel se ha reducido a casi el 40%.

Esta tendencia se espera que se mantenga en el futuro, a medida que nos vamos aproximando a la aparición de los nuevos procesadores de AMD con el renovado núcleo AMD Zen 2, fabricados en el nuevo nodo de 7 nm. Y, dada la proximidad de este hecho, ya hemos visto como algunas tiendas online están comenzando a bajar el precio de los procesadores AMD que tienen en inventario, con el objetivo de dejar hueco para los nuevos modelos que se presentarían en tan solo unos meses. En este punto, AMD le podría volver a hacer bastante daño a Intel, jugando la carta que siempre ha sabido jugar mejor: la carta de la relación precio/rendimiento.