Llega el estándar HDR10+, la alternativa gratuita que mejora la calidad de las pantallas 4K

Escrito por Juan Diego de Usera

La asociación HDR10+ Technologies, ha anunciado que ya está disponible el logo y abierto el plazo de certificación para los fabricantes que quieran certificar sus monitores como compatibles con este estándar que se presentó en el me de abril de 2017. Este estándar, a diferencia de Dolby Vision, no tendrá ningún coste por unidad producida para los fabricantes.

Está claro que el estándar HDR de calidad de imagen está muy en boga, tanto entre los usuarios como entre los fabricantes de paneles. Incluso entre los fabricantes de tarjetas gráficas, teniendo NVIDIA su G-Sync HDR y AMD su FreeSync 2 HDR, que debería de presentarse muy pronto de manera oficial. De hecho, una gran parte de los monitores gaming que están saliendo últimamente al mercado, suelen tener compatibilidad con alguno de los estándares HDR, ya sean estos el HDR400 o el HDR600.

A diferencia de los estándares HDR400 y HDR600, donde el número al final indica el brillo que han de ser capaces de alcanzar los paneles que soportan estos estándares, en el estándar HDR10 y HDR10+ el número al final hace referencia al número de bits de color que ha de ser capaz de soportar los paneles que posean esta certificación. Esto, por tanto, significa que un panel con tecnología HDR10 ha de ser capaz de soportar, como mínimo, una profundidad de color de 10 bits para que pase la certificación.

El HDR10+ llega para competir directamente con el estándar Dolby Vision

La tecnología HDR10+ optimiza la calidad de imagen para las pantallas 4K Ultra HD usando un mapeado del tono de color dinámico, para reflejar las variaciones de saturación de color, brillo y contraste entre diferentes frames o escenas representadas en estas pantallas. Dado que el empleo del logo de HDR10+ será gratuito (no así el proceso de certificación, obviamente), deberían de llegar próximamente nuevos modelos más baratos al mercado, con una calidad de imagen netamente superior a los modelos que existen ahora mismo.

El principal competidor que tiene el estándar HDR10+ en el mercado viene de la mano de Dolby Laboratories con su Dolby Vision. La principal diferencia entre ambos estándares, es que el Dolby Vision emplea metadata dinámico y permite que los paneles tengan una profundidad de color de 12 bits. Aparte que, este formato es propietario y los fabricantes han de pagar unos royalties de algo menos de 3 dólares por cada unidad que venden que equipe su tecnología, lo cual hace que los paneles que la emplean, sean más caros que los que emplean HDR10+.

Fuente > TechPowerUp

Continúa leyendo
  • FaniosGnosis

    Por un momento pensaba que era un royalty caro. Pero vamos, 3 euros en 1500 para arriba es despreciable. Lo bueno es que habrá competencia y esos 3€ no serán 15 dentro de dos años.