¿Tienes la vista cansada? Sigue estos consejos para reducir la fatiga ocular

La vista cansada es un problema muy común entre los usuarios de PC que pasan muchas horas frente a la pantalla. Aunque tengas un monitor con tecnologías como Flicker Free o Low Blue Light que ayudan a preservar la salud ocular, vamos a darte una serie de consejos para reducir la fatiga ocular y así evitar tener la vista cansada.

Utiliza una iluminación adecuada

En muchos casos, la fatiga ocular es causada por un exceso de luz brillante en el entorno donde utilizamos el PC, o por el contrario, porque estamos en penumbra y la luz del monitor nos deslumbra. Por este motivo es indispensable tener una iluminación adecuada en el entorno, ni muy luminosa ni muy apagada (preferiblemente lo primero en realidad), y debemos evitar tener ventanas o lámparas tras el monitor, ya que aunque no las miremos directamente porque estarán en segundo plano para la vista, indirectamente sí que nos estará dando su luz a los ojos. Las ventanas, mejor en los laterales.

Evita los reflejos

Este consejo es casi una continuación del anterior: debemos evitar los reflejos en la pantalla, porque éstos también provocarán daños en los ojos. Para ello, es mejor tener un monitor mate que uno glossy, y por supuesto debemos evitar las fuentes de luz en la parte de detrás.

Ajusta correctamente la configuración del monitor

Tener un monitor demasiado brillante o demasiado apagado también puede producir vista cansada. Por ello, y especialmente si pasamos muchas horas frente a la pantalla, deberíamos ajustar la configuración del monitor para evitar daños en la vista:

  • Brillo: lo ideal es que el brillo de la pantalla sea aproximadamente el mismo que la iluminación de nuestro entorno. A modo de prueba, pon un fondo blanco en la pantalla (por ejemplo abriendo una hoja de Word) y mírala fíjatemente. Si la ves como si fuera una fuente de luz y no puedes aguantar ni 5 segundos es que tienes el brillo demasiado alto. Si por el contrario la ves opaca y gris, tienes el brillo demasiado bajo.
  • Contraste y tamaño del texto: el tamaño del texto deberíamos ajustarlo según nuestra conveniencia, para que no tengamos que forzar la vista al leer. En cuanto al contraste, ajústalo de manera que mirar un fondo blanco no te resulte molesto.
  • Temperatura de color: este es un término técnico utilizado para describir el espectro de luz visible emitida por el monitor. Reducir la temperatura de color del monitor reducirá la cantidad de luz emitida, y puede ayudar a reducir la fatiga ocular.

Compra un monitor con tecnologías de protección para la vista

Los monitores modernos incorporan diversas tecnologías para preservar nuestra vista, tales como Flicker Free (tecnología anti parpadeo) o Low Blue Light (que reduce la luz azul, la más dañina para la vista). Cuando pasas muchas, muchas horas frente al monitor, es una inversión que deberías considerar en pos de tu salud.

 

Parpadea con frecuencia

Parpadear es muy importante cuando trabajamos frente a una pantalla durante muchas horas, ya que se humedecen los ojos para evitar la sequedad e irritación. Las lágrimas que recubren el ojo son un elemento natural de protección de nuestro organismo, pero cuando estamos mucho tiempo sin parpadear, se evaporan más rápidamente, lo que puede ocasionar el síndrome del ojo seco.

Estudios han comprobado que cuando trabajamos frente a un monitor parpadeamos hasta un tercio menos, y muchos de los parpadeos son parciales (no llegamos a cerrar completamente los ojos). Por este motivo, es recomendable obligarnos a parpadear de manera constante. Un ejercicio que ayuda a humedecer los ojos es, cada 20 minutos, parpadear muy lentamente 10 veces cerrando los ojos como si fueras a dormir.

Ejercicios para descansar la vista

A continuación vamos a daros algunos consejos que ayudan a descansar la vista y evitar la vista cansada y la fatiga ocular:

  • Cada 15 minutos, desvia la mirada del monitor hacia otro punto lejano durante unos segundos (de 5 a 10 segundos es suficiente).
  • Mira un punto muy cercano (por ejemplo, intenta ver la punta de tu propia nariz) durante 5 segundos.
  • Para tonificar la musculatura de los ojos, puedes realizar círculos, lo más redondo posible, durante 10-15 segundos.
  • Cierra los ojos y cúbrelos con las manos durante unos segundos para que descansen con oscuridad total.
  • Toma descansos frecuentes: Los oftalmólogos recomiendan a todas las personas que pasan muchas horas delante de un monitor tomar descansos frecuentes: 5 minutos cada hora y media o 15 minutos cada tres horas, como poco (si es con mayor frecuencia y descansos más prolongados, mejor).

Por supuesto, si notas que tienes vista cansada, se te resecan los ojos y en definitiva tienes algún problema con la vista, lo primero que deberías hacer es ir a un oftalmólogo para revisarla antes de nada.