Monitores curvos: Ventajas e inconvenientes de este tipo de pantalla

Escrito por Juan Diego de Usera

De un tiempo a esta parte, se han comenzado a poner de moda entre los fabricantes, los monitores curvos. Este tipo de monitores prometen una experiencia de juego más inmersiva para el usuario, mucho más que los tradicionales monitores de pantalla plana. Pero ¿qué tipo de ventajas y qué inconvenientes presenta este tipo de tecnología?

Los monitores de pantalla plana con tecnología Thin Film Transistor (TFT) llevan con nosotros desde el año 1986. Esta tecnología se empezó a emplear con los ordenadores portátiles del momento, aunque todavía tardó varios años en saltar a los monitores de los ordenadores. En realidad, los primeros paneles que llegaron al público, fueron los que se empleaban en los televisores a finales de los años 90 del pasado siglo. Sin embargo, para el principio del nuevo milenio, este tipo de monitores comenzaron a extenderse mucho entre los usuarios, especialmente por el poco espacio que requerían para su uso, frente a los tradicionales monitores de pantalla de rayos catódicos, que era el formato tradicional de monitor hasta entonces.

Tras la introducción de este formato de monitor, pasaron muchos años donde el único movimiento que se veía en este campo era la mejora de las matrices que se empleaban en los paneles, y el ocasional incremento del tamaño y la resolución de pantalla. En este espacio de tiempo, hubo los ocasionales experimentos con la implementación de la tecnología OLED (que no llegaron a ninguna parte, al final) pero, en general, durante aquellos años no hubo grandes cambios en el sector.

Los monitores curvos podrían ser el futuro del gaming

Sin embargo, con el paso del tiempo se han desarrollado tecnologías que han permitido crear lo que hasta hace poco se pensaba que era imposible: hacer que un panel LCD se pueda fabricar en formato curvo, en lugar de plano como hasta ahora. Este tipo de tecnología comenzó a hacer su aparición de una manera bastante reciente (es el año 2012 cuando comienzan a verse los primeros televisiores curvos en el mercado), pero es en el año 2014 cuando comienzan a aparecer estos monitores en el mercado de ordenadores personales.

¿Y qué ventajas aportan estos monitores curvos frente a los habituales de pantalla plana? Bueno, por principio el radio de curvatura que emplean es similar al radio de curvatura de nuestros ojos. Eso significa que las imágenes que en ellos se representan son más naturales de ver para los usuarios, y se produce un menor cansancio ocular cuando se pasan muchas horas delante del monitor. Este aspecto es bastante importante para aquellos usuarios, como nosotros, que nos pasamos largas horas delante del monitor.

Sin embargo, el punto que más interesa a muchos usuarios es que los monitores curvos proporcionan una experiencia de juego mucho más inmersiva que los de pantalla plana tradicional. Al estar curvada la pantalla, la imagen representada parece ser mucho más real que cuando se ve en una pantalla plana. Algo que se acentúa, todavía más cuando combinamos esta característica con el empleo de una pantalla que tiene un formato de imagen 21:9.

Precisamente este último punto, nos lleva a la desventaja que sufren ciertos usuarios con este tipo de tecnología. Y es que, si a todo lo anterior se le suma el incremento de tamaño de los monitores que estamos viendo, hay usuarios que pueden experimentar mareos cuando los usan y pierden de vista los bordes de la pantalla, que les marcan la referencia con el plano horizontal.

Continúa leyendo
  • Daniel

    Tenía entendido que los monitores curvos no muestran las imágenes realmente como son sino que las distorsionan un poco por su curvatura.