Por qué no debes dejar el PC encendido por las noches si no lo vas a utilizar

Escrito por Juan Diego de Usera

Es una costumbre de muchos usuarios el dejar el PC encendido por las noches, por el motivo que sea. Sin embargo, esta no es una sana costumbre para los componentes internos del ordenador. De hecho, dejar el PC encendido puede acabar trayéndonos más problemas que si lo apagamos cada día cuando terminemos de trabajar con él. En este tutorial, vamos a ver el porqué de lo que comentamos y por qué no debiéramos hacerlo.

Todos hemos dejado alguna vez el ordenador alguna noche encendido. Porque queríamos tener un archivo que pesaba mucho y nuestra conexión a Internet no es la mejor. O bien, porque queríamos renderizar una escena que nos corría prisa. O por mil motivos diferentes. Y, en realidad, que hagamos esto de vez en cuando no es algo perjudicial para nuestro ordenador. Sin embargo, algo muy diferente es lo que hacen algunos usuarios por costumbre, que es dejar el PC encendido de manera permanente.

Si nuestro ordenador hiciera las funciones de servidor de nuestra casa, y sus archivos debieran de estar permanentemente accesibles por todos los usuarios, tendría sentido que el PC se dejara así. Pero si no es el caso, como sucede en el 95% de las ocasiones, es una mala práctica por parte de los usuarios.

Dejar el PC encendido por la noche, entraña riesgos contra los que no podremos hacer nada

Vamos a ver los motivos por los que no debéis de dejar el PC encendido a todas horas:

  • Gasto eléctrico: independientemente que tengáis una tarifa eléctrica con discriminación horaria, mientras el ordenador está encendido por la noche, a no ser que trabajéis con él en ese momento, estáis gastando corriente eléctrica sin motivo alguno. Si bien es cierto que los ordenadores modernos, en el escritorio, no consumen gran cosa, eso no quita que el sistema esté desperdiciando energía tontamente.
  • Vida útil de los componentes: todos los componentes del ordenador, desde el procesador a los ventiladores, tienen una vida útil determinada. Unos la tienen más larga, como los procesadores, otros la tienen más corta, como los ventiladores, por poner un ejemplo. Si dejamos el ordenador encendido por las noches, estaremos acortando absurdamente la vida útil de nuestros componentes, sin  obtener nada a cambio de estar durante muchas horas sin hacer nada.
  • Protección contra las subidas de tensión o los apagones: toda red eléctrica es proclive a padecer subidas de tensión en la línea. Si nuestro ordenador está encendido por las noches, y carecemos de un SAI o una regleta con protección contra sobretensiones, en caso de producirse una subida de la tensión, nuestro ordenador padecerá las consecuencias del mismo. Y recordad que siempre, tras un apagón, cuando vuelve la luz lo suele hacer con un pico considerable de tensión. No sería el primer ordenador que sale ardiendo por esto.
  • Reiniciar el ordenador permite ganar rendimiento: cuando dejamos el ordenador durante muchas horas encendido pero sin hacer nada, al volver a manejarlo, el equipo no suele ir muy fino, dado que los modos de ahorro de energía suelen ir parando procesos que no se necesitan poco a poco. Sin embargo, al volver a intentar utilizarlo, todos los procesos se han de volver a iniciar y cargar en la RAM. Por ello, el ordenador se suele mostrar lento al principio.
Continúa leyendo