Thermalright Silver Wind T6 y T8: nuevos disipadores de alto rendimiento para overclocking

Escrito por Javier Lopez

Thermalright es una de esas marcas top que entre modelo y modelo necesitan un amplio tiempo para el I+D. Pero al igual que en el caso de Noctua, cuando salen a la palestra dominan el mercado. Hemos visto disputas entre por ejemplo el NH-D15 y el Le Grand Macho y ahora parece que volveremos a ver un nuevo asalto gracias a los disipadores Silver Wind T6 y Silver Wind T8.

Thermalright Silver Wind

Estas dos nuevas versiones tienen como concepto base el más que famoso Silver Arrow que tantas ventas dio a Thermalright. En este caso el diseño se ha pulido aun más y se han agregado nuevas características para ambos modelos que merece la pena mencionar.

Silver Wind T6

Thermalright Silver Wind T6

Con unas prestaciones menores tenemos al Silver Wind T6. Un disipador que tendrá una altura de 158 mm y que por lo tanto entrará en prácticamente todos los chasis del mercado.

Con un sistema de doble torre encontraremos a sendos heatpipes (6 en total) de un grosor de 6 mm y que recorren tanto el coolplate como los cuerpos de ambos disipadores. Al igual que su hermano mayor, comparte una base excéntrica que le permite no bloquear la primera ranura PCI-e y gracias a la elevada altura desde la base parece que no tendremos problemas en cuanto a instalación de módulos de RAM de gran altura.

Su base de cobre mejorada transfiere el calor a los heatpipes, mejorando en ello dos cosas: un área de contacto de mayor tamaño y una mejor conductividad térmica al usar cobre puro C1100.

Thermalright Silver Wind T6 2

Para maximizar el rendimiento incorpora un ventilador TY-140 Plus, el cual podrá girar a 1500 RPM aportando una sonoridad de 23 dBA y obteniendo una presión estática de 2.08 mmH2O gracias a sus grandes medidas (152 x 140 x 26.5 mm) y su rodamiento bearing.

Silver Wind T8

Thermalright Silver Wind T8

El mayor de la familia comparte algunas de las características de su hermano menor como la base de cobre puro C1100, la amplia altura para poder instalar RAMs sin complicaciones o su sistema de dos torres verticales.

La principal diferencia es su peso, pero no podemos obviar sus heatpipes. El T6 consigue un peso de solo 710 gramos mientras que el T8 logra 770 gramos. Parte de este aumento de peso viene debido a los dos heatpipes de más incluidos y que le aportan un mayor rendimiento (240 vatios frente a 320 vatios).

El grueso de estos heatpipes sigue siendo de 6 mm y las dimensiones totales son idénticas, lo que quiere decir que cada heatpipe es capaz de disipar 40 vatios en el cuerpo del disipador, siendo 20 vatios por torre.

Thermalright Silver Wind T8 2

Además, este Silver Wind T8 incorpora un mejor ventilador, ya que la marca ha incluido el TY-143B con un tamaño igual al TY-140 PLus pero que es capaz de girar a 1800 RPM ofreciendo 25 dBA y con 3 mmH2O, lo que supone una importante mejora.

El T6 tendrá 2 versiones y el T8 tres

thermalright-silverarrowt6-1

Thermalright quiere asestar un golpe a sus rivales ofreciendo estos dos disipadores con hasta 5 versiones distintas en cuanto a detalles y precio se refiere. Así, podremos encontrar la versión clásica del T6 a 55 euros mientras que la versión pintada con grafeno se elevará hasta los 66.91 euros.

Mientras que el T8 y sus tres versiones partirán desde los 64 euros para su versión clásica, pasando por los 75.76 euros del modelo con pintura de grafeno negro y volviendo a un modelo que no ha sido descrito pero que costará 66.91 euros.

Sobre la disponibilidad la marca no ha hecho declaraciones, pero su venta se producirá primero en el mercado chino para después venderlo en el resto del mundo.

Continúa leyendo