Intel Core i7-920 vs Core i7-9700K: ¿cuánto ha mejorado el rendimiento en juegos en estos 9 años de diferencia?

El procesador Intel Core i7-920 fue el primer procesador del gigante azul que inauguró la gama de procesadores de Intel HEDT. En su momento, fue un éxito de ventas entre los usuarios que realmente querían tener un ordenador para gaming. De hecho, su supremacía solo se vio discutida con la llegada de los procesadores Intel Core de 2ª Generación. Así que, 10 años después de su llegada al mercado, es el momento de ver cómo ha envejecido el rendimiento de este modelo de procesador, frente a otro procesador como el Intel Core i7-9700K que también tiene 8 hilos, como el i7-920.

El caso de los Intel Core i7-920 es uno bastante curioso. Presentados en el año 2009, estos procesadores fueron los primeros que emplearon la remozada arquitectura Core de Intel, que solo tenía pequeños puntos en común con la arquitectura Core que Intel había estado empleando en los años anteriores con sus modelos Core2 Duo y Core 2 Quad. Por principio, fueron los primeros modelos de procesadores que emplearon cuatro núcleos con HyperThreading, lo cual les daba un total de 8 hilos paralelos de computación. Pero no solo fue esto lo que le granjeó una gran popularidad entre los usuarios: también lo fue el hecho que estos procesadores pudieran llegar con facilidad hasta los 4 GHz con un poco de overclock.

Por otro lado, hoy en día también tenemos el recientemente lanzado Intel Core i7-9700K, que también tiene 8 hilos. Pero en este caso, los 8 hilos corresponden a los 8 núcleos físicos que tiene el propio procesador.

Especificaciones técnicas de los dos sistemas

Los dos equipos que se han empleado para hacer esta comparativa son:

Equipo 1

  • CPU: Intel Core i7-920 a 4 GHz
  • Placa: ASUS P6T
  • RAM: 16 GB DDR3 1866 MHz

Equipo 2

  • CPU: Intel Core i7-9700K
  • Placa: ASUS ROG Strix Z390-F Gaming
  • RAM: 16 GB DDR4 3200 MHz

Ambos equipos tenían Windows 10 x64 como sistema operativo, y en ambos equipos se empleó una tarjeta gráfica NVIDIA GeForce RTX 2080. En ambos equipos también se ha mantenido la resolución de 1920 x 1080 píxeles. Y los juegos se han mantenido todos con el nivel de detalle alto o muy alto en todos los casos.

En cuanto a la pregunta de por qué se le ha hecho overclock al procesador, la respuesta es que entre las frecuencias de stock de ambos procesadores hay una diferencia de casi 1 GHz. Esto sin tener en cuenta que el Turbo Boost del Intel Core i7-9700K es de 4,6 GHz, Así que, si queremos que sea una comparativa más o menos justa, lo suyo es subir el Core i7-920 hasta 4 GHz, desde los 2,66 GHz que tiene de frecuencia base.

Resultados en juegos

Estos son los resultados que se han obtenido en los juegos Battlefield V, Assassin’s Creed Odyssey, Arma III, GTA V, Hitman 2, The Whitcher 3 y Watch Dogs 2.

Como podemos ver, en casi todos ellos se pueden conseguir unos FPS bastante aceptables cuando empleamos el Core i7-920. Esto es hasta que nos ponemos a mirar los FPS mínimos de cada juego. Solo en dos de estos juegos hay una caída de FPS por debajo de los 40 FPS. En la mayoría del resto, estos FPS se mantienen entre los 40 y los 60 FPS.

Sin embargo, cuando miramos la tasa de rendimiento que nos proporciona el Core i7-9700K, esta tasa de FPS es de casi el doble. Y esta diferencia se debe al enorme cuello de botella que hay entre el procesador y la tarjeta gráfica. Si os fijáis en las capturas de pantalla, mientras que la GeForce RTX 2080 permanece generalmente al 50-60% de uso cuando se usa en el primer equipo, en el segundo equipo su utilización sube hasta el 80-90%. Es por esto que es muy importante utilizar una correcta configuración entre tarjeta gráfica y procesador, que se complementen entre sí.