BIOSTAR M500: nuevo SSD M.2 NVMe con hasta 1 TB y sensor de temperatura

Escrito por Juan Diego de Usera

El fabricante de dispositivos de almacenamiento sólido, BIOSTAR, ha presentado su nuevo SSD M.2, el M500. Este nuevo dispositivo se caracterizará por tener un sensor de temperatura instalado en su disipador integrado, para monitorizar las temperaturas de funcionamiento y detectar cuando estas están demasiado altas. El nuevo M500 también hará uso del bus PCIe de la placa base.

Ya hemos comentado en anteriores artículos, que uno de los principales problemas de las unidades SSD M.2, especialmente de las que emplean el protocolo NVMe, son las altas temperaturas de funcionamiento que pueden llegar a alcanzar cuando se está exigiendo bastante de ellas. Es por este motivo, que se empezaron a desarrollar los escudos térmicos para estos dispositivos. Tanto los que se venden de manera individual, como los que se integran o se venden junto con los accesorios de la propia placa base.

El problema con las altas temperaturas en este tipo de unidades es que puede acabar derivando en que la unidad haga thermal throttling, bajando de manera considerable su rendimiento para intentar proteger el hardware que la compone de un posible fallo catastrófico que inutilice la unidad por completo. La idea de incluir un sensor de temperatura en el escudo térmico nos parece una fantástica idea, para que el usuario sepa, con un simple vistazo, cuales son las temperaturas a las que está funcionando la unidad en su equipo.

El SSD M.2 de BIOSTAR tendrá altas velocidades de lectura y escritura

El nuevo BIOSTAR M500 está fabricado usando memoria NAND Flash de tipo 3D TLC y emplea el protocolo NVMe. Se conecta al bus PCIe de la placa base usando dos vías de datos, lo que le da una velocidad máxima de lectura de 1700 MB/s y de 1100 MB/s cuando se trata de la escritura, al menos para el modelo de mayor capacidad, que es el de 1 TB. Como caché interna, estas nuevas unidades de almacenamiento emplean memoria RAM DDR3 o DDR3L, aunque el fabricante no ha precisado la cantidad empleada.

Los nuevos SSD M.2 NVMe de BIOSTAR tendrán cuatro versiones con diferentes capacidades de almacenamiento y precios cada una:

  • BIOSTAR M500-128GB M.2 PCIe NVMe SSD: 59 dólares
  • BIOSTAR M500-256GB M.2 PCIe NVMe SSD: 99 dólares
  • BIOSTAR M500-512GB M.2 PCIe NVMe SSD: 149 dólares
  • BIOSTAR M500-1TB M.2 PCIe NVMe SSD: 269 dólares

Estos precios están muy en la línea descendente que estamos viendo últimamente para las unidades de almacenamiento sólido, y seguramente muchos usuarios se planteen la adquisición de uno de estos modelos. Solo hace falta que los precios de las unidades de 1 TB disminuyan bastante como para que se empiecen a implantar como la norma.

Fuente > Guru3D

Continúa leyendo