El Intel Pentium Silver J5005, de 10 W, ya rinde igual que el primer procesador de 4 núcleos

Escrito por Juan Diego de Usera

Como muestra de cómo avanza la tecnología, ha llegado el momento en que el procesador Intel Pentium Silver J5005 ha igualado el rendimiento de uno de los mayores éxitos en ventas de Intel: el procesador Intel Core 2 Quad Q6600. Y lo ha hecho consumiendo tan solo 10 W frente a los 105 W que consumía el antiguo modelo de Intel.

Los procesadores actuales han ido reduciendo su consumo, a la par que incrementaba su rendimiento. Pero a veces, nos puede resultar complejo el poner en perspectiva todos estos incrementos de rendimiento y bajadas en el consumo de ellos. Es por ello que, para hacer esto, ciertos programas como PassMark mantienen una base de datos donde se puede consultar el rendimiento de los procesadores, y compararlo con modelos antiguos y modernos.

Y es en esta base de datos donde hemos podido comprobar que el procesador Intel Core2 Quad Q6600 ya ha sido superado en rendimiento por uno de los modernos procesadores de bajo consumo de este fabricante: el Intel Pentium Silver J5005 con la arquitectura Gemini Lake. Este procesador se lanzó al mercado a finales del pasado 2017 y, aparte de contar con cuatro núcleos (sin Hyper Threading activado), tiene un consumo de tan solo 10 W. Esto significa que, para refrigerarlo, solo es necesario un simple disipador de aluminio.

Los procesadores Pentium Silver solo se venden soldados a las placas base

El Intel Core2 Quad Q6600 fue el primer procesador de cuatro núcleos que se pudieron montar los usuarios en sus equipos a unos precios bastante decentes. Cierto es que, antes que este modelo, había salido el procesador Intel Core2 Quad QX6700, pero con un precio que rondaba los 1000 dólares y un consumo de 130 W, no fueron unos procesadores que se prodigaran demasiado en los equipos de los usuarios.

Sin embargo, el Intel Core2 Quad Q6600 tenía un precio y un consumo mucho más contenido, Esto significó que, rápidamente, se comenzaron a popularizar entre los usuarios que querían un procesador de cuatro núcleos. Aunque, en realidad, fuera más bien dos procesadores de doble núcleo “atornillados” bajo el mismo IHS, que necesitaban comunicarse entre sí mediante el puente norte de la placa base. No había interconexión directa entre todos los núcleos del procesador (para ver esa característica, habría que esperar a que AMD sacara sus procesadores de cuatro núcleos).

En cualquier caso, no deja de ser notorio como, en 11 años desde su lanzamiento, un procesador Pentium Silver, que está considerado un procesador de bajo rendimiento, es ahora tan potente como el famoso Q6600.

Fuente > TechPowerUp

Continúa leyendo