Filtrados los primeros benchmark de procesadores Intel Ice Lake de 10 nm

Los primeros resultados obtenidos por un supuesto procesador Intel Ice Lake se han filtrado en el benchmark Geekbench. Este procesador sería uno de los primeros que estaría fabricado con el nodo de 10 nm+ de Intel, que tanto aparenta estar resistiéndose a la empresa, y del que se ha hablado ya mucho hace poco, con supuestas alegaciones (luego desmentidas) que Intel había dejado estar ese nuevo nodo de fabricación.

Todavía quedaría bastante tiempo (hasta mediados del próximo año 2019, según los últimos comentarios de Intel) para la llegada al mercado de los primeros procesadores fabricados en el nuevo nodo de 10 nm de este fabricante. Intel se ha visto a comenzar a pisar en serio el acelerador, toda vez que los elevados precios de los actuales procesadores Intel Coffee Lake-S y Coffee Lake-R, derivados de los problemas de capacidad de producción del actual nodo de 14 nm++ que emplean sus procesadores, le están haciendo un flaco favor a la compañía, a la vez que están beneficiando las ventas de su gran rival AMD, que sigue subiendo en cuota de mercado.

Los resultados de este supuesto procesador Intel Ice Lake vienen, confirmados, en teoría, por el propio benchmark, de que se trata de un procesador de la gama Ice Lake (Intel Corporation Ice Lake Client Platform), pero dejan a la vista ciertas dudas al respecto de su veracidad.

Los supuestos nuevos Intel Ice Lake no serían más potentes que los actuales Coffee Lake-S para portátiles

Viendo estos resultados, lo primero que nos paramos a reflexionar es a qué gama pertenece este supuesto procesador Intel Ice Lake. Con una configuración de 2 núcleos con Hyper Threading, el procesador no parece pertenecer a la gama de escritorio, sino que parece ser de la gama de procesadores para portátiles, que es donde más se pueden ver este tipo de configuraciones de núcleos e hilos. Con más motivo, si tenemos en cuenta que los actuales procesadores Intel Core i3 de núcleo Coffee Lake-S emplean como mínimo 4 núcleos. También sería chocante que la caché L3 hubiera bajado de 9 MB a 4 MB. Todos estos datos son similares a los que emplean los procesadores de la gama de portátiles de Coffee Lake y Whiskey Lake. Pero, por otras parte, las cachés L1 y L2 han incrementado considerablemente su tamaño, pasando de 32 KB a 48 KB, y de 256 KB a 512 KB.

Por otro lado, el resultado del benchmark de Geekbench, en comparación con los actuales Coffee Lake-S quedarían bastante lejos de los que obtienen los actuales procesadores Intel Core i3 de escritorio, no así de los modelos para portátiles.

También habría que considerar que es muy complicado de creer que, sin haber terminado el diseño del nodo de 10 nm, Intel ya tuviera entre sus manos los primeros procesadores fabricados en un nodo que sería superior al de 10 nm, el 10 nm+, dado que se trataría de un proceso refinado del problemático de 10 nm.

Intel ya está fabricando procesadores de 10 nm, solo que en bajas cantidades, y solamente destinados al mercado de ordenadores portátiles, dada la baja productividad de su nodo de 10 nm, que no le habilita para producir estos procesadores en grandes cantidades.